Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Viernes, 9 de diciembre de 2016 | Leída 210 veces
Ninguna de las principales instituciones vascas publica los resultados del informe

El Gobierno del PNV oculta el informe PISA 2015 que sitúa al País Vasco a la cola de España en lo que se refiere a la calidad de la educación

[Img #10279]El más reciente Informe Pisa, que ha analizado el nivel educativo de los alumnos de 72 países y territorios de todo el mundo y que, en esta ocasión, también ha estudiado la evolución formativa de los estudiantes españoles según su región de origen, revela que los jóvenes del País Vasco han retrocedido ampliamente en sus competencias educativas en las materias a examen (Matemáticas, Ciencias y Lectura), hasta el punto de que Euskadi se sitúa muy por debajo de la media de la OCDE y de la media española, tanto en Ciencias como en Lectura.

 

Pero los ciudadanos de Euskadi no podrán hallar estos datos en la página web del Gobierno Vasco, del Departamento de Educación o en el site Irekia, que aglutina diariamente todas las informaciones que produce el Ejecutivo autonómico de Iñigo Urkullu. Simplemente, el informe PISA 2015 no ha sido dado a conocer por el Gobierno nacionalista, que ha preferido ocultar el documento de las miradas de los ciudadanos y que ha despachado el asunto con una vergonzosa intervención de Cristina Uriarte, la consejera del ramo, en la que ésta, para argumentar su estrepitoso fracaso, afirma que el problema radica en que “las pruebas a los alumnos se habían hecho con ordenador”.

 

[Img #10280]Por el contrario, el Informe PISA 2015 sí ha sido ampliamente divulgado por el Ministerio de Educación del Gobierno central y por las consejerías educativas de diferentes comunidades autonómicas, pero, como decimos, no por la Administración de Vitoria, en cuyos canales informativos apenas hay rastro del mismo. Ni de los datos concretos, ni de explicaciones que traten de indagar en las causas del fracaso, ni de medidas correctoras de mejora. Nada. Solamente el silencio, o una vaga declaración del lehendakari, realizada prácticamente entre dientes, en la que afirma que hay que reflexionar sobre el “modelo educativo”.

 

En una reciente entrevista publicada por este periódico, Ernesto Ladrón de Guevara, autor del libro “Educación y Nacionalismo” y doctor en Educación, sí que ha explicado claramente cuáles son, en su opinión, las causas del hundimiento de la educación vasca en el informe PISA: la inmersión obligatoria de los estudiantes vascos en euskera, lo que, en la práctica, obliga a la mayor parte de éstos a desarrollar sus estudios en una lengua que les es ajena (el vascuence) y que no tiene nada que ver con su lengua materna (el español); la escasa formación del profesorado y la sumisión de éste a la ideología nacionalista, lo que supone el adoctrinamiento de los jóvenes, pero nunca su educación; la politización de la educación, y la falta de excelencia.

 


 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress