Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Ramiro Grau Morancho. Abogado. Académico Correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación
Lunes, 11 de enero de 2016 | Leída 313 veces

La dictadura separatista catalana

Noticia clasificada en: Cataluña Secesionismo en Cataluña

Ayer pasé un mal día, pensando en lo que se nos viene encima. Se han confirmado los peores augurios: se puede pasar de lo malo a lo peor. Y el traidor Mas, y ya es hora de llamar a las cosas por su nombre, ha consumado su traición a España, con un auténtico golpe de estado, muy similar al del 23 de febrero, aunque mucho peor, pues aquellos equivocados ciudadanos pretendían acabar con el terrorismo e instaurar un gobierno de unidad nacional, y éstos lo único que pretenden es marcharse de España, eso sí, sin pagar las deudas…

 

La Moncloa, como de costumbre, emitió un comunicado, en mi opinión demasiado tibio. Creo que Rajoy tendría que haber hecho en persona una declaración institucional, con luz y taquígrafos, pero ya sabemos que no se puede esperar mucho de este hombre, tan pasivo y diletante. Y la Zarzuela, como siempre, no dijo ni pío, no vaya a ser que cuestionen su papel institucional…, como si la creación de una república catalana no supusiera un golpe en la yugular de la monarquía.

 

Cuando un dirigente político dice que “hay que corregir lo que han decidido las urnas”, es evidente que se aleja peligrosamente de la democracia, para adentrarse en la dictadura. Por no hablar de esas “cesiones” de diputados, como si fueran objetos de usar y tirar, que han sido votados para defender unas determinadas ideas, pero que se “traspasan” a otro partido, como animales de compañía. O el simple hecho de pretender imponer un separatismo que no es mayoritario, pues en las últimas elecciones, realmente plebiscitarias, obtuvo un cuarenta y siete por ciento de los votos, más o menos… ¿Dónde está el respeto al electorado, en estos planteamientos dictatoriales?

 

Se aprovecha, además, un momento de incertidumbre nacional, en el que nuestra patria navega sin rumbo, camino de unas nuevas elecciones generales, ante la imposibilidad de que cualquiera de los dos partidos mayoritarios pueda formar un gobierno. Y si no, al tiempo.

 

En resumen, malos, muy malos tiempos para España. Y siento ser tan agorero, pero es la realidad.

 

No podemos cerrar los ojos ante lo que se nos viene encima: huída de las inversiones extranjeros, elevación de la prima de riesgo, aumento del desempleo, consecuencias todas ellas de la incertidumbre y la inestabilidad política.

 

El dinero es cauto, como lo somos todos en nuestra vida ordinaria, gastos, inversiones, proyectos de futuro, etc. Cuesta mucho ahorrar algún dinero para jugárnoslo a la ruleta rusa.

 

En fin, es lo que hay. Quien siembra vientos recoge tempestades. Y Mas está cosechando lo que sembró. Quizá la única buena noticia es que dentro de poco ya no será Mas, sino menos…

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Pedro
Fecha: Martes, 12 de enero de 2016 a las 17:04
No es verdad que exista el "tradicional seny" catalán, algo así como el sentido común, el carácter práctico de los catalanes, etc.
La verdad es que comulgan con ruedas de molino, y así les va y les irá.
Ahora mismo piden una seguridad social propia, de forma que el resto de España siga pagando las pensiones actuales, y poder quedarse ellos con las cotizaciones sociales, presentes y futuras.
No se dan cuenta de que la seguridad social funciona con un SISTEMA DE REPARTO, es decir, no hay CAPITALIZACIÓN ALGUNA: las pensiones actuales se pagan con el dinero que entra, de tal forma que si no hay ingresos, ya me dirán ustedes por que España tiene que pagar a los jubilados catalanes actuales, y más teniendo en cuenta que quieren ser UN PAÍS APARTE.
De verdad, es de locos.
Y lo peor es que los políticos o politicastros catalanes, la mayoría al menos, saben perfectamente estas cosas, pero se las hurtan al pueblo...
carlos
Fecha: Lunes, 11 de enero de 2016 a las 13:02
Bildu está expectante, y detrás de Cataluña vendrá el País Vasco.
Es triste decirlo, pero la única solución pasa por un gobierno nacional fuerte.
Y, hoy por hoy, eso es inviable.
Además, parece que la adormecida sociedad española no se da cuenta de lo que se nos viene encima...

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress