Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Manuel Molares do Val
Sábado, 5 de noviembre de 2016 | Leída 120 veces

Los mercados, Trump y Podemos

[Img #10031]

 

Siendo Donald Trump un empresario multimillonario, la idea de que pueda llegar a ser presidente de los EE.UU. provoca grandes pérdidas en bolsas y mercados mundiales, y ahuyenta los beneficios esperables de un supercapitalista.

 

La idea general de la prensa estadounidense es que el populista y antisistema Trump puede arruinar al país, al igual que los medios informativos más solventes españoles dicen que lo harían aquí Podemos, y ahora Pedro Sánchez, si llegaran al poder.

 

De hecho, como Trump, Podemos atribuye todos los males, los suyos y los de los ciudadanos, a la globalización, los mercados y la Bolsa.

 

Si no fuera por esos “males”, junto con las pymes y los autónomos, estaríamos en el tercer mundo: ellos son la base de la economía productiva que genera trabajo, riqueza, y de los impuestos que sostienen a estos revolucionarios del partido comunista-falangista.

 

El mundo estaría en la miseria absoluta si tuviera que esperar el empleo productivo creado por gentes como los penenes de Podemos, profesores de asignaturas maría que viven de ese IBEX, de los empresarios, autónomos y los demás contribuyentes.

 

El anticapitalismo antisistema de Trump se parece mucho al de los populistas de Podemos: mientras estos cobran de lo que no producen y explotan las frustraciones populares prometiéndoles subvenciones parasitarias, el millonario ha hecho fortuna como dueño de casinos, de juegos de azar, cuyo parasitismo explota las mismas frustraciones económicas que los ungidos podemitas.

 

Hay algo que enerva a los creadores de trabajo, los mercados nacionales e internacionales, industriales, agroalimentarios, de servicios, de bienes perecederos o imperecederos,  comerciales y financieros:

 

Es la inseguridad que generan los populismos antisistema, su desprecio hacia la economía productiva que conduce a la ruina.

 

Y en eso Trump y Podemos están hermanados, cada cual en su tamaño de buitre.

 


 

 
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress