Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Ramiro Grau Morancho. Abogado. Académico Correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación
Jueves, 9 de junio de 2016 | Leída 969 veces

El peaje de los procuradores

[Img #8997]Procedo de una pequeña localidad del valle del Isábena, comarca de La Ribagorza, y hace años para pasar a Graus, cruzando el río Ésera, había que pagar un fielato al dueño del puente que cruzada sobre dicho rio, parece ser que la familia que son dueños del Hotel Lleida, en dicha villa.

 

Excuso decirles que con ese peaje la familia propietaria del puente se hizo rica, más bien millonaria, mientras que los lugareños se mantenían en la tradicional pobreza y aislamiento, pues cada vez que pasaban, en un sentido u otro, tenían que pagar…

 

Lo mismo sucede en la administración de justicia con los procuradores de los tribunales.

 

El noventa y tanto por ciento de los procedimientos, prácticamente el cien por cien, exigen el acompañamiento coreográfico de un procurador, que incluso debe asistir a la mayoría de los juicios, con un papel meramente silente, de ver, oír y callar. Pero claro, esas horas de “trabajo” hay que pagarlas, y bien caras, por cierto.

 

Nunca he llegado a entender que si las partes están presentes en la vista, para que se necesita la presencia de un representante procesal… Su misma palabra lo define, representante, es decir, quien actúa en lugar de otro. El diccionario de la lengua española lo dice muy claramente, en su acepción segunda, al definir al representante como la “persona que representa a un ausente”.  Pero cuándo ese otro está presente, no entiendo qué pinta allí su representante. Y lo mismo les sucede a los ciudadanos que comparecen ante un juzgado, en un determinado asunto, y el funcionario les dice que no puedan asistir, comparecer, alegar, o lo que sea, “pues no están representados”, es decir, no tienen designado un procurador…

 

Y el pobre señor se hace cruces, diciendo oiga que estoy aquí, que soy yo, pero el funcionario sigue impertérrito: no, que no está usted representado, que no ha nombrado en debida forma un procurador. ¡Qué cosas! Kafka debería haber sido español…

 

¿A qué se debe este interés en mantener la figura del procurador como obligatoria, cuando en todo el mundo civilizado están prácticamente desaparecidos, o al menos son meramente optativos, de utilización voluntaria?

 

La única explicación convincente que le encuentro es para poner palos en las ruedas de la justicia, y así evitar que la gente pleitee.

 

En efecto, el viacrucis de la justicia es largo, doloroso y costoso, muy costoso: tasas, procuradores (que lo primero que hacen es pedirte una provisión de fondos), abogados (que también), posible condena en costas en primera instancia (con lo cuál tienes que acabar pagando a dos abogados y dos procuradores, es decir, a cuatro profesionales)… ¿De verdad ustedes creen que una persona normal y corriente puede embarcarse en muchos pleitos?

 

Hoy en día con la administración electrónica, los expedientes digitales, etc., los abogados redactamos las demandas o denuncias y las enviamos informáticamente al procurador, quien a su vez las reenvía al juzgado o tribunal correspondiente.

 

¿Qué “valor añadido” aporta la intervención de ese señor en un proceso? Intervención que, y conviene no olvidarlo, supondrá un incremento del coste del litigio de entre un 30 a un 40%, por término medio.

 

La solución es muy sencilla: que los abogados podamos asumir la representación de los clientes, que para eso confían en nosotros, y que los procuradores que quieran continuar sigan con su profesión, pues siempre hay abogados de fuera del foro que preferirán tener allí un representante procesal, y el resto que se transformen en abogados, que para eso son licenciados o graduados en derecho, en su práctica totalidad.

 

¡Por diez mil nuevos abogados, no pasa nada! La administración de justicia, como el papel, lo aguanta todo…

 

Los que ya no pueden aguantar más fielatos y peajes son los sufridos contribuyentes y vasallos, que aspiran a ser ciudadanos.

 

Y termino ya. Para muestra, un botón: el procurador de la parte demandada en un juicio verbal acaba de pasarme su nota de derechos, que es del tenor literal siguiente: 672.20 euros por su “actuación” profesional (consistente en presentar informáticamente el escrito de contestación a la demanda, asistir a la vista, prácticamente como público, presentar, también informáticamente la contestación al recurso de apelación y comunicar al abogado la sentencia de la audiencia provincial), a los que se incrementa el 21% de Iva, lo que hace un total de 813,36 euros, prácticamente dos subsidios por desempleo, o el salario que un trabajador que cobre el salario mínimo percibirá después de trabajar un mes y medio…

 

¿Ustedes lo ven justo? Yo, no.

 

www.ramirograumorancho.com

 


 

 
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
20 Comentarios
Ramiro
Fecha: Jueves, 16 de junio de 2016 a las 16:51
Contestación a Don Bellido Dolfos:
Estimado señor, soy el autor del artículo, según usted un panfleto o libelo.
Como no me gusta quedar por mentiroso, si me facilita un correo electrónico, con mucho gusto le enviaré copia de la cuenta de derchos del Procurador a que hago referencia al final del artículo, pues no me invento nada.
Simplemente decirle que el citado profesional se ha equivocado, quiero pensar que sin intención, pues aplica los arts. 1 y 2 del Arancel para un procedimiento ordinario, cuando se trata de un juicio verbal, extremo que obviamente será objeto del correspondiente recurso cuándo se practique la tasación de costas.
Gracias por su atención y cordiales saludos.
Respecto al partido judicial, es el de Zaragoza.
mery
Fecha: Miércoles, 15 de junio de 2016 a las 22:45
La gran mayoría de abogados no están dispuestos a prescindir de procuradores por falta de tiempo y la responsabilidad que implica.

La simplificación que se hace de la profesión en este articulo, omitiendo el trabajo que hace el procurador, es deliberada viendo de quien proviene y que estaría encantado de asumir, eso si, pero tengan claro que cobrando como minuta de letrado, que es infinitamente superior.

Les invito a consultar RD 1373/03 que aprueba el arancel de procuradores, del que les puedo traer algún ejemplo:
Según cuantía del procedimiento:
60,1...9,64
610,01...52,88
5.409,11...152,05
48.080,97...661,11 etc.

Por procedimientos que durarán, en un porcentaje altísimo, años y ni remotamente parecidos a los de un Letrado.

Yo no me pasa dia tras dia delante del ordenador no haciendo nada, no voy a los Juzgado a pasear, ni al Registro, ni al Banco, ...es largo de explicar lo que hacemos y lo ignora la inmensa mayoría de ciudadanos. Algunos abogados, conscientemente ...
adolfo
Fecha: Miércoles, 15 de junio de 2016 a las 21:07
Es evidente que hoy poy hoy, con toda la justicia informatizada, los procuradores SON PRESCINDIBLES.
Cuestión distinta es que PUEDAN SER ÚTILES EN LAS EJECUCIONES, pero no imprescidibles, pues los abogados podemos instar perfectamente la traba y embargo de los bienes de los deudores...
Y, sobre todo, su COSTE ESMUY ELEVADO.
Teniendo en cuenta que la práctica totalidad son Licenciados o Graduados en Derecho, podrían TRANSFORMARSE EN ABOGADOS, con lo cuál realmente seguirían teniendo un trabajo que realizar...
Al fin y al cabo, por 10.000 abogados más (ya estamos demasiados), no pasaría nada. El mercado ya se encargará de discriminar a los buenos, mejores y peores, que muchas veces no son los más competentes, SINO LOS MÁS RELACIONADOS SOCIALMENTE.
Pedro
Fecha: Martes, 14 de junio de 2016 a las 09:55
Es posible que yo no sepa leer, o no haya entendido bien el artículo, pero me parece muy razonable tanto lo que dice como lo que insinúa.
Nadie duda DE LA UTILIDAD DE LOS PROCURADORES, ahora bien lo que se critica ES QUE SU UTILIZACIÓN SEA OBLIGATORIA, en una sociedad en la que rige la libertad (o debería regir), de forma que uno puede ir a un gestor administrativo o hacerse las cosas personalmente, acudir a un asesor fiscal o no, aconsejarse por un abogado o por cualquier amigo indocumentado, etc.
En otras palabras, que los procuradores deberían ser DE UTILIZACIÓN VOLUNTARIA, y que los abogados tendrían que estar FACULTADOS PARA PODER REPRESENTAR A SUS CLIENTES, desde el inicio de cualquier proceso hasta su finalización...
Lógicamente ello reduciría, y mucho, el campo de actuación profesional de los procuradores, y por ello les molesta tanto este tipo de artículos, que ponen los puntos sobre las íes.
Ramón
Fecha: Lunes, 13 de junio de 2016 a las 09:55
Soy un pequeño empresario que he tenido que soportar varios pleitos, por suerte o más bien por desgracia, unas veces como demandante, y otras como demandado...
Nunca he entendido porque tenía quepagar un dineral a un señor para que me REPRSENTARA, cuándo yo me puedo representar a mí mismo, y no necesito que nadie me represente, de la misma forma que nadie va a votar por mí, pagar mis deudas o cobrar mis facturas...
La figura del procurador me parece propia de las épocas medievales, cuándo la gente no sabía ni leer ni escribir, y por fuerza necesitaban alguien que les hiciera esas funciones y cometidos.
Pero hoy por hoy, SON INNECESARIOS o, por lo menos, PRESCINDIBLES.
Deberían ser DE UTILIZACIÓN VOLUNTARIA, NO OBLIGATORIA.
Pilar
Fecha: Domingo, 12 de junio de 2016 a las 22:59
Soy abogada y no tengo nada contra los procuradores, es más les considero compañeros, y tengo buenos amigos y amigas en esa muy digna profesión.
Dicho lo anterior, no entiendo porque no puedo representar yo mismo a mis clientes, y necesito que lo haga una persona distinta...
Y tampoco porque no puedo enviar mis demandas, denuncias, etc., informáticamente al juzgado, y tenga que pasar por las manos de un procurador, QUE REALMENTE NO HACE NADA.
Esa es la verdad.
Carmen
Fecha: Domingo, 12 de junio de 2016 a las 17:53
Gallardón, gran amigo de los procuradores, legisló a fu favor, aumentando sus competencias, en lugar de suprimirlas, o, simplemente, mofificar la ley, para que su presencia en los procesos NO FUERA OBLIGATORIA, SINO SIMPLEMENTE VOLUNTARIA.
No lo hizo, pues de hacerlo así, los procuradores prácticamente desaparecerían, como todos los abogados sabemos, ya que hoy por hoy, NO APORTAN VALOR AÑADIDO ALGUNO, como no sea en la fase de ejecución, en la que es verdad se suelen involucrar, pues es dónde está el dinero...
antonio
Fecha: Domingo, 12 de junio de 2016 a las 01:45
¡Cómo ataca los procuradores este artículo! Pero no explican EL VALOR AÑADIDO de su intervención, si es que existe. Y tampoco como es posible que en todo el mundo los procuradores estén prácticamente desaparecidos... O, como mucho hayan quedado en voluntarios, para cuándo el abogado los quiera utilizar, por tener el despacho en otra localidad, por ejemplo.
Que los abogados somos hermanos de los procuradores, PERO NO PRIMOS. Y ya vale que vivan A COSTA NUESTRA, sin aportar nada, pues ni buscan a los clientes, ni estudian los asuntos, ni los defienden... Son unos simples RECADEROS DE LOS TRIBUNALES, con tod mi respeto hacia ellos, por supuesto.
Digesto
Fecha: Sábado, 11 de junio de 2016 a las 16:44
Carlos, quien escribe ese artículo insisto se ha quedado en la superficie, en los tópicos y miente al decir que encarece el procedimiento. Cuando el 95% de dicho coste es el abogado. Por lo tanto me ratifico en que el artículo es simplista, lleno de tópicos falsos y corporativista porque lo que destila el ataque a otra profesión con el fin de quedarse con los ingresos que genera. Eso es de MEDIOCRES. Por lo demás muy útil la reseña bibliografica de 2005, a la velocidad que va todo es de la Edad de Piedra.
Carlos
Fecha: Sábado, 11 de junio de 2016 a las 11:20
He visto algunos comentarios anteriores, precisamente de procuradores, que por lo visto sangran por la herida, diciendo que el autor es muy simplista, que no escribe más que chorradas, y que parece mentira que sea todo un señor Académico...
Conozco al autor, y se que sabe del tema bastante, aunque en el marco temporal de un simple artículo de opinión obviamente no pueda volcar el contenido de un libro o de una tesis doctoral.
Pero si alguien quiere profundiza en el tema, les recomiendo el libro siguiente, del citado autor:
PROCURADORES, DEBATE SOBRE LA REPRESENTACIÓN PROCESAL, Ed. Dykinson, Madrid, 2005.
Gracias por publicar este trabajo, que me parece muy interesante, y en mi opinión, DICE LA VERDAD.
Ramón
Fecha: Sábado, 11 de junio de 2016 a las 11:16
1. Es verdad que en LA EJECUCIÓN cualquier mal procurador es mejor que el abogado más listo...
2. Los abogados una vez que ganan -o pierden- el asunto se desentienden del mismo, pensando que la Sentencia pone fin al pleito, pero, por suerte o por desgracia, entonvces es cuándo realmente empiezan los problemas para poder cobrar.
3. Y en esa fase, repito, SON NECESARIOS LOS PROCURADORES DE LOS TRIBUNALES.
Bellido Dolfos
Fecha: Viernes, 10 de junio de 2016 a las 23:52
Además del simplismo sonrojante del artículo, que me explique como un señor académico de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación, ha podido pagar 672.20€ por un procedimiento verbal ¡¡de cuantía máxima 6000€!!! cuando el Arancel del Procurador para esa cuantía máxima da 165.27€ o si fuera indeterminada 260€ según RD 1373/2003 de 7 de noviembre. (No se actualizan desde 2003) En mi vida como procurador he podido cobrar el importe que comenta por un procedimiento verbal.
Vamos que el resto de lo que se comenta en el artículo es tan exagerado y desproporcionado como lo que dice que ha pagado. Vamos me explique en que partido judicial tienen vigente ese arancel que quiero cambiar mi despacho allí.
Digesto
Fecha: Viernes, 10 de junio de 2016 a las 19:01
Abogado: Yo les llevo el asunto gratis y sólo cobro si gano. Eso sí al procurador hay que pagarle sus 3.000 euros porque si no, no mete el asunto.

Cliente: vaya que cara el procurador.

Abogado (Llamada al procurador). Oye, cuanto me llevas por este asunto, pero ajustate, ¿eh? que no tiene muchos posibles el cliente.

Procurador: Me salen 600 euros en total según el arancel (Nota: aprobado en norma legal). 400€ de provisión inicial.

Abogado: Joé macho, déjalo en 300 y liquidamos al final. Bueno hazle el descuento del 12% que deja el arancel.

Procurador: Bueno vale 300. Le mando la carta de provisión al cliente.

Abogado: NO DE ESO NADA. El cliente es mío y ni se te ocurra llamarle, tu al asunto y notificarme que es lo que tienes que hacer.

Acaba el asunto. Se remite al Letrado la minuta para que "por el cliente" se abone la liquidación final. No hay respuesta. El procurador remite, ante la falta de contestación factura de liquidación al cliente, que llama encolerizado porque "además de los 12.000€ que le he pagado a él, había pagado una provisión de 3.000 para el procurador. El procurador le cuenta lo que ha pasado. Se lía parda. HECHOS REALES
Digesto
Fecha: Viernes, 10 de junio de 2016 a las 18:41
Los abogados no hacen nada en las ejecuciones. Copian y pegan la demanda cambiando las cifras y los nombres, cosa que el procurador puede hacer perfectamente ya que es Licenciado en Derecho, y luego es el procurador el que hace absolútamente todo en este tipo de asuntos. Propongo que se elimine el abogado de las ejecuciones, ya que el procurador por la décima parte de lo que cobra un abogado, lleva todo el procedimiento. Es que en las ejecuciones de títulos judiciales si el procurador cobra 1.000, un letrado cobra 10.000. Son una rémora y un fielato que hay que pagar para ejecutar resoluciones en procedimientos en los que no hacen NADA.
Jordi_BA
Fecha: Viernes, 10 de junio de 2016 a las 18:24
Soy procurador y espero que cuanto antes supriman la obligación de tu "peaje". Los procuradores hacemos mucho, muchísimo más, que estar silentes en las Salas.

La administración de justicia exigen el letrado y el procurador para que luego no digas que has sufrido indefensión.

Sobre nuestros emolumentos, hay que hablar tendido y no estoy por la labor de explicarme en demasía. En muchas ocasiones tenemos que trabajar por turno de oficio y justicia gratuita y por todo un procedimiento que podemos llegar a perder dinero. Los precios nos los impone el Estado mediante un arancel que hace más de 10 años que no se actualiza. Sin tener que contar que la morosidad y el impago es altísimo.

¿Tú cuando trabajas lo haces por altruismo? Yo no. A mi me cuesta más de 80 euros para que venga un técnico a mi casa a mirar qué le pasa a la lavadora y me diga que no tiene arreglo. Me gustaría saber cuánto cobrarías tú por hacer mi trabajo, si crees que lo puedes hacer más barato, te ficho de oficial.

Tengo ganas que os permitan ir sin procurador, entonces dirás que es injusto que los ricos lo tengan y los pobres no. Las empresas jamás renunciarán a este privilegio de poderlo tener voluntariamente.
Digesto
Fecha: Viernes, 10 de junio de 2016 a las 18:02
La pernada del abogado: redactar una carta y un burofax (ya está, ni procedimiento, ni nada) y cobrar 2.400 euros. Visto por el que esto escribe. Y luego el procurador es caro. JA.
Digesto
Fecha: Viernes, 10 de junio de 2016 a las 18:00
Esa minuta de procurador significa que el abogado habrá pasado una minuta de 30 o 40 mil euros por redactar un recurso de apelación que posiblemente habrá sacado de un libro de formularios o habrá cortado y pegados de otro recurso. Eso son muuuuuuchos subsidios, bueno son 20 veces una pensión máxima de jubilación. ¿Ustedes lo ven justo?. Yo no. Y luego resulta que le que encarece el proceso es el procurador: JA.
Digesto
Fecha: Viernes, 10 de junio de 2016 a las 17:45
Vaya... Otro abogado muerto de hambre que no se comerá un colín y que quiere hincar el diente al trabajo de otros para eso sí, luego pasar en su minuta un tanto por representación procesal. El artículo es de un simplismo sonrojante, obviando el papel que tiene el procurador en que la Justicia no vaya muchiiiiisimo peor de lo que va por ejemplo, entre muchas funciones, asumiendo y llevando a buen fin millones de notificaciones y decenas de miles de actos de comunicación así como la sí, silente gestión de los asuntos para impulsar su marcha. Pero eso no interesa. Y por mi parte pido legislación para atajar la costumbre de abogados golfos que piden 3.000 euros "para el procurador" luego le dan los 400 que realmente pidió como provisión de fondos y eso si, prohiben hablar con el cliente. Y luego el procurador es caro. Si es vd justiciable y lee esto, desconfíe de quien se comporta como un buitre con los demás porque posiblemente así se comportará con usted.
ramón
Fecha: Jueves, 9 de junio de 2016 a las 14:22
Los procuradores son una rémora de la administración de justicia.
Cobran MUCHO, a cambio de NADA o casi nada...
Deberían ser eliminados de nuestro ordenamiento jurídico procesal.
O, como mucho, que queden como VOLUNTARIOS ú OPTATIVOS, pero nunca OBLIGATORIOS, como sucede en la actualidad.
antonio
Fecha: Jueves, 9 de junio de 2016 a las 12:42
Los procuradores de los tribunales están desapareciendo de todo el mundo..., precisamente por su inutilidad, y la falta de valor añadido que aportan.
En Francia subsisten, pero son de UTILIZACIÓN VOLUNTARIA, no obligatoria, como en España.
Son un coste muy elevado, que lo único que sirve es para disuadir a la gente de pleitear. ¡Que tal vez era eso lo que buscala el PP al mantenerles como OBLIGATORIOS!
Es evidente que caeran, más pronto que tarde, como fruta madura...

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress