Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Pablo Mosquera
Domingo, 28 de agosto de 2016 | Leída 319 veces
Memorias de Pablo Mosquera

Los orígenes de Unidad Alavesa

[Img #9514]Si bien en la primera comparecencia pública y antes del Congreso Fundacional en junio de 1990, los fundadores de Unidad Alavesa afirmamos que no teníamos ideología, más adelante y tras la primera ponencia de política, queda claro que somos Reformistas-Progresistas-Foralistas. En último término, nos estamos mirando con sana envidia en la Comunidad Foral del viejo reino de Navarra, que logra el amejoramiento de sus derechos históricos y consigue independizarse de Euskadi, y al mismo tiempo reafirmar su condición de españoles desde el más profundo sentimiento navarro.

 

UA nace en el momento oportuno y con mensajes oportunos. Más tarde cometemos errores que nos hacen perder lo esencial. Tal como aprendí de Javier Gómara, uno de los fundadores de UPN, un partido político sólo triunfa si conecta con el sentimiento del pueblo al que le pide apoyos en forma de votos, militancia y representación. Los errores fundamentales fueron tres: asistir a la conferencia de la Paz en Bilbao, dónde no acuden PSE y PP; pactar con el PNV para "tocar poder" en el Ayuntamiento de Vitoria, y así dejar resuelto el futuro "profesional" de alguna persona; no ser capaces de evitar la infiltración de tapados que, como de costumbre, actuaron a modo de Caballo de Troya.

 

Navarra era el espejo dónde se miraban los viejos alaveses. Sus fueros les permitían usar el dinero que produce la industria para un desarrollo universal, tanto en las mejoras rurales, urbanas, sociales, sanitarias, comunicaciones, universidad, medio ambiente. Pero el mejor "invento" fueron los polígonos industriales con suelo barato e incentivos fiscales para las empresas que allí se instalaban. Y es que, cuando un viajero entraba en Navarra o en Álava, descubría las mejores carreteras de la península Ibérica.

 

Los amigos de UPN supieron pactar con los grandes partidos nacionales. Los foralistas apoyaban al Gobierno de Madrid, y los de la capital del reino de España, les dejaban gobernar la Comunidad Foral a su manera -libertad- Desgraciadamente, hoy Navarra ha sido tomada por el nacionalismo a través de Podemos, lo que me produce una enorme tristeza, ya que los hijos de Aitor siempre tuvieron al Reino de Navarra como objetivo de conquista e implantación de los dicterios de Sabino Arana.

 

Nada más lograr tres parlamentarios alaveses en las elecciones vascas de 1990, una delegación de UA marchó a Pamplona para visitar y abrazar a los "maestros" de UPN. Nos recibieron con los brazos abiertos. Tengo que recordar a dos queridos compañeros que en su doble condición de navarros y alaveses nos acompañaban pletóricos de orgullos. Joaquín Guelbenzu y Juan Luís Barbería. Los dos ya no están.

 

Entre los fundadores de UA, hubo médicos ilustrados. Joaquín Guelbenzu, Teodoro Alonso, Manuel Castro, José Antonio Pizarro de Hoyos, Asunción Aldecoa, Miguel Martínez y Elías Aguirrezabal. Evidentemente, fueron muchos los médicos que apoyaron al partido de Álava, pero estos fueron de los primeros afiliados, incluso colaboraron económicamente al pago de la primera campaña electoral.

 

Tuve magníficas relaciones con Aizpún, y todavía mejores con Miguel Sanz. Recordaré siempre que con motivo del asesinato de un histórico dirigente de UPN, nos fuimos a verle mi hijo Antón y yo mismo. Era compartir dolor y rabia con un paisano en estado puro, de los que se arremangan y ajusta cuentas con aquellos cobardes y asesinos incapaces de ponerse delante de un hombre, al que sólo frenaba su respeto a la condición institucional de ser el Presidente de la Comunidad

 

También UPN tuvo sus crisis. Una de ellas fragmentó al partido de Navarra. La encabezaba Juan Cruz Allí. Deberíamos haber aprendido que las crisis, por el poder, son una etapa en la vida de cualquier organización, pública o privada, y que para resolverla hay que actuar rápido y congresualmente.

 

UA tuvo una profunda crisis cuando el grupo juntero, encabezado por Ramón Garín e instigado por Patxi Unanua, jugaron a romper Unidad Alavesa. Fueron vencidos en un congreso y expulsados. Desde entonces se dedicaron a bombardear Unidad Alavesa, con el aplauso y la táctica del infiltrado del PNV, cargo en las cooperativas de Mondragón, el sátrapa R.R.R. Lo más gracioso fue la respuesta a la pregunta. ¿Qué harán ustedes con el dinero público que reciben de las Instituciones forales alavesas y del Parlamento vasco? "Lo entregaremos a obras de caridad...". Ya sabemos a qué caridad se estaban refiriendo. A la que suele empezar y terminar en uno mismo. 

 

Sería muy interesante saber que habría sido de Navarra sin UPN. Seguro que Euskadi la habría subsumido. Sería muy interesante saber que habría sido de Álava si UA hubiera nacido antes de la discusión del Estatuto de Autonomía y la Ley de Territorios Históricos.

 

De los dirigentes de UPN guardo un especial recuerdo de Javier Gurrea. Nada más salir a la luz pública UA, justificó la necesidad de un partido foralista y alavesista en el territorio foral con derechos históricos como Álava. Gracias a UA, entre otras cuestiones, a los del PNV les fue imposible la creación, desde el Parlamento vasco, de aquel Banco Público Vasco con el que pretendían disponer de todos los recursos que fomentaba el Concierto Económico.

 

Al igual que en Navarra, en Álava, el debate no era política progresista o conservadora. Era concepto de democracia y dignidad para el ejercicio en libertad de los derechos fundamentales y ciudadanos.

 


 

 

  

 
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress