Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Domingo, 5 de febrero de 2017 | Leída 87 veces
#fakenews / Así manipulan los medios

De cómo la Estatua de la Libertad de Nueva York pasó a estar inspirada en el rostro de una mujer... musulmana

Noticia clasificada en: Estados Unidos Medios de Comunicación

[Img #10707]

 

Es un #fakenews, pero la historia de cómo la celebérrima Estatua de la Libertad de Nueva York pasó a estar inspirada, de la noche a la mañana, en el rostro de una mujer… musulmana, revela a la perfección cómo los medios de comunicación “mainstream”, los mismos que financiados por poderosos grupos empresariales tratan de imponer globalmente una ideología de extrema izquierda basada en el permanente cuestionamiento de la tradición judeocristiana y del legado grecolatino, en la imposición del multiculturalismo más ignorante y en la sumisión al comunitarismo más obtuso, tratan de influir en la realidad de los acontecimientos de la forma más grosera, descarada y, a estas alturas de la historia, desesperada.

 

Un ejemplo bochornoso. A finales de 2015, el Gobierno de Barack Hussein Obama trató de poner en marcha una iniciativa política para promover el acogimiento en Estados Unidos de miles de refugiados sirios. Los Republicanos se opusieron a la propuesta, estalló una fuerte polémica socio-política y, casualmente, justo en ese momento, el “Smithsonian Magazine”, la revista del Instituto Smithsonian de Washington, que agrupa a varios de los museos más importantes del país, lanzó en colaboración con el digital “The Daily Beast” (evolución del antiguo semanario en papel “Newsweek”), una información, reproducida por cientos de medios de todo el mundo, en la que afirmaba que la Estatua de la Libertad de Nueva York, uno de los símbolos más poderosos del mundo, representaba, en realidad, a una mujer… musulmana.

 

Hay que recordar que la estructura del monumento fue planteada por el arquitecto francés Alexandre-Gustave Eiffel (autor de Torre Eiffel de París), mientras que la estatua la diseñó el también francés Frédéric-Auguste Bartholdi. Tras la finalización de la construcción, esta fue un regalo de Francia a Estados Unidos con motivo del centenario de la declaración de independencia USA y para conmemorar la alianza entre ambos países.

 

Según el Instituto Smithsonian de Washington, la conexión árabe de la Estatua de la Libertad llegó a través de Bartholdi, que habría encontrado en Egipto su inspiración para diseñar la figura. En 1855, el escultor visitó y se extasió con los gigantescos monumentos egipcios de Nubia, en Abu Simbel. El autor del artículo, Erin Blakemore, explica que Bartholdi trasladó esa pasión al diseño de una escultura que primero planteó, en 1869, para la inauguración del Canal de Suez, pero que luego, tras rechazar Egipto la idea, retomó para la Estatua de la Libertad neoyorquina.

 

Según esta teoría, para su obra egipcia, Bartholdi habría diseñado una escultura de una mujer “vestida con túnica y velo” y con una antorcha en la mano que representaba a Egipto. Según  el “Smithsonian Magazine”, que cita a Edward Berenson, autor de la obra “Statue of Liberty: A Translatlantic Story”, ”la figura tomó la forma de una campesina con velo. Iba a medir 26 metros de altura, y el pedestal, 14,5". Berenson explica que el concepto inicial de Bartholdi se transformó de "una gigantesca campesina árabe a una diosa colosal". Egipto, que había invertido gran cantidad de tiempo y dinero en la escenografía del canal, no acogió la idea con entusiasmo y la rechazó por excesivamente cara. En su lugar, un faro de 56 metros de altura se instaló en Puerto Said.

 

Bartholdi se guardó la idea y volvió a proponerla en 1870 para el proyecto “La libertad iluminando al mundo”, que se convirtió en la Estatua de la Libertad, instalada en la isla Liberty, a la entrada del puerto de Nueva York, en 1886.
 

Hasta aquí, la versión de los orígenes musulmanes de la “Estatua de la Libertad”, que como decimos, apareció “casualmente” en los medios de comunicación norteamericanos cuando el ex presidente Barack Hussein Obama necesitaba apoyo para introducir a miles de refigiados sirios en el país, y que, curiosamente, ha vuelto a aparecer nuevamente en los medios “mainstream” en el momento exacto en el que Donald Trump trataba de imponer un veto a la entrada en Estados Unidos de ciudadanos de algunos países especialmente relacionados con el terrorismo islamista. De hecho, hace unos días, la todopoderosa CBS incluía en sus principales informativos la noticia de que “La Estatua de la Libertad es una mujer musulmana” y volvía a narrar la historia anteriormente contada. Pero, concretamente, ¿cuál es la versión correcta de los orígenes del rostro de la neoyorquina “Estatua de la Libertad”?

 

Aunque ciertamente existen diversas hipótesis sobre la modelo que pudo haberse utilizado para determinar la cara de la estatua, ninguna de las habitualmente más aceptadas hace mención a los orígenes “musulmanes” de la creación.

 

Dos teorías prevalecen sobre las otras, especialmente porque ninguna de las dos fue refutada por Frédéric-Auguste Bartholdi, a pesar de que ya se barajaban cuando él todavía vivía.

 

Una de las versiones señala que el rostro de la estatua sería el de Isabella Eugenie Boyer, viuda del inventor millonario Isaac Singer.

 

Otra teoría, la que se considera más fiable por la mayor parte de los historiadores y que ha sido avalada por el grupo “National Geographic”, defiende, simplemente, que Bartholdi se habría inspirado en el rostro de su madre, Charlotte Bartholdi (1801-1891).

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress