Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Manuel Molares do Val
Sábado, 28 de enero de 2017 | Leída 71 veces

Izquierda proislámica frente a Trump

[Img #10649]

 

La gigantesca manifestación de mujeres en Washington del sábado pasado contra Donald Trump estaba encabezada por actrices, cantantes y feministas, pero también por una famosa abogada musulmana dirigente de una asociación sospechosa de simpatizar con el terrorismo islamista.

 

Se adherían a los manifiestos contra Trump personas tan conocidas como Scarlett Johansson, Ashley Judd, Madonna, Alicia Keys, o de feministas como Gloria Steinem.

 

Pero algunas, al menos, debieron sentir rechazo al ver a Zahra Billoo con su pañuelo islámico presentándose como feminista y dirigente del Council on American Islamic Relations (CAIR), regido por simpatizantes de Hamas y de los fanáticos Hermanos Musulmanes.

 

CAIR apoya el extremismo islamista en numerosas casos, defiende la poligamia, sus afiliados practican y desean imponer la sharía en la que la mujer vale la mitad que el hombre, y pide a los musulmanes en mensajes públicos callarse ante la policía cuando investiga actos de terrorismo.

 

La izquierda estadounidense, representada por las mujeres llegadas de todo el país, y que deberían justamente defender lo contrario, aceptó como una más a esta religiosa de verbo fácil, de lucha aparente por los derechos comunes, pero que oculta la realidad de su mundo islámico, al que deberán someterse –islam significa sumisión-- los infieles.

 

Numerosos miembros del CAIR lograron acceder a cargos políticos en el país pese a los avisos del FBI y de la CIA: Keith Ellison, congresista mahometano por Minnesota, es candidato en la elección de finales de febrero a la presidencia del Democratic National Committee, máximo órgano del partido.

 

Viendo a a Zahra Billloo como importante portavoz de quienes rechazan y quieren derrocar a Donald Trump muchas mujeres habrán pensado que un país que acepta líderes así no es el que desean.

 

Ante Billoo entenderán por qué ganó Donald Trump y no Hillary Clinton, representante de la izquierda acomodaticia e ideológicamente traidora que aprueba la sumisión islámica.

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress