Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martin Bialecki (dpa)
Viernes, 13 de enero de 2017 | Leída 33 veces
"Homeland" se instala en Nueva York

Carrie Mathison vuelve a casa

[Img #10533]

 

Terrorismo, espionaje y dramas personales son los tres ingredientes que han convertido la serie estadounidense "Homeland" en una de las de mayor éxito entre crítica y público. El domingo regresa con su sexta temporada, en la que la ex agente de la CIA Carrie Mathison también vuelve a casa.

 

Esta vez, el foco de sus 12 nuevos episodios no es la amenaza terrorista internacional, sino las consecuencias de la lucha antiterrorista en Estados Unidos. Y como en las temporadas anteriores, hay elementos de plena actualidad, pues también en "Homeland" hay nuevo inquilino en la Casa Blanca.

 

Eso sí, los creadores de la serie apostaron en la dirección equivocada y pusieron al frente del país a una mujer liberal, a quien da vida Elizabeth Marvel (quien por cierto ya aspiró a presidir Estados Unidos en "House of Cards"). "Será la única vez que 'Homeland' resulte menos amenazadora que la realidad", apuntaban lacónicos en "Entertainment Weekly" en referencia a la inminente presidencia de Donald Trump.

 

Tras mudarse a Berlín durante la quinta temporada, Mathison (Claire Danes) regresea ahora a casa. Vive con su hija Franny en Brooklyn y centra sus esfuerzos en la lucha -civil- por los derechos de los musulmanes. Y en ese entorno es donde entra en juego el multimillonario y filántropo alemán Otto Düring (Sebastian Koch, conocido por "La vida de los otros"), para el que Mathison trabajó como jefa de seguridad.

 

Y a partir de ahí, poco más se sabe, salvo que la temporada girará en torno a cuestiones como qué consecuencias tendrán para Estados Unidos los largos años de intervenciones militares, qué supone para la sociedad vivir bajo una amenaza permanente o qué les sucede a aquellos que aterrizan entre dos frentes. "Tras el 11-S todo el país se volvió loco", dice en el trailer la ex agente de la CIA en relación a los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.

 

Según contó a "The New York Times" el creador de la serie, Alex Gansa, como trasfondo de una serie tan eminentemente política le interesaba explorar especialmente el traspaso de poder en Estados Unidos. Y en esta temporada, quedaba plenamente descartado que pudiera suceder un atentado en Nueva York. "Eso es jugar con el mal karma, no estaría bien".

 

Así, viejos rostros conocidos de la CIA tendrán que lidiar ahora con una nueva presidenta y su inusual visión de la política exterior: F. Murray Abraham como el algo siniestro Dar Adal y Mandy Patinkin (a quien recientemente se pudo ver junto a Penélope Cruz en "La reina de España") como el intrigante Saul Berenson. Y a este último, según revela el trailer, tampoco ahora le va a ir nada bien.

 

A quien apenas se reconocerá, o eso afirman al menos los medios estadounidenses, es al ex compañero de Mathison Peter Quinn (Rupert Friend). En la temporada cinco sobrevive por los pelos al intento de asesinato con gas sarín por un grupo de extremistas y ahora se encuentra recuperándose en Nueva York. La quinta temporada terminaba con la pregunta abierta de si Carrie cumpliría el deseo de éste de acabar con su vida.

 

"Peter ha vuelto del infierno. Ni siquiera está seguro de si su vida merece continuar", contó Friend a "Entertainment Weekly" tras meses de silencio. Y es que aquel inteligente y frío como el acero Peter Quinn forma ya parte del pasado. "Algunos espectadores se preguntarán qué fue de su viejo conocido". Pero el mundo no funciona así, señala Friend, y la lucha contra el terrorismo tiene consecuencias palpables en la vida real.

 

"Homeland" se estrenó en 2011 y a lo largo de sus hasta ahora cinco temporadas ha saltado de Venezuela a Líbano, Brasil, Alemania, Irak, Afganistán, Pakistán e Irán. Ahora, sus creadores prometen descubrir nuevas caras de Brooklyn y Nueva York, pero tampoco éste será el final: habrá temporada siete y ocho, sostienen. Y al co-creador Alex Gansa le gustaría que volvieran a rodarse fuera de casa.

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress