Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Domingo, 17 de julio de 2016 | Leída 108 veces
Sociedad Civil Catalana

“La convivencia en Cataluña se ha quebrado y los intentos de limitar el ejercicio de derechos fundamentales han de preocuparnos a todos los españoles”

[Img #9341]Sociedad Civil Catalana (SCC) ha publicado en su página web un artículo editorial en el que marca su posición política sobre los pactos de Gobierno y de legislatura que obligatoriamente habrán de llegar si no se convocan unas terceras elecciones.

 

Sociedad Civil Catalana considera fundamental “que de estos pactos no puede estar ausente la situación que se vive en Cataluña como consecuencia del desafío secesionista. Es necesario que la próxima legislatura sea aquella en la que se revierta la situación de anormalidad democrática a la que nos ha conducido el denominado ‘proceso’”.

 

“Durante demasiado tiempo se ha confundido Cataluña con los independentistas y se ha obviado que existen millones de catalanes que se identifican como catalanes y españoles y rechazan verse separados del resto de sus compatriotas y excluidos de la UE. Las demandas políticas de estos ciudadanos han sido sistemáticamente desatendidas en aras del contentamiento de los nacionalistas. No podrá llegarse a una solución de la crisis en Cataluña si no se modifica esta situación: Cataluña es de todos los catalanes y no solamente los nacionalistas presentan reivindicaciones que pretenden ser atendidas. Los catalanes no nacionalistas tienen que disponer de mecanismos que permitan que sus anhelos y peticiones se incluyan en la agenda política. Ahora estamos ante una buena oportunidad para conseguirlo”.

 

“En Cataluña vivimos bajo la constante amenaza de incumplimiento de la legalidad por parte de las administraciones, que utilizan el poder público y sus recursos para promover el independentismo. Es necesario un compromiso firme para devolver la neutralidad a las administraciones, lo que ha de traducirse en la utilización de los símbolos comunes por parte de los poderes públicos, la renuncia a los símbolos secesionistas por parte de las administraciones y su retirada de asociaciones como la AMI, que promueven un relato que fomenta el odio y enfrentamiento entre los catalanes y de estos con el resto de los españoles. La situación de los medios públicos de comunicación y de aquellos que reciben subvenciones públicas ha de ser analizada con el fin de evitar que tales medios sean utilizados como un mecanismo de difusión del secesionismo y de desvío de fondos públicos para fines partidistas. Si es preciso, será imprescindible introducir las modificaciones legislativas que sean pertinentes a fin de conseguir ese objetivo”.

 

Por todo esto, SCC explica que se hace necesario que los partidos constitucionalistas ofrezcan una imagen de unidad ante el desafío secesionista. “No sólo confiamos en que cualquier intento de actuación unilateral que pretenda conseguir que el territorio de Cataluña deje de estar integrado a la soberanía española será adecuadamente respondido por los poderes públicos; sino que se hace preciso visibilizar esta firme oposición a las declaradas intenciones de cargos autonómicos y locales de conducir a nuestra tierra hacia la secesión”.

 

“Reiteradamente los tribunales han establecido que el castellano ha de estar presente en la educación pública, habiendo fijado la obligatoriedad de que al menos un 25% de la docencia se imparta en castellano. La Generalitat ha hecho caso omiso de esta obligación y dificulta los intentos de las familias de conseguir aquello que la Constitución, la ley y los tribunales ya han establecido: una educación basada en el modelo de conjunción lingüística, con presencia tanto del catalán como del castellano, y no de un modelo de inmersión exclusiva en catalán. Se hace necesario un compromiso de los partidos políticos a fin de conseguir que el sistema educativo catalán responda a los imperativos constitucionales y legales. Al mismo tiempo, ha de garantizarse el fin de las injerencias nacionalistas en la educación. Se trata de objetivos que han de estar presentes en cualquier pacto de gobierno o de legislatura y que son irrenunciables para todo Estado de Derecho: el cumplimiento de las sentencias, el respeto a la ley, la garantía de que la lengua materna de la mayoría de la población, oficial en toda España, está presente en el sistema educativo más allá de la consideración que tendría una lengua extranjera, y la configuración de la educación como un instrumento para el desarrollo personal de los alumnos y de su espíritu crítico y no como herramienta de adoctrinamiento”.

 

“La convivencia en Cataluña se ha quebrado y los intentos de limitar el ejercicio de derechos fundamentales han de preocuparnos a todos los españoles. Restaurar los elementos básicos de la convivencia en Cataluña y en el resto de España, garantizar que todos puedan expresar libremente sus opiniones, sin sufrir coacciones y conseguir que el espacio público sea devuelto al conjunto de los ciudadanos ha de ser también una prioridad durante la próxima legislatura”.

 

Cataluña ha de ser considerada por el conjunto de España como una parte inescindible del país, así como un elemento esencial en la configuración de la identidad española, se explica desde Sociedad Civil Catalana. “El reconocimiento del catalán como un patrimonio de todos los españoles, su dignificación institucional y su difusión por parte de los poderes públicos y las instituciones españolas ha de constituir también un objetivo de la próxima legislatura, igual que ha de hacerse con el resto de lenguas españolas. Este reconocimiento facilitará la identificación de todos los catalanes con el proyecto común español”.

 

“Desde Cataluña se aprecia con especial claridad la necesidad de revitalizar el proyecto común español, revitalización que pasa, a nuestro juicio, por la revalorización de nuestra participación en la integración europea. Con el conjunto de los españoles deseamos poder disfrutar de un proyecto que ilusione y que dé satisfacción a la necesidad de una sociedad más próspera, más justa, más equitativa y más libre”.

 


 

 
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
ramiro
Fecha: Domingo, 17 de julio de 2016 a las 12:19
¡Que le pregunten a don Pedro Varela, propietario de la Librería EUROPA, de Barcelona, y de Ediciones OJEDA, a quien le han precintado los locales, ingreso en prisión a sus empleados y colaboradores y a él mismo, por editar y vender libros que no responden al "penamiento único" de lo "políticamente correcto"ª!

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress