Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Manuel Molares do Val
Miércoles, 16 de noviembre de 2016 | Leída 91 veces

TVE: Rajoy entre los fascistas

[Img #10121]Los sindicatos y el Consejo de Informativos de TVE denuncian que pierde audiencia por su apoyo al Gobierno, lo que podría ser cierto, pero debe añadirse que suele emitir noticias cuyo mensaje subliminal presenta a Mariano Rajoy como un fascista.

 

Acaba de ocurrir una vez más tras la elección de Donald Trump como presidente de EE.UU., y tras enviarle Rajoy el preceptivo mensaje formal de felicitación, similar a los de los demás jefes de gobiernos de todo el mundo.

 

Incluido el de Kim Jong-un, el siniestro dictador de Corea del Norte, que calificó al futuro presidente de “inteligente y profético”.

 

En su información como enviada de la mesa central a Washington, la periodista Ana Blanco, cara neutral de TVE desde hace un cuarto de siglo, seguía la escaleta que le habían montado en Madrid, y quizás desconocía la secuencia de las noticias.

 

Informó sobre el mensaje de Rajoy a Trump, y seguidamente, en el mismo bloque de reacciones, introdujo las felicitaciones de ultraderechistas como la francesa Marine Le Pen y el líder del Brexit británico, el eurófobo Nigel Farage.

 

Enseguida apareció la furiosa reacción de Pablo Manuel Iglesias, “avergonzado” por el mensaje, que le dolía por la humillada “patria” española, términos el primero ajeno a la cortesía internacional, y el segundo muy peligroso, de tan usado por violentos de izquierda y derecha.

 

Siguieron otras noticias y minutos después, en otro bloque ya sin fascistas, aparecieron los jefes de Estado o gobierno europeos con sus felicitaciones como la de Rajoy.

 

Esa era la técnica que usaban los periodistas para colocar en los medios oficiales noticias anti régimen durante el franquismo; parece repetirse para luchar contra unos jefes progubernamentales.

 

Pero hermanar subliminalmente a Mariano Rajoy con fascistas es una grave exageración, una manipulación de TVE, esta vez en democracia.

 


 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress