Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Domingo, 7 de febrero de 2016 | Leída 273 veces
Estado Islámico y Al Qaeda se expanden por el país

Libia: una gran plataforma yihadista a 200 kilómetros de Europa

[Img #8082]

 

“Libia es el candidato perfecto para un nuevo refugio seguro para los combatientes yihadistas”, advierte la organización especializada en seguridad The Soufan Group en su último informe sobre este país titulado Libia, extremismo y las consecuencias del colapso, recalcando que “un estado fallido en Libia podría ser desastroso para el norte de África y Europa, así como para la comunidad internacional en su conjunto”.

 

Según el análisis de esta organización, en los últimos cinco años, los terroristas Al Qaeda han afianzado su presencia en el país mientras que los del Estado Islámico (EI) se han establecido con firmeza en Libia y trata de emular su control del territorio alcanzado en Siria e Irak.

 

La presencia y la consolidación del autodenominado Estado Islámico en Libia fue una decisión de la propia cúpula de la organización terrorista, que en la primavera de 2014 envió a varios destacados yihadistas, entre ellos el iraquí Abú Nabil al Anbari, un veterano miembro de lo que fuera Al Qaeda en Irak (precedente de Estado Islámico). Estos yihadistas, junto con otro grupo islamista local asentado en la ciudad de Derna, en el este del país, proclamaron en octubre de 2014 la “wilaya” de Derna. Sin embargo, el Consejo de la Shura de los Muyahidines de Derna, dominados por la Brigada de los Mártires de Abú Salim -integrada por antiguos miembros del Grupo Islámico Combatiente Libio (GICL)- consiguió tras intensos combates expulsarles de la ciudad en junio de 2015.

 

Desde entonces, y siempre según el informe de Soufan Group, el Estado Islámico continúa presente en los alrededores de la ciudad y también cuenta con una cierta presencia en Bengasi, la segunda ciudad del país, situada en el este. Sin embargo, el principal bastión de la organización terrorista se encuentra ahora en Sirte, la ciudad natal de Gadafi.

 

El EI se está aprovechando de las “lucrativas redes de contrabando que florecen en el país”, pero principalmente mediante la recaudación de impuestos, según el informe, y en los últimos tiempos ha puesto su punto de mira en el sector petrolero, como lo demuestra los ataques a principios de año en los puertos petroleros de Ras Lanuf y Es Sider.

 

Según Soufan Group, “Estado Islámico está trabajando agresivamente para expandirse en Libia y se está viendo ayudada por la entrada en sus filas de combatientes extranjeros, muchos de los cuales han viajado desde los vecinos Túnez, Argelia y Egipto”.

 

Hay que recordar que ya antes de la caída de Gadafi, la presencia de grupos islamistas en Libia había sido constante, principalmente en el este con el GICL, algunos de cuyos líderes pasaron a engrosar las filas de Al Qaeda con el tiempo, como Abu Yahya al Libi. Según Soufan Group, “las ciudades de Derna y Bengasi siguen siendo focos de apoyo para Al Qaeda y sus filiales y sirven como importante nodo para las actividades del grupo en el norte de África. Aunque su presencia en Libia “es menos observable desde el exterior”, lo cierto es que Al Qaeda, y en particular su filial Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), ha aprovechado el vacío de poder para “establecer una base económica y estratégica en Libia”. En este tiempo, ha aprovechado sus actividades de contrabando para forjar fuertes “alianzas con las tribus nómadas tuareg, que a menudo sirven como guías para sus bandas de contrabando”.

 

El análisis también llama la atención sobre el hecho de que “Al Qaeda también se ha integrado en la alianza más amplia del Congreso General Nacional (GNC)”, el gobierno de Trípoli no reconocido internacionalmente y respaldado por una lianza de milicias islamistas conocida como ‘Amanecer de Libia’. “Los lazos con el GNC y con Amanecer de Libia también permitirán a Ansar al Sharia en Libia, y por extensión, a Al Qaeda, garantizar una presencia en cualquier futuro gobierno de unidad”.


Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress