Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

David R.
Sábado, 3 de septiembre de 2016 | Leída 1832 veces

Yo me declaro islamófobo

Noticia clasificada en: Islam

[Img #9556]Lo digo muy consciente de que no es una postura políticamente correcta y, por lo tanto, voy a argumentar con detalle esta afirmación del titular. Pero también lo digo sabiendo que es la postura que cada vez más ciudadanos estamos adoptando en Occidente, y les aseguro que no tiene nada que ver con cuestiones racistas.

 

Estoy harto de que en Occidente me digan que tenemos que entender a personas que profesan una fe que se basa en uno de los libros más violentos que jamás se han escrito: El Corán. Si alguien duda de esta afirmación, le pido por favor que se lea detenidamente las 6236 aleyas que se organizan en sus 114 azoras; ya sé que en Occidente no es un libro que se suela leer habitualmente, pero les aseguro que su lectura es reveladora.

 

Una religión que en base a un texto escrito en el siglo VII de nuestra era (612-632 d.C.) maneja planteamientos absurdos e inaceptables en el siglo XXI. Su dios hizo descender esta revelación a un árabe, de la tribu Coraix, un tal Mahoma, quien la recibió en una visión de conjunto y luego en detalle y por entregas, mediante la recitación que le hacía Gabriel, que era un ángel o un arcángel. Los más estudiosos, y con mucha precaución, reconocen que Mahoma era un analfabeto y por eso lo dicto a escribanos.

 

En base a ese texto, que no puede modificarse, esta religión depara para las mujeres un rol de segunda categoría en la especie humana, siempre inferior a la del hombre. Me parece una barbaridad inaceptable cada vez que veo por la calle a una mujer tapada caminando dos pasos detrás de su propietario. No está bien que defendamos la igualdad entre sexos, y toleremos la increíble diferencia que estos sátrapas machistas nos ponen delante de las narices cada minuto que pasa. ¿Estamos asumiendo que existen mujeres de primera y de segunda?

 

Pero es que también están en el punto de mira los homosexuales, y de manera muy especial los judíos, colectivos ambos que deben ser eliminados físicamente porque son peores que los infieles.

 

Ellos agrupan la sociedad en dos grupos, los creyentes y los no creyentes, y los no creyentes somos infieles. Y a mí no me da la gana que nadie en la superficie del mi planeta me califique de esa manera, y se me acabo la paciencia de respetar a los que no me respetan.

 

Me parece absolutamente inaceptable el ataque sistemático que supone a nuestra democracia, a nuestro ordenamiento jurídico, que para ellos es de categoría inferior a su Ley (El Corán), y que por lo tanto es un ataque constante y ya milenario a nuestra forma de entender la civilización, y una patada tremenda a nuestra concepción de las libertades.

 

Tampoco creo que sea aceptable su tendencia a evitar el progreso, que por otra parte es coherente con el hecho de seguir utilizando una norma absoluta que está escrita en lo que los historiadores alemanes estudiosos de la Edad Media llaman “frühmittelater” (entre siglos V y IX). Si te has quedado en la Edad Media tienes un serio problema, pero no es culpa mía y no tengo porque aguantar tus lesivas tonterías. Ya entiendo que el progreso les perjudica, porque no solo son monoteístas, son monolíticos, ancestrales, caducos y con menos capacidad de movimiento que un percebe.

 

Creo que no tengo la culpa de que estas personas piensen de otra manera, pero estoy absolutamente seguro de que no tengo porque aguantarles, y mucho menos tolerar la vulneración de derechos hacia las mujeres, los homosexuales y los judíos. Yo no les quiero en mi sociedad.

 

Hace ya muchos meses escribí cual es la "prueba del algodón", yo la puse en práctica, y como funcionaba, me atreví a contarla, y hoy la recuerdo, es muy fácil de practicar. Lleve a un musulmán a una discusión donde lo que esté en juego sean las legitimidades legales y la aceptación de las normas, y en el fragor dialéctico pregúntele qué es más importante y principal para él: ¿la Constitución Española de 1978 o El Corán? Verá el resultado. Por supuesto, esta prueba no se la puede hacer a una mujer musulmana, porque entre sus muchísimas prohibiciones tiene prohibido contestar a esa fundamental cuestión.

 


 

 
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
10 Comentarios
perikles
Fecha: Martes, 20 de septiembre de 2016 a las 22:52
Todo mi apoyo al columnista que escribió ese articulo.
Si para defender tu tierra,tu familia y las tradiciones de tus antepasados hay que ser un racista y un xenofobo,entonces yo me siento muy orgulloso de serlo,y no tengo por qué esconderlo ante nadie.
Me gusta serlo y quiero que el resto de europa también lo sea,tal como ya está sucediendo en el resto del continente y en norteamerica,por que el odio xenofobo y el racismo combativo son las mejores respuestas contra el terror tercermundista,ya que permite enfrentarse a el cara a cara y superarlo con decisión,permitiendo tu supervivencia,la de tu tribu y la de tu descendencia.
Si cada vez que un piojoso mental de estos nos acusaran de algo,nosotros le respondieramos que si lo somos sin ningun complejo,seguramente estariamos contribuyendo a poner los cimientos de la futura resistencia,y muchos mas nos seguirian.
YO TAMBIEN SOY ISLAMOFOBO......Y QUE??.
En mi casa yo soy lo que me da la gana,y la peninsula iberica es mi casa,no la de ellos.
Mercedes
Fecha: Jueves, 8 de septiembre de 2016 a las 19:34
Ya era hora de que alguien abordara este asunto con tan meridiana claridad.
david
Fecha: Jueves, 8 de septiembre de 2016 a las 13:15
Has conocido muchos musulmanes? Yo conozco a unos cuantos y no he conocido ninguno como tu describes y son creyentes del coran. Que haya unos cuantos gilipollas q tomen el coran como el extremo de su vida y empiecen a hacer barbaridades no significa q el islam sea malo, sino q esos gilipollas no saben q es el bien yq es el mal y empiezan a hacer q una mujer sea de segunda. No hace mucho en españa estabamos en la edad media, tan solo 50 años atras las niñas no s podian juntar con los niños y nuestras abuelas eran las amas de casa y nuestros abuelos eran los machos q trabajaban. Yo he conocido musulmanes y no todos son como tu describes. No generalices, defendamos la libertad sea islamico o no. No por ser islamico lo odies pq quizas no sea un extremista como tu lo describes.
Laura
Fecha: Martes, 6 de septiembre de 2016 a las 14:47
Estoy de acuerdo. Son ellos o nosotros. Y no por que nosotros así lo queramos, sino porque su cultura no admite modificación ninguna y su destino es imponerse a las demás.
Integración o expulsión. Por el bien de nuestros nietos...
Javier Salaberria
Fecha: Lunes, 5 de septiembre de 2016 a las 15:49
Por cierto, también Franco se alió con los nazis y no se me ocurriría acusar a los católicos españoles por ello. De todo hay en las religiones formales, pero ni el Cristianismo ni el Islam son responsables de todo lo que sus supuestos fieles hacen. Claramente los árabes que se aliaron con "los enemigos de sus enemigos" no sabían muy bien lo que hacían. Y digo árabes con toda la intención. Sólo un 20% de los musulmanes del mundo son árabes. Esos mismos árabes en la I GM se aliaron con Inglaterra contra el Califato Otomano, islamicamente legítimo.
Javier Salaberria
Fecha: Lunes, 5 de septiembre de 2016 a las 15:41
Por no alargarlo mucho: Yo no rebato sentimientos, yo estoy dispuesto a debatir razonamientos. Cada uno es libre de sentir las fobias que quiera. Yo me declaro "fobofobico". Porque cuando tememos algo normalmente lo rechazamos irracionalmente sin enfrentarnos al problema en su enorme profundidad. Tampoco me gustan los "ismos" porque lo que hacen es utilizar unas ideas para promocionar otras: Nación-nacionalismo o nazismo, Economía-economicismo, social-socialismo, Islam-Islamismo. Y sí, el islamismo y el fascismo tienen,como todos los extremos, muchas semejanzas...
Andaluza frescachona
Fecha: Domingo, 4 de septiembre de 2016 a las 12:53
Toda la razón el artículo. Señor Salaberria, no, los nazis no decían nada parecido de los judíos. Ha de saber usted, además,que los islamistas y los nazis van unidos contra Occidente, entérese bien que la cosa está que arde. En este momento ser islamista y ser nazi es cosa hermanada. ¿Qué le parece una boutade? Busque, busque por ahí. Los antisemitas se unen cosa fina. Y además, solo ha dicho demagogia, irracional y no ha rebatido ni un punto del artículo. Lo ha descalificado sin más problema porque sí. Muy progre.
Elena Aparicio
Fecha: Domingo, 4 de septiembre de 2016 a las 12:45
Javier Salaberria tiene usted un gran cacao en su cabecita. En la época de los nazis el islam estaba alineado con el nazismo. Un gran personaje del mundo palestino hacía manitas con Hitler, el muftí de Jerusalem Amin Al Huseini. Los nazis reclutaron batallones enteros de musulmanes. Precisamente eso es lo que no queremos, que el islamonazismo o nazislamismo, como usted guste, vuelva.
Javier Salaberria
Fecha: Domingo, 4 de septiembre de 2016 a las 10:55
Evidentemente hay un error en la última frase de mi comentario:"Pero yo NO tendría por eso al Mein Kampf como libro de referencia".
Javier Salaberria
Fecha: Sábado, 3 de septiembre de 2016 a las 22:33
No se si su declaración es políticamente incorrecta, creo que a estas alturas no lo es, al contrario, creo que está alineada con el fascismo que senos viene encima de nuevo, pero lo que yo pienso de su artículo seguro que es políticamente inoportuno: deje usted de hiperventilar y utilice su cerebro racional. La demagogia sólo sirve para encandilar a los necios. La descripción que hace usted del Islam es la misma que la que hacían los nazis del judaísmo. Es verdad que hay un puñado de judíos que son unos hijos satanás. Pero yo NO tendría por eso al Mein Kampf como libro de refrencia.

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress