Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

La Verdad Ofende
Miércoles, 24 de agosto de 2016 | Leída 191 veces

La izquierda anticapitalista, Baleares y el regresismo de Armengol

[Img #9479]

 

En un constante ejercicio de renovación e inventiva, trabajo y capacidad de inversión, el empresario balear logro superar la crisis. Es un hecho que las islas son uno de los destinos preferidos del público más snob y multimillonario del planeta. Lograr que personas tan exclusivas te elijan es todo un hito. Nada les impide viajar donde gusten.

 

Lo que parece clave en nuestra política turística, velar por la protección de nuestro preciado turismo, dista mucho de ser una prioridad de nuestros gobernantes, que, en un pacto marxista de Frente Popular entre los leninistas de Podemos y el PSOE de Armengol, mantienen una carrera de despropósitos que ahuyentará a tan ilustres visitantes muy pronto.

 

Es la excusa ecologista que evoca un falso sueño de tiempos pasados que jamás volverán. Aquellos tiempos donde los hippies, junto al jumento y el ganado ovino, observaban la espartana pobreza insular del pages. Un paisaje de postal tan atractivo, bucólico y pintoresco como duro para el insular. Se olvidan las carencias en calidad de vida de Ibiza en los años 50-60, o el degradante y masivo turismo facilón de pastillas, sexo y botellón que nos inundó en los años 90, y que a nuestros casposos progres, por no ser VIP, les resulta menos tóxico y agresivo para el entorno natural. Nada más falso.

 

La realidad es que en Ibiza, aun hoy cabemos todos, da igual tu ideología, condición sexual, raza o economía, también los millonarios VIP. Hace pocos días me crucé con Susana Díaz en clase turista, niño a cuestas y esposo cargado de maletas, como una más, ejemplar. Sánchez Castejón,  también en clase turista, nos visitó para proclamar su condición de Dr. NO. Si lo prefieren, también verán a Paris Hilton bailando con mi amigo Roman Fortunato, un exitoso emigrante argentino y líder en "Concierge & RR.PP", cuya labor aplaudo desde aquí. No se olviden, los partidos del progreso (tan corruptos como el PP) dejaron la economía e instituciones baleares quebradas y endeudadas cada vez que nos gobernaron, y hoy sus despropósitos anuncian otro desastre si no lo remediamos

 

Varios son los hechos que demuestran mis afirmaciones:

 

1. Subida generalizada de impuestos y más leyes.

 

Para ejemplo, un botón. Armengol ha impuesto la casposa y fracasada “ecotasa”, con la que espera recaudar 70 millones euros (solo en las Pitiusas / oculta a que destinara dicha fortuna). Envió a Ibiza a Enrique Casanova con la misión, entre otras, de “normalizar" (léase, nueva ley e impuestos) nuestros novedosos y lujosos "beach club", únicos en las Baleares. Una industria fabulosa que, previa onerosa concesión administrativa de un trozo de playa, genera  facturaciones de hasta 15 millones de euros (hay más de 20 considerados "prime").

 

Ademas de empleos (200 en algún “beach club”) y de una incesante lluvia recaudatoria, los "beach clubs" son responsables directos de consolidar como "Isla VIP" la marca turística Ibiza, posicionándonos entre los lugares más deseados de la "jet-set". Ya hay más de 100 vuelos privados por día.

 

El ayuntamiento “frentepopulista” de San José (Podemos-PSOE) otorga dichas concesiones mediante subasta pública (método capitalista). Los precios que se pagan por un trozo de 1.000 metros cuadrados de arena alcanzan los 600.000 euros por sola temporada. El ayuntamieto de San José recaudará más de 6 millones de euros en 2016 de los "beach clubs", una riqueza que será malgastada de nuevo si no consolidamos el modelo, solo lo saqueamos a impuestos.

 

2. Prohibiciones y limitaciones.

 

Además de prohibir el camarero de playa (más de 200 empleos a la basura) y un sinfín de multas por música alta y excesos de ocupación (muchas justificadas), el gobierno marxista de Armengol, también por decreto, ha prohibido dar más licencias de construcción. Lo llaman “crecimiento cero”,  aunque su efecto en los verdaderos dueños de las Baleares, los pageses, es la pobreza y la condena a seguir siendo un agricultor a extinguir. Ellos eran los mejores agentes forestales de las islas. Su pervivencia es esencial. Cada casa, una unidad familiar, esa industria, pilar de nuestra sociedad. 

 

Se prohíben, sancionan y dificultan con fuertes multas las fiestas en villas de lujo, el alquiler de éstas, o cualquier otro alquiler turístico que no pase por la previa licencia administrativa, algo exigible, en un infierno burocrático ineficiente y caro, que hace imposible obtenerlas, lo que condena a todo propietario a ser un criminal, o a fenecer bajo “Ibis” y demás impuestos. 

 

En el colmo de los absurdos, también se prohíben más piscinas en suelo rustico, forestal y ANEI (máxima protección), cuando dichas piscinas, además de representar una fuente de ingresos y empleos en empresas de construcción y mantenimiento, posibilitan tener gratis una enorme y bien repartida red de depósitos de agua, valiosísimos en caso de incendio forestal, algo que por desgracia ya ocurre cada año.

 

3. Fondeos.

 

En el parque natural de Ibiza y Formentera habita la valiosísima posidonia, alga responsable de la transparencia de nuestras aguas, cuyos ejemplares viven miles de años. El parque, además del alto interés ecológico y paisajístico, representa el mayor reclamo turismo náutico, sus playas están consideradas como las mejores del mundo, y donde por décadas hemos ido todos a fondear y nadar.

 

La superficie protegida como parque natural es de 15 millones de hectáreas, frente a 1.200 millones hectáreas de naturaleza marítima de las Pitiusas. Las zonas de fondeo totales (litoral de Illetes, Espalmador / Cala jondal / Salinas / Talamanca) no superan el 0.9%. Las de posidonia apenas el 0.01%. Los fondeos más seguros elegidos por cualquier capitán son siempre los bancos de arena, y no las praderas de la valiosa posidonia. 

 

En el lugar donde el tráfico marítimo supera el del estrecho de Gibraltar (primera posición mundial) nuestros políticos de ayer y hoy destinan para la protección del parque natural una sola “zodiak”. La Guardia Civil en Ibiza y Formentera cuenta con otra “zodiac”. Una. Como lo leen.

 

La tendencia actual es multar con dichos irrisorios medios a las embarcaciones fondeadas (457 multas solo en 2015) en una persecución marxista de ese "millonario enemigo de la igualdad" que sus bases electorales jalean. Una persecución disfrazada como defensa del derecho de todos ante un irrespetuoso uso del prepotente opresor capitalista, haciendo de la excepción infractora la regla. (Del macarra exnovio de Naomi Campbell, Vlad, que manda matones a quien toma el sol en "su costa", les hablaré en otra ocasión).
 

No les canso más. 70 millones de euros de ecotasa recaudados solo en las Pitiusas y en un solo año darían para una desaladora / potabilizadora nueva cada año, piscinas para quien las quiera, decenas de “zodiacs” para la protección de todo nuestro litoral y patrimonio natural, e instalación en áreas de fondeo, (el 0.2% del parque natural) de "muertos" (bloques de hormigón) y boyas donde nuestra valiosísimo turismo náutico podría fondear en orden, seguridad y paz. 

 

Ademas de generar empleo, sería un modo de formar personal cualificado, dotado de motos de agua y zodiacs, que velaría por la protección de nuestro entorno, en orden y paz, además de limpiar y cuidar nuestro insustituible tesoro natural.

 

Yo me atrevería a comprar hasta la impagable y hoy en venta isla de S' Espalmador (18 millones) incendiada por la bengala de un imbécil, y si me apuran a comprar hasta un pequeño hidroavión.

 

Si Formentera fue base de hidroaviones en los años treinta.  ¿Por qué no uno hoy?. ¿Para cuándo? Jamás… 

 


 

 

 
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress