Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Ascensión Corcuera Ruiz
Sábado, 5 de noviembre de 2016 | Leída 131 veces
Comentario

Los grandes banqueros de Wall Street no quieren a Donald Trump

Noticia clasificada en: Presidenciales Estados Unidos 2016

[Img #10030]Wall Street y los grandes banqueros norteamericanos se han quedado sin un candidato claro para la Presidencia de Estados Unidos y, carentes de líderes evidentes entre los liberales y los conservadores, los máximos responsables de las empresas y de las finanzas apuestan por un escenario en el que Hillary Clinton termine en la Casa Blanca, pero con un Congreso en manos de los Republicanos.

 

Por este motivo, las cifras de las aportaciones económicas que los principales banqueros y hombres de empresa han realizado a las campañas de Clinton y Trump, hablan por sí solas: la líder del Partido Demócrata ha recibido diez veces más dinero que su contrincante. Hace cuatro años, estos mismos inversores habían entregado dos veces más dinero a los conservadores de Mitt Romney que a Barack Obama.

 

Brad Golding, director del fondo especulativo Christofferson, Robb & Co. de Nueva York, lo ha explicado perfectamente en Le Figaro. "Sin Trump gana el próximo martes, el miércoles los mercados se hundirán. Las autoridades tendrán que activar los corta-fuegos de seguridad y poner en marcha los límites de corrección. Wall street podría perder más de un 10%".

 

La apuesta de los poderes económicos por Clinton, es clara: 370 de los más reputados economistas del mundo, entre los que se encuentran varios premios Nobel, han firmado una carta abierta en la que piden a los ciudadanos que no voten por Donald Trump. Sin proponer un apoyo explícito a Clinton y sin otorgar argumentos para sus afirmaciones, los prohombres de las cuentas económicas afirman que “Trump representa un peligro único para el funcionamiento de las instituciones democráticas y económicas y para la prosperidad del país… Sus afirmaciones revelan una ignorancia económica y una profunda incapacidad para escuchar a los expertos creíbles. Repite estadísticas falsas y tramposas”.

 

Para Donald Trump, y para sus consejeros más próximos, todo esto no es más que el ejemplo claro de que un ‘establishment’ corrupto quiere defender su ‘statu quo’ hasta el final. Y es que, alejados de la realidad de la clase media norteamericana, las grandes empresas y las altas finanzas quieren, quizás, confundir la defensa a ultranza de la mundialización con la defensa de los intereses de los ciudadanos. ¿Pero están ambas cosas relacionadas?

 


 

 

 
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress