Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Jueves, 24 de noviembre de 2016 | Leída 89 veces
Informe de Crédito y Caución

Los motores ecológicos y la digitalización cambiarán la industria automovilística

[Img #10187]

 

El sector de la automoción atraviesa cambios estructurales de calado. El último estudio sectorial difundido por Crédito y Caución pone el foco en los cambios en los equilibrios de poder de la cadena de suministro a favor de algunos proveedores de automoción frente a los fabricantes. “Las nuevas tendencias como los motores ecológicos o la digitalización podrían cambiar toda la industria automovilística y suponen todo un reto para los fabricantes tradicionales de automóviles. Las empresas tecnológicas han entrado en este mercado como nuevos operadores mientras que los proveedores más avanzados podrían ganar influencia sobre los fabricantes mediante el desarrollo de las nuevas tecnologías necesarias para la digitalización y la conducción autónoma. Los proveedores innovadores y especializados registran incluso márgenes de beneficio superiores a los fabricantes”, dice el informe.

 

El riesgo de crédito del sector se mantiene estable. No obstante, cualquier deterioro de la situación económica mundial se sentiría de inmediato en la industria automovilística, elevando el riesgo de crédito en la mayor parte de los proveedores más débiles del sector.

 

En España, el automóvil es un sector clave en la economía, ya que representa el 10% de la industria y alrededor del 9% del empleo. El segundo mayor fabricante de automóviles de Europa, y el noveno en el ranking mundial, con 17 plantas de producción y tres de los principales productores de componentes en todo el mundo. La producción volvió a niveles previos a la crisis en 2015 gracias a una fase de expansión que ha continuado en 2016. Las amenazas en el caso español se centran en la creciente competencia de las economías emergentes y la alta dependencia de la exportación.

 

Francia afronta ciertos problemas de exceso de capacidad de algunos de sus segmentos de actividad y una falta de atracción de capital privado. Mientras los márgenes de los fabricantes aumentan debido a la reactivación del mercado mundial de automóviles, los márgenes de los proveedores se mantienen bajo presión, ya que se exige una mayor productividad y bajada de precios. Muchos han tenido que subcontratar instalaciones de producción en países con menores costes, una internacionalización que requiere de una alta inversión y reestructuración para hacer frente a los nuevos entornos del mercado.  

 

En Alemania, líder tecnológico del sector, los márgenes se han visto disminuidos en los últimos años debido a una creciente competencia y a la presión sobre los precios de venta. El sector precisa de capital en investigación y desarrollo para mantenerse por delante de la competencia en nuevas tendencias y tecnologías como los motores eléctricos o la conducción autónoma.

 


 

 
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress