Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Miércoles, 7 de diciembre de 2016 | Leída 40 veces
Presidente de la asociación Destino Bilbao

Álvaro Díaz-Munío: “Cuando el comercio abre en festivo se ve alegría en la gente”

Noticia clasificada en: Apertura en festivos Comercio vasco

[Img #10270]El presidente de la asociación hotelera Destino Bilbao, Álvaro Díaz-Munío, que disfruta de unos días de descanso prenavideño en Valencia, ha reconocido que en esta ciudad levantina se ha encontrado con una realidad comercial “muy distinta” a la existente en la capital vizcaína. “Aquí todo está abierto, no sólo los negocios del casco urbano. Funcionan grandes y pequeñas tiendas, además de, por supuesto, todas las grandes superficies de las afueras”.

 

Álvaro Díaz-Muní, máximo responsable de una agrupación que reúne a los principales 25 hoteles del Bilbao metropolitano, aprovechó la contemplación de esta realidad para volver a reflexionar sobre la necesidad de que Bilbao, durante los fines de semana o durante los puentes festivos, “no puede quedarse desértica por la carencia de comercios abiertos”. “Aquí”, añadió, haciendo referencia a la capital valenciana, “el domingo abrieron todos los centros comerciales y lo más importante es que se veía alegría entre la gente. Se notó un importante tirón del consumo”.

 

A finales de la pasada temporada veraniega, Álvaro Díaz-Munío, insistió en que Bilbao no “puede parecer desierta” durante los fines de semana porque ningún comercio abre sus puertas. “Esto tiene un terrible impacto negativo para la imagen del sector”.

 

En unas declaraciones que no sentaron nada bien entre los empresarios y trabajadores del sector comercial vasco (uno de los más atrasados y anquilosados de Europa a tenor de lo que dicen expertos en análisis de mercados comerciales y consumidores), Díaz-Munío reconoció que “no se puede obligar a nadie” a abrir sus tiendas en festivo, pero también defendió la libertad de quien quiera abrir sus puertas en día de fiesta. “Se supone que estamos en un libre mercado pero, sin embargo, la realidad no es así. La gente no es libre, el pequeño comerciante que quiere abrir, no puede abrir, y las grandes superficies, aunque legalmente puedan abrir ocho festivos, no abren ninguno”.

 

El presidente de Bilbao habla con rotundidad: “Nosotros tenemos una posición clara. Nuestros clientes lo ven, lo sufren y a la hora de hablar del destino no es buena imagen la que Bilbao traslada”, apuntó, para recordar el ejemplo de todas las Semana Santas, con el comercio bilbaíno cerrado el jueves, viernes, domingo y lunes de Pascua.

 


 

 
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fernando
Fecha: Lunes, 12 de diciembre de 2016 a las 11:03
Se ha fijado Ud. en la cara de sus empleados, ninguno tiene cara de alegría. Sus "clientes tienen cara de felicidad" porque tienen guardería con calefacción donde sacar a que retocen los niños sin tener que aguantarles. Para Uds. con vender un chicle ya están felices, pero no están todo el dia trabajando sin disfrutar de sus familia en dia festivo, etc.

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress