Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Enrique Arias Vega
Miércoles, 25 de enero de 2017 | Leída 48 veces

Periodistas deshonestos

Al igual que Donald Trump y que muchas personas más conozco a periodistas deshonestos. Pero también conozco fontaneros, vendedores de zapatillas y registradores de la propiedad sin escrúpulos. La exclusiva descalificación del presidente norteamericano de los periodistas supone, sin embargo, un peligrosísimo paso hacia la censura.


Por supuesto que existe un periodismo sin control, proclive a los mayores excesos con tal de obtener beneficios de una u otra índole. Y no digamos ya de ese periodismo aficionado de las redes sociales, donde el insulto y el descrédito sustituyen muchas veces a la información y al análisis. Pero también, y con más frecuencia, hay políticos demagogos y corruptos, que falsean los hechos, incumplen sus promesas y solo buscan el provecho personal.


Nada de eso es nuevo. La prensa sensacionalista fue bautizada como periodismo amarillo, yellow journalism, a finales del siglo XIX por las falsas noticias y los excesos de The New York World, de Joseph Pulitzer, y The New York Journal de Randolph Hearst. Este último, instigador de la guerra contra España, fue brutal y hábilmente caricaturizado por Orson Welles en su Ciudadano Kane.


Si fuera solo ese periodismo el que perturbase al ciudadano Trump no habría nada que objetar; pero se trata nada menos que del presidente de Estados Unidos tildando a todos los periodistas de estar “entre los seres humanos más deshonestos de la tierra”, Eso no solo es una brutalidad desmedida sino una incitación a su linchamiento.


En cualquier caso, el nuevo presidente norteamericano, con sus maneras tabernarias, ha evidenciado la hostilidad de bastantes políticos hacia una prensa que, con todos los defectos que se quiera, sirve para refrenar los instintos totalitarios de muchos gobernantes.


Ya lo había previsto, con clarividencia democrática, un antecesor de Trump en la presidencia, el padre de la patria Thomas Jefferson: “Prefiero una prensa sin Gobierno que un Gobierno sin prensa”, dijo hace ya dos siglos. Mal que le pese a Donald J. Trump, su predecesor tenía toda la razón.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Perico el de los palotes
Fecha: Miércoles, 1 de febrero de 2017 a las 22:20
Es posible que Trump diga muchas tonterías respecto a la prensa, pero ha de tenerse en cuenta algo que es evidente: los noticieros masivos están en manos de "globalistas", esos ricos señores que persiguen su máximo beneficio a costa de explotar al hermano chino, africano o de Congapur sin importarle que "su país" se vaya al desempleo masivo.

Generalmente esos globalistas o globalizadores son unos miserables que en sus ratos libres, intentan desestabilizar economías domésticas de otros países para ellos ganar suculentas ganancias. Eso no es capitalismo ni democracia. Eso es la perversión del poder.

Trump no tiene pelos en la lengua, es posible que tenga un pequeño defecto: no sabe decir a las cosas por su nombre. Los periodistas no son los responsables de la campaña difamatoria, de acoso y derribo y de intimidación a que día sí, otro también, nos acostumbra "la prensa". Pero es que detrás de ciertos medios informativos hay intereses creados en que el mundo siga como hasta ahora, con unos niveles de desigualdad que cada vez se acrecientan más gracias al control sobre la política monetaria de unos señores que no nos representan ni jamás han ganado unas elecciones, como Mr. Trump.

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress