Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

La Verdad Ofende
Martes, 10 de mayo de 2016 | Leída 813 veces

Podemos: El travestido comunismo 2.0.

[Img #8737]Alberto Garzón, líder de un partido quebrado y embargado por Hacienda, que aplica “eres” con la nueva reforma laboral y despidos de veinte días, ha cerrado un acuerdo con los hijos díscolos de Izquierda Unida, hoy financiados por Irán y su matriz, Podemos Venezuela. Según las últimas noticias que nos da el presidente del parlamento de Venezuela, el líder Español del nuevo traje comunista de travestismo político, confeccionado en Venezuela, Iglesias, también ha recibido trasferencias de dinero en una cuenta opaca fiscalmente en un paraíso fiscal. Es el vale todo en el asalto a los cielos. El programa tampoco se ha negociado, solo los sillones. ¿Programa?, ¿para qué? La cúpula de Podemos España ya estuvo en Izquierda Unida, son todos comunistas, y no lo esconden. 

 

Con el reparto de los escaños y las subvenciones que regarán las quebradas arcas de Izquierda Unida, el comunismo íbero rescata al viejo PCE y se cierra el acuerdo. ¿Oiga, lo han acordado los círculos? :-)) En la última consulta del partido a "la gente" eliminaron a unos 300.000 afiliados para que los restantes, por mayoría aplastante, diesen el sí a lo que el Politburo Podemita quería aprobar. Es el casposo estilo de lo que hoy llaman nuevo leninismo "amable"

 

La facilidad con que la izquierda ibérica juega con la semántica demuestra una vez más que fueron y aún son los reyes de la propaganda. Las inmensas fortunas que invirtió Europa en una justicia manifiestamente débil y contaminada por políticos que impiden se controle su corrupción, y una pésima educación que ilustre a nuestras manipuladas juventudes, han servido de bien poco para reforzar la salud de nuestras aún incierta democracia liberal. Solo así se puede explicar que tras lo vivido en el pasado siglo XX, con los socialismos y sus sangrientas criaturas (nacionalsocialismo, fascismo y comunismo). todavía hoy dicho credo político tenga seguidores.

 

Términos como "trasversales", "socialdemócratas", "pueblo", "la gente" o "progresistas" son algunos de los eufemismos usados como envoltura electoral de un intento obsceno y travestido con el que pretenden instalar el socialismo. 

 

Quizás el más asombroso y burlesco de todos ellos sea “leninismo amable”. De la amabilidad que practicó ese genocida con sus víctimas y opositores no hace falta hablar, como tampoco la que practicó su sucesor y mejor alumno, José Stalin, quien además de arrasar España con sus brigadas internacionales controladas desde el "Komintern", amablemente asesinó de la mano de un español hijo de la mejor amiga de “la Pasionaria” (huida a la URSS por sus muchos crímenes, como hoy De Juana Chaos a Venezuela) al comunista, bolchevique y compañero León Trotsky, por entonces ya opositor y depurable, como años antes todos los mencheviques.

 

La amabilidad del malicioso término, “leninismo amable”, se le ocurrió a un tal Monedero. Sí, curioso apellido para un hombre que representa la teoría económica del robo de la producción, la esclavización de las masas, la prohibición de la iniciativa privada, la represión de la oposición y de la prensa libre, y el control del poder de un modo absoluto, criminal y totalitario por las elites del partido comunista del momento, llámese como se llame, en Venezuela bajo el partido Podemos. 

 

Monedero es profesor universitario en Somosaguas. Una Complutense que tuvo a bien designar como rector al hijo del genocida Santiago Carrillo, convirtiendo bajo su mandato sus aulas en foros de la apología del terrorismo etarra y la reivindicación del crimen marxista como praxis política. Su tesis jamás se ha publicado y está prohibido su acceso. Cuentan quienes pudieron verla que es la estafa más grande de “copy-paste” que ha conocido la historia de la Universidad Complutense, de ahí que no permita que pueda ser leída.

 

Asesor del golpista Chávez y responsable, como asesor, tanto de la ruina de Venezuela, como de la represión sangrienta de la oposición desde la fundación CEPS, hoy está retirado de las primeras filas de la política debido a un caso de corrupción flagrante, la de hacer trampas al fisco. No obstante, se mantiene dentro de la formación Podemos, creando doctrina política.

 

La gravedad de tanta amabilidad leninista que ya gobierna partes de España, son los más de siete millones de compatriotas (mal que les pese el término) que hoy votan comunismo (incluyo a los golpistas y proterroristas marxistas-leninistas vascos, catalanes y gallegos, y algún sindicato andaluz asalta-supermercados). Las inmensas fortunas gastadas en educación no han formado convenientemente a nuestra juventud, que ante el vergonzoso ejemplo de cómo han saqueado el Estado sindicatos, patronal, políticos y la corona, ha decidido por votar tan ruinosa opción política, habiendo tantas evidencias de su fracaso social.

 

35 años de socialismo en Andalucía arrojan el peor balance de atraso, corrupción, paro y fracaso escolar de España y Europa. Los miles y miles de fondos llegados desde Bruselas para la ayuda al desarrollo sirvieron de bien poco, y hoy se niegan a enviar más fondos estructurales hasta que no se aclare el destino de lo enviado y dilapidado en tantísimos casos de corrupción aun impunes, jamás aclarados y ya muy prontos a prescribir. 

 

Pero no es el cancerígeno ejercicio de la corrupción el culpable del fracaso de dicho modelo político. La corrupción, tristemente, no respeta modelos políticos, razas, morales, estatus social o religiones. 

 

Uno de los mejores ejemplos para explicar lo que afirmo sobre la naturaleza fracasada del socialismo la dio un reconocido profesor de economía de una universidad norteamericana, quien para explicar claramente cómo operaba dicho modelo económico y social, propuso a sus alumnos hacer un experimento sobre el socialismo:

 

La idea era dividir las notas de cada examen entre el número de estudiantes de aquella clase y  asignaría el promedio resultante a toda la clase. 

 

- Tras el primer examen, la nota media obtenida para los estudiantes fue de un seis. Los estudiantes más preparados estaban molestos, y los malos estudiantes, felices.

 

- Tras el segundo examen, los estudiantes malos estudiaron aún menos, y los que solían estudiar decidieron no prepararse. No iban a tener la nota que les correspondía. La nota media del segundo examen fue un cuatro. 

 

- Tras el tecer examen, toda la clase sacó un dos, y el profesor suspendió a toda la clase, demostrando así el gran fracaso del socialismo, y lo saludable de la competitividad, el esfuerzo personal y el afán de superación y motivación.

 

El fin de todo sistema socialista ya lo conocemos. Margaret Thatcher, la “Dama de Hierro” lo concreto es una sola frase: “el socialismo se acaba cuando se acaba el dinero de los demás”. Cuba resistió sangrando a la URSS primero, a Venezuela después, y hoy, ya sin un primo al que saquear, y tras diseñar la transición hereditaria del poder de esa monarquía roja al hijo de Fidel o de Raúl, se dispone a emprender el camino que décadas antes inicio la china comunista con tanto éxito.

 

En España, la incertidumbre “amablemente comunista” que ya gobierna en Pamplona o Alicante, Cádiz o Barcelona, Valencia, Baleares, Alicante o Madrid, ya genera paro y mantiene inversiones millonarias congeladas. Más de 2.000 millones paralizados en proyectos para Madrid (240.000 empleos), Barcelona pinta igual, mientras el mercado de valores no para de dar tumbos desde hace meses. 

 

Como les decía al principio, es un problema de educación, comprensión lectora y semántica. España, tristemente, tiene el vergonzante honor de ser el Estado de la comunidad europea donde menos se lee. Él lo entendió muy bien:

 

"¿Cómo describes a un comunista? Es alguien que lee a Marx y Lenin. ¿Y cómo describes a un anticomunista? Es alguien que entiende a Marx y Lenin". (Ronald Reagan)

 


 

 
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress