Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

David R.
Lunes, 24 de octubre de 2016

Tan inútil no se puede ser

[Img #9943]

 

Tengo un buen amigo que es piloto en Iberia. Su trabajo le lleva a recorrer mundo, visita muchos países y habla con muchas personas, su experiencia vital es increíble, él y yo compartimos el interés por la politología y el pasado domingo hablando del cónclave de lo que queda del PSOE me sintetizó la situación y me espetó: "Tan inútil no se puede ser".

 

Creo que mi amigo tiene mucha razón, porque hay que ser bastante inútil para recorrer el camino que han recorrido, nos podían haber ahorrado muchas preocupaciones y muchos cientos de millones de euros, y ellos se podían haber ahorrado mucho sufrimiento, porque si te quieres suicidar estás en tu derecho como sujeto, y quizá incluso como partido político reconocido y amparado en el importantísimo artículo nº 6 del Título Preliminar de la Constitución Española de 1978, que al final reza: "Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos".

 

Pero suicidarse a cámara lenta es raro, ¿masoquismo?, ¿idiocia? o, efectivamente, ¿pura y dura inutilidad?

 

El artículo citado de la Constitución también dice que los partidos políticos son instrumentos fundamentales para la participación política de los ciudadanos, porque expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular; son herramientas del sistema, instrumentos de la democracia, no son cortijos.

 

Los ciudadanos hemos asistido estupefactos, durante ya demasiados meses, a un espectáculo que nos ha proporcionado el pre-cadáver político del PSOE, espectáculo que ha tocado techo en el histórico comité federal del 23.10.2016, que pasará a los libros de historia con nombres y apellidos, hemos visto cómo cuestiones estrictamente internas y luchas intestinas por el poder dentro de una organización política afectaban al funcionamiento de la cuarta potencia de la Unión Europea.

 

139 votos a favor de la abstención en segunda votación de investidura, 96 en contra, dos no votan, y muchos ni se presentan; ni el séptimo arte podría haber escenificado en una película una ruptura tan bestial, y lo grave es que no se trata de un film, porque en esta ocasión lo hemos vivido en directo y el nivel de patetismo ha alcanzado cotas hasta ahora inimaginables en la arena política de este país.

 

Ahora se ven abocados a la celebración de un congreso, que con sus estatutos en la mano puede ser extraordinario a tenor de la potente recogida de firmas que se está produciendo y que ya alcanza casi las 90.000, pero, en cualquier caso, un congreso es inevitable, porque es evidente que se ha producido una desconexión entre los dirigentes y los militantes, por no hablar de los votantes que elección tras elección les van abandonando.

 

Es previsible que el resultado de ese congreso agrave la crisis del PSOE, porque perfectamente puede ocurrir que sus 180.000 militantes desautoricen las decisiones del comité federal. Cuando manejas explosivos hay que tomar precauciones sistemáticas y no te puedes salir del procedimiento, salvo que seas un temerario o un loco, y si quieres detonar una carga lo tienes que hacer con control, máxime si la quieres detonar bajo el agua, en este caso con el agua al cuello.

 

Creo que si son tan inútiles no deberían estar habilitados para gobernar absolutamente nada, ni siquiera una comunidad de copropietarios. Veremos cómo rompen la disciplina de voto sin recordar que los cargos de diputados son ciertamente personales, pero que existen porque han sido asignados a dedo en listas cerradas.

 

Estimados lectores, no puedo evitar volver a decirlo: los partidos nacen, viven y mueren. Mi amigo piloto tiene razón, tan inútil no se puede ser.

 


 

 
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Antonio
Fecha: Martes, 25 de octubre de 2016 a las 13:57
A mi no me extraña nada.
El PSOE es un partido lleno de borregos, además una parte de su cupula realmente están vendidos a Podemos.
O, al menos, así es como yo lo veo, aunque puedo estar equivocado, por supuesto.

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress