Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

La Verdad Ofende
Miércoles, 26 de octubre de 2016 | Leída 422 veces

... ¡Y no hubo nada!

[Img #9954]La contradicción, esa incongruencia que define la estupidez humana, no lo es tanto cuando se practica desde el cinismo ideológico que los consagrados actores del denostado #grouchomarxismo tienen a bien regalarnos cada vez con más generosidad. 

 

La escena política actual no es para menos. Parlamentarios de izquierda se rodearán a sí mismos, en una nueva pantomima marxista que pretende vender como golpismo legítimos acuerdos de partidos políticos votados en unas limpísimas elecciones democráticas por el pueblo español, único soberano. Un retrueque fascista que ni el mismísimo conde Ciano. No es una exageración, hasta Lenin lo anticipo: "Si hay alguien capaz de hacer la revolucion en Italia, ese es Benito Mussolini". Y ya ven, acabó el antes número 3 del PSOE italiano colgado boca abajo cual monigote en una plaza de Milán. 

 

No se alteren, no será (aun) el asalto que vimos ayer en la asamblea nacional venezolana, un país ya en criminal dictadura marxista podemita, aunque euskoetarras y algún que otro mal nacido de seguro nos la lía parda, y nos cuesta otro riñón en destrozos impunes.

 

La política española es quizás la más cara de todo el orbe civilizado occidental. 10.000 políticos aforados es la otra cifra de la impunidad. Leyes "ad-hoc" que obligan al ciudadano a dejarse la vida en trabajar y pagar impuestos para regar unas insaciables arcas públicas permitieron el saqueo de todo. 

 

Adjudicaciones de obras sin sentido y cajas públicas hundidas en manos de políticos fueron el ultimo desolladero donde se torturó a esta vieja y asaeteada piel de toro aun sangrante; la última quiebra nacional. La consecuencia siempre es la misma: el asco más absoluto, ese donde chapotea y florece con prosperidad todo populismo. Merecido está, les votamos.

 

En la labor de saqueo no hubo diferencias de color político ni ideología, pero tampoco las habrá hoy. Y aunque "estas gentes" prometan apoderamiento, transparencia y regeneración, olvidamos que se financiaron sin escrúpulo alguno con espurios dineros de sanguinarias dictaduras extranjeras. Hoy ya asignan, del dinero de todos y a discreción, contratos "púbicos" a dedo, colocan a familiares, el coche oficial viste el seudónimo de "coches de incidencias", baten récords en las listas de asesores, cancelan proyectos de inversión y progreso millonarios y otros mil disparates más, como la gomina del de Zaragoza que también se ha de pagar.

 

Y cómo no, felices ante el exitazo de practicar el cinismo nacional, los leninistas se aprestan a celebrar su aniversario bajo #RodeaElCongreso a cargo del erario público. Será una alegoría de cómo secuestraron el dignísimo 15M, del que se "apoderaron" hábilmente. Un giro copernicano de aquella estrategia diabólica y permisiva que un PSOE en manos de quienes retorcidamente manipularon el 11M con terroristas suicidas previamente depilados por el propio Ferreras y Gabilondo desde la Cadena SER. Aquel criadero de buitres socialistas hoy lo pagan desde el PSOE con la demolición del propio partido. Un éxito de Rub-al-cabah y Zapatero, depuestos nada menos que un 20-N. 

 

Desde las bambalinas de Ferraz, "Rubi" intenta que los "buitres criados" no despedacen lo poco que queda del PE (diría PSOE, pero ni es obrero, ni socialista y muy poco español), mientras "Bambi" hace negocios desangrando lo poco que queda del pueblo venezolano, travestido de "hombre de paz" a sueldo del régimen hereditario de los Castro y su criatura el chavismo, ese que refugia a decenas de etarras cuya extradición no reclamará.

 

Es el estrambote cervantino de votantes que por olvidar el pasado de todos comprometen nuestro futuro. La última parodia marxista no será en el puente de Triana Sevillano. Las carreras de los nuevos bolcheviques se las quedará San Jerónimo. Los nuevos padres de la patria, gracias a pegar a policías o a asaltar capillas, tras ser gentilmente rodeados por sus sicarios asalta-universidades, se dejarán ver entre "Daoiz y Velarde" y tras las populistas fotos de rigor, puño en alto, volverán al caliente y bien pagado escaño nacional a hablarnos de democracia, esa prostituida dama griega, que dudo resida ya en S. Jerónimo; a la pobre dama la han visto salir corriendo de "la Carrera" a "la Ballesta", donde al menos cobrará.

 

La opereta está servida. No deje de verla, conciudadano; esta última extravagancia grouchomarxista también la paga usted, como siempre... y si se queja, ya sabe… Le llamarán graciosamente ¡fascista!

 

Pues no faltaba más.

 

"Y luego, incontinente,

caló el chapeo, requirió la espada

miró al soslayo,

... fuese y no hubo nada."

 

(Miguel de Cervantes)

 


 

 
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
PRUDEN
Fecha: Miércoles, 26 de octubre de 2016 a las 16:44
Rafa M, el comentariata anterior, es un fascista ignorante, mimado y bien mantenido por sus papás, o sea, que es de Podemos.
Rafa M
Fecha: Miércoles, 26 de octubre de 2016 a las 13:10
¿Cuánto te pagan por decir esta sarta de mentiras, mercenario? La Casta se defiende, sus palmeros no saben ya qué inventarse... Tic tac tic tac...

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress