Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Manuel Molares do Val
Jueves, 6 de octubre de 2016

Un zombi en el PSOE

[Img #9826]La vuelta como diputado al grupo socialista anunciada por el que fue su ensoberbecido líder Pedro Sánchez es una amenaza para ese partido, del que toda persona rechazada como él se habría apartado si no quisiera ser dañina.

 

Porque quien ocupó el trono de Felipe González no querrá ser jamás uno más de sus 85 diputados casi anónimos, miembros de innumerables comisiones dedicadas estudiar la erradicación del cangrejo americano o los arcenes de las carreteras.

 

Él sigue queriendo gobernar España, tras dejar claro además que divide a los socialistas en bandos beligerantes, el suyo, cuya única doctrina es el no a Rajoy aunque eso lleve a unas elecciones en las que su partido será aplastado, y el de los que quieren evitar ese suicidio.

 

El pasado fin de semana Pedro Sánchez quedó políticamente muerto, le clavaron estacas en el corazón como a Drácula, pero ha sobrevivido cual zombi, con el recuerdo de lo que fue, buscando volver a serlo y contagiando nuevamente esa ambición a quienes lo habían acompañado en su delirio.

 

Decía antes de su debacle electoral en Galicia y Euskadi que nunca dimitiría porque era secretario general del PSOE, electo por 56.409 militantes en primarias: realmente, casi nada

 

Olvidaba que en las elecciones de junio sólo logró cinco millones de votos y 85 diputados, muy por debajo de los más de once millones de votos y 202 diputados que llegó a tener el partido.

 

El PSOE se libró de su generalato tras comprobar que moriría desangrado por sus feroces dentelladas, cada una de las cuales le quitaba cientos de miles de electores.

 

Ha entrado en guerra. Su vuelta al Parlamento como hambriento jefe de su banda de zombis iniciará graves ataques a otros socialistas, a los que querrá devorar para seguir existiendo.

 


 

 

 

 
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress