Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Viernes, 16 de diciembre de 2016 | Leída 813 veces
El genocidio europeo

“Suecia ha muerto”: las televisiones de Estocolmo promueven abiertamente la teoría del “gran reemplazo” apelando al nacimiento de un “nuevo país”

[Img #10333]

 

“Suecia ha muerto”. Hay que dejar espacio al “nuevo país” que está naciendo. Esta es la esencia de un anuncio televisivo que durante los últimos meses han estado emitiendo los principales canales televisivos suecos y que refleja a la perfección la teoría del “gran reemplazo”, que apela a la sustitución de la población europea original por emigrantes provenientes, fundamentalmente, de países musulmanes de Africa y Asia.


El spot ha sido realizado por la organización no gubernamental sueca  "IM" (Individuell Människohjälp), una oenegé financiada en parte por el Gobierno de Estocolmo (socialistas + ecologistas). Se trata de una fundación comparable en sus objetivos de extrema izquierda a los de la Open Society Foundation de George Soros.


La película, que en su contenido parece una producción de ciencia-ficción distópica, celebra abiertamente el genocidio natural y el reemplazo de los suecos étnicos en su propio país. De hecho, se dice a los suecos que han de aceptar el “cambio irreversible” de su nación y se les pide que se integren en "el nuevo país" moldeado por una inmigración masiva y sin restricciones desde países del tercer mundo países.


La escena de apertura del anuncio resulta sumamente gráfica: "No hay vuelta atrás. Suecia nunca será lo que una vez fue”. Y, según van transcurriendo las imágenes, que muestran rostros de inmigrantes procedentes de diferentes lugares del mundo adornados con una suave música ambiental, se señala que los "antiguos suecos establecidos" tienen que hacer lugar a "los nuevos suecos”.


Según la película, el lugar de la tierra llamado "Suecia" es simplemente un "espacio seguro para las personas que buscan refugio” y, a medida que los "viejos suecos" se están extinguiendo debido a las bajas tasas de natalidad y a las familias que huyen del barco hundido que es la actual Suecia en manos de la extrema izquierda, se dice que los restantes suecos étnicos habrán de ser "tolerantes" y tendrán que vivir “al lado del futuro”, una Suecia habitada mayoritariamente por inmigrantes.

 

 



 

 
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Benito Cámela
Fecha: Sábado, 17 de diciembre de 2016 a las 19:38
No va a desaparecer Suecia, quienes van a desaparecer son los trabajadores suecos. A la élite empresarial le interesa más una etnia acostumbrada a obedecer y que se reproduce con poco dinero, que unos suecos blancos que reclaman sus derechos y libertades.

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress