Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Martes, 8 de noviembre de 2016 | Leída 513 veces
Su Jefa de Comunicación fue artífice del proyecto ““Girls who like porno (GWLP)”

Ada Colau, la alcaldesa de extrema izquierda de Barcelona, convierte la capital catalana en escenario privilegiado para el rodaje de películas de porno extremo

[Img #10047]

 

Ada Colau, la alcaldesa de extrema izquierda de Barcelona, niega permisos para que se instalen en las calles de su ciudad pantallas gigantes en las que los ciudadanos puedan ver los partidos de la selección española de fútbol y tampoco se lo puso fácil a los productores de la prestigiosa serie “Isabel” para rodar en algunos rincones especialmente relevantes de la capital condal.

 

Pero, por el contrario, la alcaldesa antisistema ha colocado la alfombra roja a la productora norteamericana Kink, especializada en el rodaje de películas pornográficas, para filmar numerosas escenas de su realización “Public Disgrace”, en la que se incluyen escenas de prácticas sexuales extremas, con humillaciones públicas a las mujeres rodadas a plena plena luz del día.

 

[Img #10049]Según informa "Estrella Digital”, se trata de escenas en las que “una mujer lo mismo recibe bofetadas que descargas eléctricas en el culo o simplemente pasea desnuda atada por el cuello”. Y todo ello, en pleno centro de Barcelona y a plena luz del día, en lugares plagados de menores de edad como los alrededores de la Sagrada Familia o el Maremagnum.

 

Según la Cadena Ser, la productora asegura que tiene todos los permisos necesarios y que no hay nada ilegal en su trabajo, De hecho, dos de las actrices que han participado en estas filmaciones pornográficas han confesado que la productora elige la capital catalana porque es “mucho más permisiva” que otras capitales mundiales para este tipo de rodajes.

 

En la concesión del permiso municipal a la productora Kink, quizás haya influido el hecho de que la Jefa de Comunicación del Ayuntamiento de Barcelona, Águeda Bañón, que pasará a la posterioridad por presentarse en público orinando en la calle, es una conocida “activista” en “temas de género y libertad sexual”. De hecho, en este ámbito destaca su “proyecto”, denominado “Girls who like porno (GWLP)”, que surgió en Barcelona en 2002 y que tenía como objetivo “ofrecer una visión del porno y de la sexualidad propia, cuestionando y subvirtiendo la construcción de identidades, de fantasías y de sexualidades y reivindicando la creación de otra pornografía hecha por nosotras mismas”.
 

 

Algunas de las producciones videográficas surgidas a la luz de este proyecto: “El striptease de mi abuela”, “Viva la menstruación” o “Me aburren los besos”.

 

[Img #10051]

 


 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress