Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Viernes, 2 de diciembre de 2016 | Leída 353 veces
Especialmente en Francia y Alemania

El miedo al terrorismo islamista y a los migrantes dispara la venta de armas en Europa

[Img #10240]

 

Tras la oleada de atentados terroristas que ha sufrido Europa en los últimos meses, los ciudadanos del viejo continente, especialmente en países como Francia o Alemania, los más castigados por los ataques yihadistas, están dispuestos a coger las armas.

 

En Europa hay actualmente casi cien millones de armas de fuego en manos privadas. El número ha sido calculado por el Observatorio Gun Policy, que controla, a través de fuentes oficiales, la proliferación de armas y fusiles en algunos de los principales países del mundo, en una estimación que tiene en cuenta tanto las armas legalmente registradas como las ilegales. A la cabeza de este ranking, en Europa, se encuentran Francia y Alemania, que tienen, respectivamente, 25 y 19 millones de armas en sus calles.

 

En Francia, donde el terrorismo yihadista ha atacado con más fuerza, las inscripciones de ciudadanos anónimos en los clubes de tiro se han incrementado un 40% en los últimos cinco años. Hay que tener en cuenta que, en este país, los socios de los clubes de tiro tienen más fácil la adquisición de armas. Paralelamente, ha aumentado de una forma ostensible la apertura de nuevas asociaciones. La revista francesa L'Obs ha demostrado este fenómeno al comprobar el aumento del número de personas atendidas por médicos especializados en realizar exámenes clínicos para la adquisición de licencias. De hecho, los doctores consultados por la publicación parisina concretaron que los grupos de población más interesados en adquirir armas son los hombres entre los 18 y los 35 años de edad y los hombres mayores de 60 años.

 

Los números también indican que los ciudadanos alemanes tienen miedo de los ataques terroristas. En los últimos doce meses, las licencias concedidas para utilizar armas de pequeño calibre se han duplicado. Si en 2015 fueron 275.000, en lo que vamos de 2016 éstas han alcanzado los 450.000. En 2014, las licencias requeridas apenas alcanzaron las 2.300 unidades.

 

El miedo al terrorismo yihadista se acompaña, además, de un incremento del miedo hacia los inmigrantes. Esto ocurre especialmente en Alemania, donde tras los sucesos de la pasada Nochevieja, cuando centenares de mujeres fueron violadas y atacadas en diferentes ciudades germanas por hombres provenientes de diferentes países musulmanes, la venta de sprays de autodefensa se ha incrementado en un 600%. De hecho, en muchas tiendas la venta de estos productos ha sido suspendida por falta de suministros. Del mismo modo, se ha incrementado la venta de pistolas de gas. Algunos armeros han confirmado que si antes de la crisis de los refugiados la venta de estas armas de autodefensa apenas era de tres o cuatro ejemplares al mes, ahora se venden entre cuatro y cinco unidades al día. En Berlín, la capital alemana, se respira inquietud: el número de personas que disponen de armas para la autodefensa personal se ha incrementado entre un 40% y un 50% en los últimos meses.

 


 

 
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress