Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Raúl González Zorrilla. Director de La Tribuna del País Vasco
Sábado, 29 de noviembre de 2014 | Leída 7553 veces
El autor de “Con la piel de cordero” también asegura que el dirigente del PCE estuvo implicado en la condena a muerte de Primo de Rivera

Josele Sánchez: “Santiago Carrillo asesinó a su primera mujer y la enterró en la vivienda que Dolores Ibárruri (“La Pasionaria”) tenía en París”

Noticia clasificada en: Transición

[Img #5302]Estas Navidades, editada por Círculo Rojo, llegará a las librerías españolas “Con la piel de cordero”, la primera novela que se escribe sobre la vida personal y política de Santiago Carrillo. Se trata de un trabajo literario de Josele Sánchez que deja al descubierto un Santiago Carrillo completamente alejado de la imagen de político sensato y conciliador con un papel decisivo en la Transición democrática española. De hecho, el relato describe verdaderas atrocidades llevadas a cabo, según el autor, por Santiago Carrillo e incluso ofrece un listado, con nombres, apellidos y lugares de ejecución, de militantes comunistas presuntamente asesinados por órdenes suyas.

 

Josele Sánchez (Buñol-Valencia, 1964) es un escritor contundente, polémico y sobrado de oficio. Columnista de prensa, analista político y periodista nómada en el territorio siempre movedizo de lo "políticamente incorrecto", Sánchez es licenciado en Periodismo y en Ciencias Empresariales y Máster en Dirección de Empresas y Dirección de Marketing por EADA Business School. Actualmente, el autor de “Con la piel de cordero” desarrolla una intensa labor docente en universidades y escuelas de negocio españolas e hispanoamericanas y posee una vasta producción literaria que abarca desde la poesía hasta el ensayo, pasando por el cuento infantil y, por supuesto, la novela.

 

“Con la piel de cordero” es una de esas obras que desde un primer momento parecen predestinadas a levantar ampollas y a crear polémica. De hecho, un grupo de estudiantes madrileños ya ha contactado con el escritor solicitándole que presente la novela en la Universidad Complutense de Madrid, de la que es rector José Carrillo, hijo del líder comunista. La respuesta de Josele Sánchez no se ha hecho esperar: “Estaría encantando de acudir con la novela a la Complutense, pero dudo mucho que el rector esté dispuesto a aceptarlo”. Y ha mandado un mensaje tan claro como categórico al director universitario: “Debe ser muy difícil vivir sabiendo que eres el hijo de un asesino”.

 

“La novela es una deuda que tenía pendiente con mi padre, que murió hace algunos años”, explica Josele Sánchez en conversación telefónica con “La Tribuna del País Vasco”. “Ahora, simplemente, he cumplido con mi promesa. Cuando murió Santiago Carrillo, me dio mucho coraje observar todo el montaje social que se desplegaba en su honor. La Monarquía, el mundo político y los medios de comunicación trataron el hecho como si esta persona hubiera sido alguien loable, dejando oculta la auténtica realidad de su trayectoria vital”.

 

[Img #5303]“Yo no soy historiador, soy escritor y, por ello, intenté construir una novela encabezada por un personaje que tuviera vida propia. La historia que presento es independiente de la investigación que se ofrece alrededor de Carrillo y, por ello, hay también en la trama amor, sexo y peripecias profesionales. El reto consistía en ligar todo esto, de una forma eficaz, con lo que quería contar de la figura de Carrillo”.

 

Para construir su historia, el autor de “Con la piel de cordero” crea el personaje de Marcos Larrazábal, un periodista que debe investigar la vida del ex secretario general del Partido Comunista de España (PCE). Más allá de su participación en las matanzas de Paracuellos sobre lo que tanto se ha escrito, el personaje de la novela descubre un pasado oculto y maléfico del político comunista desconocido por la opinión pública: “la posible participación de Santiago Carrillo en el estrangulamiento de su primera mujer; su involucración en la condena a muerte de José Antonio Primo de Rivera, fundador de Falange Española, y en el brutal asesinato de Leon Trotski, e incluso la sistemática eliminación física de militantes comunistas incómodos son algunas de las “perlas” con las que se irá encontrando el lector de una novela que, además, engancha desde la primera hasta la última página.

 

¿Con qué dificultades se encontró a la hora de planificar la historia?

 

La gran dificultad de la novela ha sido intercalar con éxito acontecimientos históricos con la trama argumental de ficción que estaba desarrollando. Quería conseguir que, de una forma obvia, quedara claramente expuesto ante el lector lo que era una verdad histórica y lo que era un elemento de ficción. Es una novela con saltos en el tiempo y con saltos geográficos que, en mi opinión, consiguen dar consistencia a la trama y logran atrapar al lector.

 

Por otro lado, tampoco fue fácil conseguir la documentación necesaria para escribir la novela. He estado dos años investigando para escribir una obra sobre Santiago Carrillo en la que el lector se va a encontrar con muchas sorpresas sobre este personaje. Se trata de hechos históricos que deberían haber llevado a Carrillo ante los tribunales.

 

¿Qué revelaciones hace la novela sobre la figura de Carrillo?

 

En la novela explico, por ejemplo, que Santiago Carrillo asesinó a su primera mujer y la enterró en la vivienda que Dolores Ibarruri (“La Pasionaria”) tenía en París. Este hecho estuvo en conocimiento de José Manuel Lara, editor de Planeta, y no lo publicó por presiones de la Casa Real. Parece una trama de ficción, pero no lo es. Todo es demostrable. Esta información estuvo en manos de Lara a través de un libro que publicó de Enrique Lister, titulado “Así destruyó Carrillo el Partido Comunista”.  

 

En su opinión, ¿por qué posee Santiago Carrillo la imagen positiva que actualmente tiene en España?

 

Cuando el Rey Juan Carlos todavía era príncipe, hubo un pacto para marcar de algún modo lo que iba a hacer el Partido Comunista una vez que Franco muriera. A través de ese pacto, Santiago Carrillo se aseguró de que se limpiara su nombre, su pasado y su expediente. Carrillo se aseguró de que no pudiera ser juzgado por ningún motivo y que, además, no se le hiciera responsable de ninguna de las cosas que había hecho. Tanto es así que el único exiliado del Partido Comunista que no pudo volver a España en la Transición fue Segundo Serrano Poncela, mano derecha de Santiago Carrillo en la matanza de Paracuellos, a quien Martín Villa, en aquel momento ministro del Interior, impidió regresar a España. Se trataba cumplir el pacto con Santiago Carrillo para que el Partido Comunista no montara una nueva revolución y permitiera la evolución de la Transición democrática. La Monarquía, a cambio, se comprometió a proteger a Santiago Carrillo, y así lo hizo hasta el último momento.

 

¿Cómo ve al Partido Comunista actual?

 

La novela explica cómo Santiago Carrillo ordenó eliminar selectivamente a militantes del Partido Comunista que le resultaban incómodos. De hecho, en la obra se incluye una relación de nombres de víctimas.

 

Carrillo, cuando destrozó el PCE, lo destrozó totalmente, incluso económicamente. Gerardo Iglesias le sustituyó en la secretaría general, pero cuando quiso actuar de una forma independiente se encontró con la férrea oposición de Carrillo y sus hombres. Ocurría que Carrillo había acordado con Alfonso Guerra que el cuerpo central del PCE acabara en el PSOE y, de hecho, así ocurrió, excepto con el propio Carrillo, que acabó siendo “fichado” por el Grupo Prisa.

 

El Partido Comunista fue el gran sufridor de Santiago Carrillo, tal y como reflejo en la novela.  Los militantes comunistas eran los más honrados que había en el frente republicano, pero tenían los dirigentes más deshonestos. Los líderes comunistas abandonaron a sus hombres en la Guerra Civil y, posteriormente, hicieron lo mismo en el exilio.

 

Finalmente, con Julio Anguita, el PCE se incluyó en Izquierda Unida, donde hoy es algo puramente testimonial.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
10 Comentarios
antonio
Fecha: Lunes, 28 de diciembre de 2015 a las 11:26
Es un rwlato intwresantisimo pena no poderme hacer con el por motivos economicos
victoria
Fecha: Miércoles, 17 de diciembre de 2014 a las 17:10
Hace tiempo circuló una carta de un comunista ,llamado por sus camadas " el estudiante ", dirigida a Carrillo que le acusaba de torturas y asesinatos.Si era cierta ¿se cita en algún libro?
Silvano Risco
Fecha: Miércoles, 17 de diciembre de 2014 a las 16:38
Jamás se ha llamado "Bunyol", ya que es una población hispanoparlante. Según la grafía aceptada hoy en día, "Bunyol" debe escribirse Buñol.
Nautilus
Fecha: Miércoles, 17 de diciembre de 2014 a las 10:35
Carrillo se presentó en Alicante el 17 de noviembre con la orden de Stalin de fusilar a José Antonio como fuera. Prieto estaba en la reunión junto a los fiscales y dudaba pues aparte la política le apreciaba, pero Carrillo impuso la ejecución con amenaza de Stalin de afectar a las ayudas en los aviones tupolev. Así que es verdad y lo del maquis y su represión por Carrillo también, cuando tras 1948 stalin se centró en la Guerra Fría y dio por perdida toda posibilidad en España. Lo que no sabía era lo de la mujer, pero sí que le prohibió volver de América. Era asturiana, se llamaba Chon.
Robert
Fecha: Sábado, 6 de diciembre de 2014 a las 23:34
Resulta cómodo y sencillo difamar a personas ya fallecidas puesto que es obvio que no se podrán defender de las acusaciones de un "escritor", entre comillas, que no tiene más que el ánimo de lucro en su libro. Seguro que venderá muchos y se llenará bien los bolsillos el tipo éste, que por otra parte, parece ser un ultraderechista de la peor calaña. A ver si escribe también algún librito de Franco.......
javi
Fecha: Lunes, 1 de diciembre de 2014 a las 23:25
anda ya
Anónimo
Fecha: Domingo, 30 de noviembre de 2014 a las 11:29
He leído varias novelas de este autor y me encanta. Estoy segura que este libro será un éxito.
Ya era hora que saliera a la luz todas las verdades y que alguien como, Josele Sánchez, tuviera el coraje y valentía de publicarlo.
Te deseo todo lo mejor en esta nueva novela.
Agustín
Fecha: Domingo, 30 de noviembre de 2014 a las 10:49
(Continúa del comentario anterior) ... Y el viejo general soviético me contestó: Eso es imposible. La casa se vendió y sobre el jardín se ha construido un rascacielos. Pues entonces, olvídalo. Esa fue la única censura de mi vida.
Posteriormente, fuentes de Planeta confirmaron este conocimiento que tenía Lara de la versión de Líster respecto a la desaparición de la primera mujer de Carrillo, y que nunca se llegó a publicar.
Agustín
Fecha: Domingo, 30 de noviembre de 2014 a las 10:47
El periodista Luis García de Tejedor hizo en 1985 una entrevista a José Manuel Lara, propietario de Planeta.
-Don José Manuel, ¿alguna vez ha tenido que censurar algún libro? - le preguntó.
- Solamente una vez, cuando estábamos preparando un libro de memorias de Enrique Líster. Éste me comentó que la primera mujer de Carrillo había sido enterrada en el jardín de la casa que Dolores Ibarruri, Pasionaria, tenía en París. Yo le interpelé: "Enrique esta es una acusación muy grave, ¿cómo podemos demostrarla?, ¿existe la casa, se podría desenterrar el cadáver del jardín?". (Continúa)
Noah
Fecha: Sábado, 29 de noviembre de 2014 a las 20:16
Me he quedado impresionada con la información que se ofrece en esta entrevista. No he leído nada de este autor. Pero si todo lo que declara realmente ha tenido el coraje de plasmarlo en este relato, no duden que esperó con ganas tener la novela en mis manos para poder leerla. Ya va siendo hora que la historia de nuestro país salga a la luz y no sólo los intereses políticos que hacen que nos engañen y nos vendan a este tipo de "gentuza" como personas interesadas en el bien nacional. Gracias por publicar esta información tan desgarradora.

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress