Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Sábado, 19 de noviembre de 2016 | Leída 78 veces
Autor del libro “Michel Victor Mertz: El francés que asesinó a JFK”

J. Sáenz de Oca: “Michel Victor Mertz fue pieza fundamental y uno de los organizadores del magnicidio de Kennedy”

[Img #10149]Se han escrito multitud de obras sobre el magnicidio perpetrado en Dallas el 22 de noviembre de 1963. Muchas de ellas han intentado aportar datos y hechos fehacientes para el análisis riguroso de lo que aconteció antes, durante y después del asesinato de John Fitzgerald Kennedy. Otras, ante la opacidad de las instituciones que más de cincuenta años después del crimen todavía mantienen miles de documentos en secreto, han especulado sobre cuáles fueron los motivos, los objetivos y los autores y si existió realmente una conspiración.


Ahora, el autor vasco J. Sáenz de Oca presenta la primera investigación que se centra, en exclusiva, en la figura de Michel Victor Mertz. Desconocido para la opinión pública, este ciudadano francés colaborador primero de los nazis, condecorado por la Resistencia después, vinculado a la mafia corsa y a los servicios inteligencia galos y estadounidenses bajo el nombre en clave de QJWIN, es una de las piezas absolutamente clave y más activa en la extensa trama de personajes, organizaciones e intereses que, según algunos expertos, decidieron terminar con la vida del presidente norteamericano.

 

J. Sáenz de Oca ha realizado un riguroso trabajo de investigación que ha durado más de dos años y que ha desentrañado gran parte de la oscura y apasionante vida de Michel Victor Mertz, quedando al descubierto una visión completamente inédita y muy documentada sobre su indudable y esencial participación en el asesinato de John Fitzgerald Kennedy.

 

Hay decenas de teorías que intentan explicar quiénes fueron los autores del asesinato de John Fitzgerald Kennedy el 20 de noviembre de 1963. ¿Es necesaria una nueva hipótesis?


- Mi libro no aporta ninguna nueva teoría a las ya existentes. “Michel Victor Mertz: El francés que asesinó a JFK” es una investigación sobre la vida de este mafioso y agente secreto del SDECE francés y de la CIA estadounidense y su implicación en la trama que conspiró y ejecutó el magnicidio. No se trata de un libro especulativo sino de datos fehacientes y comprobados que demuestran cómo Mertz fue uno de los principales actores en la conspiración que asesinó al presidente.


En su libro describe a Michel Victor Mertz como un resistente antinazi que entra en contacto primero con la mafia corsa y los servicios secretos después. ¿Qué papel tiene Mertz durante la Segunda Guerra Mundial?
 

- Como dice, Mertz fue primero un colaborador de los nazis que, en un momento concreto, se pasa a la Resistencia y comienza a operar en el departamento de Alto Vienne en el Lemosín. En 1944, los capos de la mafia corsa Antoine y Barthélémy Guérini declaran su particular guerra contra los ocupantes, sobre todo en el departamento de Bocas del Ródano. La habilidad de Michel Victor Mertz con el gatillo y la sangre fría a la hora de ejecutar sus acciones llegan a oídos de los líderes mafiosos, que contactan con él y lo reclutan para su organización como pistolero. Gracias a sus acciones como resistente, fue condecorado personalmente por el general Charles de Gaulle tras la liberación de Francia y el servicio secreto francés llamado SDECE le ofrece unirse como agente.
 

¿En qué misiones participa Michel Victor Mertz como agente del servicio de inteligencia galo?
 

- Su principal misión en el SDECE fue la infiltración en la OAS argelina, que cumple exitosamente. De hecho, Michel Victor Mertz logra desbaratar el intento de atentado contra el general De Gaulle el 8 de septiembre de 1961 en Pont-sur-Seine. Sin embargo y a pesar de su pertenencia al SDECE, Mertz prosigue sus actividades con la Unión Corsa y se convierte en uno de los principales narcotraficantes de la organización, siendo una pieza clave en la creación de la “French Connection", la ruta que suministraba heroína desde Indochina y Turquía a Estados Unidos haciendo escala en Marsella, puerto controlado por los corsos. En 1960 fue incautado uno de los envíos de Mertz a América, momento que fue aprovechado por la CIA para darle a elegir entre la disyuntiva de ser encarcelado o trabajar para ellos. Obviamente, Michel Victor Mertz optó por la segunda opción y entró a trabajar en la agencia de inteligencia estadounidense bajo el nombre codificado de QJWIN.
Según revela en su libro, Mertz participó en el golpe de estado y asesinato del primer ministro zaireño Patrice Lumumba y en las operaciones encubiertas de la CIA para asesinar a Fidel Castro.


Efectivamente, la primera misión de Michel Victor Mertz con la CIA fue el derrocamiento y asesinato del primer ministro del Zaire Patrice Lumumba, dirigida por Franck Carlucci. Ambos organizan y presencian la tortura y fusilamiento de Lumumba. Tras esta operación, Mertz participa en ZR/Rifle y es uno de los responsables del atentado fallido contra Fidel Castro realizado el 28 de septiembre de 1963 cuya operativa es exactamente igual al que desbarató para el SDECE en Pont-sur-Seine contra Charles de Gaulle. Según las investigaciones realizadas por el Departamento de Seguridad del Estado cubano, más conocido como el G-2, concluyeron que la acción terrorista fue realizada por "un ciudadano francés agente de la CIA".


¿Cuál es la participación de Michel Victor Mertz en el atentado contra John Fitzgerald Kennedy?
 

Como detallo en el libro, hay dos hipótesis. O bien Mertz fue uno de los tiradores de la plaza Dealey o bien fue la persona a la que se encomendó reclutar a los asesinos. Sea como fuere, Michel Victor Mertz es uno de los organizadores y pieza fundamental en el magnicidio. Existe numerosa documentación, que revelo minuciosamente a lo largo del libro, que demuestra cómo y de qué manera Mertz participó en la trama.
 

¿Es cierto que la CIA sabía que Kennedy iba a ser asesinado en el transcurso de su visita a Dallas?
 

- No hay datos que lo confirmen, pero es muy probable. Como reveló a su esposa Jackie la misma mañana del atentado, John Fitzgerald Kennedy temía ser asesinado durante uno de sus desfiles presidenciales. Pocas horas después se cumpliría su temor y sería tiroteado en pleno centro de la urbe texana. Apenas un mes antes del atentado, un telegrafista militar llamado Eugene B. Dinkin y destinado en Francia envió una carta fechada el 16 de octubre de 1963 al fiscal general Robert Kennedy en la que alertaba de que el presidente iba a ser asesinado a finales de noviembre. Dinkin aseguraba que había interceptado un mensaje codificado entre la mafia corsa y un agente de la CIA, probablemente William King Harvey o Guy Bannister, ex-miembro del FBI y empleador de Lee Harvey Oswald durante su estancia en Nueva Orleans. En la misiva, el telegrafista revelaba que el agente solicitaba a la Unión Corsa el envío de un asesino superior cuyo código era QJWIN, es decir Michel Victor Mertz, y de varios expertos tiradores pertenecientes a la mafia. Como no recibió respuesta por parte de Robert Kennedy, Dinkin acudió el 25 de octubre a la embajada de Estados Unidos en Luxemburgo. Tampoco le hicieron caso. El 4 de noviembre de 1963, Eugene B. Dinkin se ausentó sin permiso de su puesto como telegrafista y viajó a Suiza con una orden de viaje y documentación militar falsa. Dos días después, Dinkin logró acceder a la sala de prensa de las Naciones Unidades en Ginebra y anunció a la prensa que "algo pasaría en Dallas" el próximo 22 de noviembre y que "existía una conspiración contra el presidente Kennedy". Los periodistas presentes lo tomaron por un chiflado.


En su libro asegura que Michel Victor Mertz se encontraba en Dallas el día del magnicidio...
 

- Así es. Mertz se encontraba en Fort Worth y Dallas el 22 de noviembre de 1963. Las investigaciones realizadas por el antiguo senador Bud Fensterwald revelan que el FBI había seguido la pista Michel Victor Mertz hasta el día 21, fecha en la que pierden su rastro. Apenas veinticuatro horas después del atentado, Mertz y su familia son expulsados de Estados Unidos con destino a México o Canadá a través del aeropuerto de Houston. La Patrulla Fronteriza no realizó ningún informe sobre los motivos de la expulsión, como era obligado. Sin embargo, Mertz sí fue identificado por la base de la CIA en Houston como el agente QJWIN, es decir y valga la redundancia, Michel Victor Mertz.


¿Fue Lee Harvey Oswald el asesino de John Fitzgerald Kennedy?
 

- La responsabilidad de Oswald en el crimen no es el objeto de mi investigación ni de mi libro. No descarto que Lee Harvey Oswald pudiera ser uno de los tiradores pero, honestamente, creo que hubo más asesinos apostados en la plaza Dealey. El agente del FBI Sam Papich realizó, a petición de John Edgar Hoover, un informe sobre la credibilidad de las conclusiones publicadas por la llamada Comisión Warren y expresó sus reticencias respecto a que Oswald fuera un tirador solitario. Tal y como expuso Sam Papich al director del FNI, los disparos que asesinaron a John Fitzgerald Kennedy eran "demasiado buenos incluso para los mejores tiradores del FBI" e indicó, palabras textuales, que "Oswald era un tirador de mierda" a diferencia de Mertz, a quien el experto en contraespionaje Henry Hurt tildó de "un terrorista entrenado, con experiencia y perfectamente capaz de matar" como había acreditado con creces.


¿Qué hizo Michel Victor Mertz tras el atentado?
 

- Uno de los trabajos que más tiempo y esfuerzos me ha costado en la investigación de este libro ha sido, precisamente, seguir los movimientos de Mertz tras el asesinato de Kennedy. A partir de ese momento, Michel Victor Mertz reaparece en Estados Unidos y Francia, siempre vinculado a las actividades de la mafia corsa.


Uno de los momentos más relevantes de la vida de Mertz se produce en 1971, cuando es detenido en Francia acusado de varios delitos por asalto, robo, contrabando de armas por barco, homicidio, vuelos ilegales, incitación a disturbios, falsificación, intento de asesinato de un policía y un largo etcétera. Sin embargo, Mertz fue condenado por la justicia gala únicamente a cinco años de prisión a pesar de su extenso historial delictivo. En 1980, el director de la CIA Richard Helms reveló que varios agentes de su organización intentaron recuperar el contacto con Michel Victor Mertz pero fueron alertados del peligro que suponía hablar con él. Les aseguraron que "el resultado podría ser fatal".
 

¿Sabremos algún día toda la verdad sobre este crimen que estremeció al mundo?
 

- Confío en que sí, pero mientras la mayoría de los más de 40.000 documentos archivados por la CIA sobre este tema sigan siendo clasificados, será imposible. El día que eso suceda, quizás podamos llegar a confirmar el nombre de todos los inductores y organizadores del magnicidio así como conocer las razones que les movieron a terminar con la vida del trigésimo quinto presidente de Estados Unidos.

 

Leer un capítulo del libro de J. Sáenz de Oca

 


 

 
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress