Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Stefan Mauer y Andreas Landwehr (dpa)
Miércoles, 28 de diciembre de 2016 | Leída 86 veces
Miran ya cara a cara a Estados Unidos y Rusia

China e India ganan terreno en la carrera espacial

Noticia clasificada en: China India señales del espacio

[Img #10427]

 

Los dos gigantes asiáticos apuntan a las estrellas. Mientras Estados Unidos y Rusia ralentizan sus programas espaciales, China e India avanzan a grandes pasos. "Yo diría que ahora mismo China sólo está diez años por detrás de Estados Unidos", afirma el experto australiano Morris Jones.

 

"China ya es un líder global y, si las tendencias actuales se mantienen, también podría convertirse en una potencia dominante en el espacio", añade.

 

India también hizo enormes avances, aunque según este experto independiente todavía está "lejos de China". La tecnología de satélites india es similar a la china, pero en cuanto a cohetes y vuelos tripulados está por detrás.

 

Estados Unidos mira con cierta preocupación sobre todo a Pekín. El Congreso norteamericano advirtió que China quiere ser tan competitivo como Estados Unidos en el espacio "militar, diplomática, comercial y económicamente", lo que irá en detrimento de Washington.

 

"Este amplio y premeditado enfoque de China abrirá a Pekín la posibilidad de obtener en un futuro próximo importantes ventajas económicas, políticas y diplomáticas de su programa espacial", apuntó Dennis Shea, de la Comisión de Economía y Tecnología durante una comparecencia ante el Comité Espacial de la Cámara de Representantes. "¿Perderemos la carrera espacial ante China?", se preguntó.

 

Desde 2003 China es la tercera nación -además de Estados Unidos y Rusia- que puede enviar astronautas al espacio por sí sola. A finales de noviembre dos "taikonautas" -como se llama a los astronautas en China- terminaron el sexto vuelo espacial chino. Con una duración de un mes, fue también el más largo hasta el momento. Sus pruebas en el laboratorio espacial "Tiangong 2" (Palacio Celestial) son parte de la preparación para la construcción de una estación espacial propia, que debería estar lista para 2022. Si la Estación Espacial Internacional (ISS) deja de funcionar en 2020, como está previsto, China sería el único país con un puesto permanente en el espacio.

 

El gigante asiático, que ya se paseó por la superficie lunar con un "rover", está pensando en un vuelo tripulado al satélite de la Tierra y para 2020 tiene prevista una misión a Marte. En septiembre pasado empezó a funcionar el mayor radiotelescopio del mundo en Pingtang, en el sur de China, con el objetivo de indagar en los orígenes del Universo y de buscar vida extraterrestre. Pekín envió al espació más de 180 satélites y está desarrollando su propio sistema de navegación global. A principios de noviembre se lanzó el cohete "Larga Marcha 5", capaz de medirse con el "Delta IV Heavy", el cohete más potente del arsenal estadounidense.

 

Los estrategas militares chinos están convencidos de que quien domine el espacio ganará las guerras del futuro. Se tratará de recopilar y transmitir informaciones en el espacio o de destruir la capacidad de hacerlo de un enemigo. En 2007, Pekín ya probó con éxito un arma antisatelital (ASAT), lo que provocó indignación en todo el mundo.

 

China e India también quiere que sus crecientes economías saquen provecho de los usos científicos y tecnológicos de sus avances en el espacio. En 2014 India se convirtió en el primer país asiático en llegar a Marte con un vehículo espacial. También está construyendo su propio sistema de navegación y en abril lanzó el último de los siete satélites destinados a ese proyecto. El año que viene se podrá utilizar el sistema de navegación regional INRSS en India y en un radio de 1.500 kilómetros. Según la agencia espacial india (ISRO), será más preciso que su competidor estadounidense, el GPS.

 

Este año India probó un pequeño modelo de transbordador espacial reutilizable. Estará listo en 10 o 15 años y servirá para enviar carga al espacio a un precio mucho menor. En 2008 ya aterrizó en la Luna una misión india y el próximo año le seguirá un vehículo robotizado. Dentro de cinco años los indios quieren ser capaces de enviar astronautas al espacio, tras el exitoso vuelo de prueba realizado con éxito en 2014 con una nave vacía.

 

En cuanto a los vuelos espaciales comerciales, India ya se fraguó una buena reputación con el cohete portador "PSLV". No puede transportar demasiado pero tiene un gran nicho de mercado para el transporte de pequeños satélites. Su hermano mayor, el cohete "GSLV", protagonizó en el pasado algunas pruebas fallidas. Pero parece que la situación está cambiando y en septiembre fue capaz de transportar un satélite de 2,2 toneladas.

 

No es ningún secreto que el 90 por ciento de la tecnología espacial tiene aplicaciones civiles y militares. Tras los programas espaciales de India y China también hay importantes motivos militares, lo que refleja las tensiones en la región y con Estados Unidos. "En Asia el líder en vuelos espaciales es claramente China", afirma Jones. "Es parte de la estrategia china de contrarrestar a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos".

 


 

 
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress