Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Teresa Díaz Bada. Psicóloga Clínica. San Sebastián
Martes, 29 de noviembre de 2016 | Leída 25 veces

Esforzarse

[Img #10219]

 

Iniciamos proyectos y nos desilusionamos si estos no salen adelante. Lo mismo sucede con las personas. Entablamos relaciones de amistad o amorosas, y si éstas no son como pensábamos que deben ser, sufrimos decepciones y nos sentimos mal.

 

Olvidamos que realmente lo que importa no es tanto el resultado, sino el haberlo intentando. Lo importante es la lección que siempre extraemos, aunque no hayamos conseguido lo que queremos. El aprendizaje logrado, aunque nos haya hecho pasar un mal rato.

 

Poner todo de nuestra parte no implica el éxito, y esforzarse tampoco es sinónimo de éxito.

 

Sin embargo, poner todo de nuestra parte, implicarnos, comprometernos, hará que nos respetemos más a nosotros mismos, y que mejore el concepto que tenemos de nosotros mismos.

 

Porque lo realmente importante no es el éxito, sino haberlo intentado, haber puesto lo mejor de nosotros mismos y saber que, aunque hayamos fracasado, por nuestra parte, lo que hemos hecho o la relación que hemos mantenido, ha sido real, de corazón y con la implicación emocional que deben tener las cosas en la vida.

 

A las personas que acuden a la consulta de psicología clínica, en San Sebastián, les suelo recordar que perder puede ser doloroso, pero que aún lo es más darse cuenta de que no lo intentamos, que dejamos pasar una oportunidad, una oportunidad de vivir.

 

No intentarlo y no hacer el máximo esfuerzo, eso sí que es terrible.

 

Las cosas cambian cuando nosotros cambiamos y salen adelante si lo intentamos.

 

Y si finalmente el fracaso es lo que obtenemos, tendremos la satisfacción de haberlo intentado de corazón y mente, y eso nunca es perder. Todo lo contrario, es un aprendizaje.

 

Y es que, realmente, en eso consiste vivir.

 

www.diazbada.com

 


 

 
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress