Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Lunes, 19 de septiembre de 2016
Según documentos filtrados de la Open Society

El especulador y multimillonario George Soros financió la “formación” de varios diputados socialistas europeos para que trabajaran contra la oposición política

[Img #9674]

 

El millonario y especulador George Soros, que a través de su fundación Open Society financia, a lo largo y ancho del planeta, múltiples movimientos e iniciativas presuntamente “progresistas” (campañas proabortistas, propuestas a favor de los refugiados, disposiciones tendentes a universalizar la ideología de género, etc.) también ha colaborado profesional y económicamente con varios diputados socialistas y de extrema izquierda del Parlamento europeo con el fin de luchar contra la presencia en el mismo de lo que denominan “partidos xenófobos” de la UE.

 

Entre los miles de correos electrónicos y documentos que recientemente se han filtrado de esta asociación, hay uno de especial relevancia. El archivo que, en inglés, lleva por título “The Open Society European Policy Institute Outcomes and Activities Update”, reseña las iniciativas que la fundación de George Soros ha impulado en el Parlamento europeo mediante la presión directa a varios partidos políticos y gobiernos europeos. Entre las acciones desarrolladas se citan diversas “sesiones de entrenamiento y formación” a varios diputados del Grupo Socialista en el Parlamento europeo sobre cómo contrarrestar lo que denominan como “populismos xenófobos”.

 

La documentación filtrada, que puede consultarse íntegramente en la web DC Leaks, también revela que la organización del financiero multimillonario y especulador que ama a la extrema izquierda impulsó la inclusión de la Liga Norte italiana dentro del grupo de los “partidos xenófobos” y engrasó económicamente limitar la libertad de expresión en el Parlamento europeo y en los parlamentos nacionales a través de la redacción de leyes encuadradas en lo que se conoce como “delitos de odio”, muy utilizados por la izquierda y la extrema izquierda europeas para acallar y amedrentar jurídica y policialmente a sus críticos.

 


 

 
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress