Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Miércoles, 18 de mayo de 2016
Según un informe del partido opositor Copei y una larga investigación del diario "El Nacional" de Caracas

Podemos cobró más de 10 millones de euros del Gobierno bolivariano de Venezuela

[Img #5780]Recientemente, Copei, una de las principales formaciones políticas de la oposición venezolana, presentó ante la embajada española en Venezuela una denuncia “por el presunto financiamiento ilegal  por parte del Gobierno venezolano hacia el partido español ‘Podemos’. Las rutas de financiamiento y la entrada de dinero hacia ese partido no han sido por los canales regulares adecuados y de acuerdo a la ley”, según explica el vicepresidente de Asuntos Internacionales de Copei, José Alberto Zambrano.

 

Zambrano detalla que muchas de las transferencias realizadas a organizaciones no gubernamentales, fundaciones y prestadores de servicios -por honorarios profesionales- no han cumplido con lo establecido según la legislación española y la normativa venezolana. “El artículo 7 de la Ley Orgánica de Financiamiento de  Partidos Políticos: aportaciones de personas extranjeras establece en uno de sus apartados que los partidos no podrán aceptar ninguna forma de financiamiento por parte de gobierno y organizaciones, entidades o empresas públicas y extranjeras o empresas relacionadas directa o indirectamente con los mismos”.

 

En su opinión, el Gobierno bolivariano de Hugo Chávez, primero, y de Nicolás Maduro, después, se involucra en las políticas internas de otros países. “Se están metiendo en estos momentos en la política interna española financiando la constitución de partidos; exportando el chavismo, el socialismo del siglo XXI y violando las leyes”.

 

Copei, que interpondrán próximamente una demanda por este tema ante el Tribunal de Cuentas de España, explica que “estamos hablando de un monto enorme, de cantidades desorbitantes que podría ser dinero de los venezolanos y el erario público (…) van más de 10 millones de euros cobrados por esta gente, me refiero a la directiva de hoy en día de Podemos (…) me refiero al señor Iglesias, Monedero y el señor Alegre, quienes fueron  asesores desde el 2002. Nos preocupa que estos recursos se puedan utilizar para la actividad política y la formación del modelo hegemónico, “chavista y  fracasado”.

 

Pero no son estas las únicas denuncias contra los dirigentes de “Podemos”. Según ha publicado recientemente el diario venezolano “El Nacional”, varios miembros de la dirección de “Podemos”, y de la Fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), que es la semilla de esta formación, “recibieron del gobierno venezolano, entre 2004 y 2012 al menos 3,9 millones de dólares (3,4 millones de euros) por concepto de pagos de asesorías y un premio”. Para contextualizar la importancia de la dotación económica recibida por “Podemos” en un país arrasado por una crisis devastadora, el diario explica que lo recibido por el partido de Pablo Iglesias es “casi tres veces más de lo que Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) le liquidó en ocho años a la Fundación Sistema Nacional de Orquestas, a la de Museos Nacionales, a la del teatro Teresa Carreño, a la Cinemateca Nacional y a la Villa del Cine. Todas juntas”.

 

“El Nacional” explica que Roberto Viciano y Rubén Martínez Dalmau, ambos profesores de la Universidad de Valencia, fueron los primeros españoles que asesoraron a Hugo Chávez. Ofrecieron sus servicios cuando la llamada revolución apenas daba sus primeros pasos y el jefe del Estado preparaba el proceso constituyente de 1999, fenómeno sobre el cual han escrito varios trabajos.

 

“Luego de la experiencia en Venezuela, los dos españoles se reunieron con otros intelectuales y crearon la Fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales, constituida en la ciudad española de Valencia y de la cual Viciano llegó a ser presidente. En su expediente se puede leer que uno de sus objetivos es ofrecer ‘cooperación y ayuda en los países en vías de desarrollo, especialmente en Hispanoamérica y África’. No pasó mucho tiempo para que la organización llegara a Caracas. El 26 de noviembre de 2002 abrió una oficina y autorizó a la española Fabiola Meco como representante para toda clase de relaciones ante cualquier organismo’, según consta en el expediente, registrado en Venezuela el 10 de diciembre de 2002.

 

“El Nacional” revela que ese trámite permitió que comenzara una larga historia de servicios de asesoría a varios entes gubernamentales, incluyendo el Despacho de la Presidencia. “Uno de los involucrados en las actividades fue Pablo Iglesias, miembro del patronato de la CEPS desde 2008 y ‘responsable de la unidad de análisis estratégico de la presidencia de Venezuela’, como muestra su currículo, disponible en su sitio web. El documento también revela que dictó cursos para funcionarios del Ministerio del Interior y Justicia, en 2006, y de Conatel, en 2007. El primero duró cinco días, entre el 5 y el 9 de junio, y trató con varias lecturas el tema del neoliberalismo, la globalización y la reacción social, indica su plan de estudios”.

 

“Los vínculos de la fundación con “Podemos” no terminan allí. Iñigo Errejón, secretario político de la formación española, es actualmente vocal en la CEPS y Fabiola Meco, que también encabezó una misión de observadores electorales que registró la fundación ante el Consejo Nacional Electoral para el referendo revocatorio de 2004, es dirigente del partido y candidata al Consejo Ciudadano Autonómico de Podemos en Valencia por la plancha de Iglesias. Además, el propio Viciano ha sido vinculado con el partido por medios españoles y en su cuenta de Facebook indica que le gusta la organización política”.

 

La lista de liquidaciones del Consejo de Administración de Divisas de Venezuela (Cadivi) revela que entre 2004 y 2012 le fueron entragados a la CEPS, que en su expediente no coloca una dirección en Venezuela ni tampoco está en el Registro Nacional de Contratistas, 3.240.790 de dólares (2.800.000 euros) en 52 solicitudes distintas. Las divisas eran de la categoría “otros conceptos”, lo que indica que fueron aprobadas a través de peticiones de casos especiales y no para importar bienes.

 

En 2014 la fundación de Pablo Iglesias continuó recibiendo divisas y fue una de las tres organizaciones de ese tipo a las que le liquidó el Cencoex, sucesor de Cadivi. Según datos de una lista oficial, entre enero y agosto de ese año le aprobaron $ 39.523. (30.000 euros, aproximadamente)

 

Además, algunos de sus miembros recibieron divisas por otras vías. Por ejemplo, Luis Alegre, parte del Consejo Ejecutivo y ahora secretario de Participación Interna de Podemos, ganó en 2010 el premio Libertador al Pensamiento Crítico, otorgado por el Ministerio de la Cultura y que entrega $150.000 (120.000 euros).

 

 
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
sddssdfsdsdsfds
Fecha: Miércoles, 18 de mayo de 2016 a las 16:02
creo que ahora estan investigando los 1000 euros de Rita Barbera, al coletas no lo investigan hasta que acaben con Rita

lo de los EREs ya nadie de acuerda

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress