Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Carlos Roldán López
Lunes, 9 de enero de 2017 | Leída 170 veces

Partidos y quebrados

Los partidos del Régimen están de congreso. En unos casos para seguir encumbrando al Jefe, en otros para buscar al fuhrer (tranquilos, no significa más que guía...) que les lleve al estrellato electoral; todos han asumido el concepto de partido-quebrado derivado de Mussolini: líder único, obediencia en cadena, repetición de mensajes...

 

Desde la más elemental ciencia política, nada que objetar para este repúblico, salvo la mirada indiferente y algo hilarante... Los partidos-quebrados pueden organizarse como quieran, no dejan de ser mas que asociaciones privadas, derivadas de la sociedad civil. Punto.

 

Pero no es así... los partidos -quebrados asumen por in-disposicion legal toda la soberanía que en elemental lógica política correspondería a la nación en su conjunto y a sus ciudadanos: los jefes eligen a los candidatos alistados, y a su vez los candidatos eligen al jefe tanto si son elecciones a alcaldes, presidentes de autonomía, presidentes del gobierno, secciones, comisiones. Da igual. Los partidos deciden y eligen. Una letanía repetitiva y absurda de clientelismo institucional donde, no olvidemos, los ciudadanos votan, pero no eligen.

 

El voto en el Régimen actual no tiene la posibilidad de elegir (ni a candidatos ni a presidentes). Y, por lo tanto, tampoco de destituir, que sigue siendo potestad exclusiva.. del partido.  Votar no siempre implica elegir. En nuestro país, los votos no eligen. Solo refrendan listas. Somos meros refrendadores de listas elaboradas por partidos, en eso quedó la conquista de la libertad de sufragio. No hay  representación de la nación, sino representación de partidos.

 

Y esto es solo la primera de las engañifas de esta dictadura (no de partido único, pero si de unos pocos partidos).

 

Este repúblico duda mucho de que sean los propios partidos los que se autodestituyan de esta posición despótica. Los partidos-quebrados deben volver a ser instituciones privadas de la sociedad civil y abandonar el Estado y dejar de usurpar las libertades políticas colectivas que le corresponden a la nación española. Los votos deben elegir candidatos y presidentes, y poder destituir, los partidos deben dejar de usurpar la libertad de sufragio pasivo (si quieres presentarte tienes que ser alistado) Quiero que mi voto elija, por lo que me niego a votar sin decidir. Y mucho menos afiliarme a un partido-quebrado mientras estén encaramados al Estado.

 

Esos congresos están decidiendo por nosotros, todos sabemos que más allá de un secretario general, están dilucidando poderes del Estado.

 


 

 
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
5 Comentarios
Luis Gutiérrez
Fecha: Martes, 17 de enero de 2017 a las 00:45
Quiero felicitarle por el valor de describir sin tapujos la usurpación que de la sociedad civil lleva realizando durante años el régimen de partidos políticos, en nombre de los electores, arrogándose una representación inexistente porque el elector no elige libremente, simplemente ratifica las listas que los jefes de partido elaboran, imponiendo para colmo la falsa idea de que votar es un deber cívico. No nos representan.

El voto es un derecho político, una facultad que se puede usar o no, jamás un deber ni una obligación. Afortunadamente algunos hace tiempo que nos dimos cuenta de que la única elección libre es abstenerse de votar, de legitimar con nuestro voto un régimen corrupto sin remisión, que no representa al elector.

Le animo a que siga en esa línea. le seguiré

Un cordial saludo
Luis Gutiérrez
Fecha: Martes, 17 de enero de 2017 a las 00:24
Enhorabuena al articulista por el valor de describir sin tapujos la usurpación que de la sociedad civil lleva años realizando el régimen de partidos, irremediablamente corrupto, que se arroga la facultad de representar a un electorado que no elige, ni puede revocar, sino que ratifica servilmente las listas que los jefes de partido elaboran para colocar a sus partidarios en las instituciones, generando un círculo vicioso de corrupción.

En fin, afortunadamente hace tiempo que algunos descubrimos que la única elección libre es abstenerse de votar en este régimen político que no representa al elector.

Adelante y siga así, le seguiré con interés

Un cordial saludo
Tere García
Fecha: Lunes, 16 de enero de 2017 a las 13:15
Este artículo resumen muy bien la situación política de España, sumida en una corrupción sistémica. Al no haber representación, ni una separación en origen de los poderes, ni del Estado y la Nación, todo queda en manos de una oligarquía o facciones del estado que se reparten los cortijos de corrupción. Muy interesante, os seguiré leyendo.
Isabel
Fecha: Lunes, 16 de enero de 2017 a las 12:51
No conozco ninguna dictadura q que se autodestruya siempre es por factores externos a ella .
La dictadura de partidos no va a ser diferente o la sociedad civil dice basta o seguiremos como borregos votando( quien lo haga).
Cómo va a ser una democracia si no eliges ?
ratificas es una continuación de régimen franquista.
#YonoVoto y no votando a esta oligarquía no soy responsable de su latrocinio.
Pedro Conde
Fecha: Lunes, 16 de enero de 2017 a las 11:15
Esto se llama traer o tratar a la democracia como puta por restrojo. Efectivamente, como viene a decir el autor del artículo, estos políticos, mediocres la mayoría hasta la náusea, no son demócratas son dictadores disfrazados de demócratas que viven pastando en el presupuesto del pueblo español. ¡Qué porvenir le espera a España con toda esta caterva de mindundis, torpes pero aprovechados!

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress