Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Martes, 14 de febrero de 2017 | Leída 130 veces
Siete de los diez países con menor confianza en las vacunas son europeos

El movimiento antivacunas provoca que el sarampión vuelva a recorrer Europa

[Img #10775]

 

En 2015, América, con 611 casos, se declaraba como un territorio prácticamente libre de sarampión. Curiosamente, la mayor parte de estos casos se dieron en Canadá y Estados Unidos. Durante el mismo periodo de tiempo, en Europa se declaraban 26.000 casos. Tanto es así que el doctor Eduardo Suárez, director del programa de inmunizaciones del Ministerio de Salud de El Salvador, se ha mostrado rotundo: “Europa nos está mandando el sarampión”.

 

Y es que, en el viejo continente, donde la presión del “movimiento antivacunas” se ha hecho más importante impulsado por la extrema-izquierda política y cultural, los datos son apabullantes.

 

Alemania alcanzó los 2.464 casos de sarampión en 2015, solo superada en Europa por Kirguistán.

 

Italia ha vacunado al 82% de los niños a los que les tocaba la segunda dosis del sarampión, muy por debajo del mínimo para alcanzar inmunización de rebaño. Y, en la primera dosis, la cobertura fue del 85%. San Marino no supera el 50%.

 

Según se recoge en la web Medicamentalia, “Dinamarca, por su parte, ha ido perdiendo cuota de vacunados en los últimos años hasta quedarse en un 80% en la segunda toma del sarampión, por debajo de unos 100 países, entre los que se encuentran Sri Lanka o Argelia, por poner solo dos ejemplos. Francia no ha enviado a la OMS datos de 2015, pero en 2014 tenía un 74% de inmunización. Una cifra baja que, al menos, ha ido a mejor: era de un 67% en 2013”.

 

“De hecho, Francia es el país donde más se desconfía de la seguridad de las vacunas, según el projecto The Vaccine Confidence 2016, realizado por la London School of Hygiene and Tropical Medicine y para el que entrevistaron a 65.819 personas en 67 países. Un 40% de los franceses encuestados (frente a una media del 12% en los datos mundiales) respondieron que estaban en desacuerdo o totalmente en desacuerdo con la siguiente afirmación: ‘Las vacunas son seguras’”.

 

Siete de los diez países con menor confianza en las vacunas son europeos. Y, al otro lado del Atlántico, ocurre algo parecido: en Sillicon Valley (California), la cuna mundial de las nuevas tecnologías, se registran nuevos brotes y tasas de vacunación por debajo de los mínimos necesarios. De hecho, en 2015  el Estado de California aprobaba una ley que obliga a que todos los niños sean vacunados, después de que un brote de sarampión pusiera en jaque a las autoridades sanitarias de este territorio estadounidense a finales del pasado año 2014. La nueva normativa exige que todos los menores sean inmunizados antes de comenzar en la guardería, a menos que un médico prescriba lo contrario.
 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress