Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Jueves, 13 de agosto de 2015 | Leída 1058 veces
Los hijos de Arana y sus relaciones con los nazis

Basque Brotherhood, los neonazis vascos estadounidenses (y 5)

[Img #6803]La muerte de Jon Mirande no cortó el innegable nexo de unión entre el nacionalismo vasco y los totalitarismos. Este se mantuvo, incluso, fuera de nuestras fronteras. El ejemplo más evidente lo encontramos en Estados Unidos, nación que acoge, desde finales del siglo XIX, a un buen número de oriundos de las Provincias Vascongadas, distribuidos en los estados del medio oeste y, muy especialmente, en los medios rurales de Idaho y Oregón. Muchos de ellos, además, son hijos y descendientes de militantes del PNV, exiliados tras la Guerra Civil. Uno de ellos fue John Alexander Ugarte. En la década de los 70, Ugarte funda –junto a otros simpatizantes del nacionalismo vasco- la Basque Brotherhood, un grupo de carácter abiertamente nacionalsocialista que fundamenta su discurso en contra la inmigración. Si bien Ugarte jamás pisó suelo vasco, no dudó en afirmar que “la llegada masiva de gentes de otras razas pone en peligro la supremacía blanca en Euzkadi. Sin duda, el desconocimiento de la demografía vasca de Ugarte era supino, pues el fenómeno de la inmigración extranjera en esta región española se inicia –como muy pronto- en los años 90.

 

La Basque Brotherhood logró cierta implantación en pequeñas poblaciones de economía agrícola y ganadera de Idaho que cuentan con un notable porcentaje de vascos. Diversas fuentes señalan que el grupo fundado por John Alexander Ugarte mantiene excelentes relaciones con grupos racistas norteamericanos como el Ku Klux Klan o el reconstituido NSDAP-AO dirigido por el revisionista Gary R. Lauck. No obstante, se antoja muy complicado poder contrastar tales informaciones. Ambos grupos –netamente secretos y antisistema- no disponen de una membresía formal, portavoces o publicaciones de carácter oficial, lo que dificulta su estudio y seguimiento. No cabe duda que una investigación exhaustiva de la Basque Brotherhood y sus actividades constituirían un documento realmente apasionante.

 

Bien sea negado, bien sea discutido, la ascendencia del PNV en los grupos neonazis estadounidenses en la actualidad y las simpatías de estos últimos por el ideario y el partido fundado por Sabino Arana en 1895 son hechos irrebatibles. Prueba de ello es que la página web del Libertarian National Socialist Green Party incluye –entre otras formaciones de ideología racista- un enlace al sitio oficial del PNV. Y es que, por encima de los esfuerzos por mostrar un supuesto talante democrático y progresista, el nacionalismo vasco –obra y legado ideológico de Sabino Arana- no es capaz de ocultar su génesis totalitaria.

Noticias relacionadas
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress