Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Jueves, 16 de febrero de 2017
Informe de UN Watch

Empleados de la UNRWA (ONU) inicitan al terrorismo yihadista y al antisemitismo

Noticia clasificada en: Informe Israel ONU

[Img #10792]UN Watch, una organización no gubernamental con sede en Ginebra cuyo mandato es supervisar la actuación de las Naciones Unidas según el criterio de su propia Carta, acaba de hacer público un informe de 130 páginas en el que revela cómo 40 perfiles de Facebook manejados por docentes, directores y otros empleados de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Proximo (UNRWA), incitan al terrorismo o al antisemitismo.

 

La investigación de UN Watch está dividida en regiones e incluye a empleados de UNRWA de Líbano, Jordania, Gaza y Siria. Estos 40 casos se suman a los 30 que ya habían sido revelados por UN Watch a finales del año 2015.

 

Entre los casos citados en el informe se incluyen a maestros y empleados de UNRWA celebrando el secuestro terrorista de adolescentes israelíes, festejando el lanzamiento de misiles siendo disparados contra civiles en Israel, apoyando varias formas de violencia, eliminando a Israel del mapa, elogiando a Hitler y difundiendo su foto, y publicando vídeos, caricaturas y declaraciones antisemitas.

 

El trabajo de investigación desarrollado por UN Watch muestra claramente que resulta esencial entender que el odio presente dentro dentro de UNRWA es un síntoma de un problema más profundo: “la propia existencia de la organización, su estructura y operaciones, su misión política central”. Como lo señaló la doctora Einat Wilf, la mayor experta en UNRWA en el mundo, “la agencia funciona como una organización política palestina comprometida con el programa político del “retorno”, lo que significa enviar a cinco millones de descendientes de refugiados palestinos de 1948 a Israel, poniéndole fin efectivamente al Estado judío como lo conocemos. En vez de fomentar la posibilidad de la paz, como demuestra Einat Wilf, UNRWA es hoy en día el mayor obstáculo para la paz, “ya que institucionaliza, perpetua, e inflama el asunto de los refugiados palestinos y el sueño del ‘retorno’ palestino a lo que es el Estado de Israel.

 

 

Hay que poner de manifiesto que los mayores donantes de UNRWA incluyen a EE.UU. que donó 380 millones de dólares en 2015, a la Unión Europea (136 millones) y al Reino Unido (100 millones). Estos y otros países donantes, incluyendo a Canadá, que recientemente anunció una nueva donación de 25 millones, tienen la responsabilidad de asegurarse de que UNRWA cumpla con sus obligaciones como una organización humanitaria de la ONU.

 

“Lamentablemente”, explica UN Watch, “cuando expusimos 30 casos similares de incitación en Internet el año pasado, la respuesta del portavoz de UNRWA, Chris Gunness fue atacar a UN Watch y negar o minimizar el problema. Solo después de meses de atención mediática sostenida el portavoz de la ONU en Nueva York hizo un anuncio de bajo perfil informando que unos pocos empleados habían sido suspendidos. Las identidades de los perpetradores, o la duración de sus suspensiones, nunca fueron reveladas. UNRWA nunca emitió comunicado alguno sobre el tema".

 

"Que tantos empleados de UNRWA sigan exponiendo en Facebook publicaciones que celebran el terrorismo islámico radical y que incitan al antisemitismo, demuestran que UNRWA – a pesar de declaraciones sobre el establecimiento de mecanismos disciplinarios – no está enfrentando el asunto con seriedad, y que los empleados saben que es así”.

 

“De la misma manera, el activismo contra Israel proveniente de altos escaños de UNRWA – una práctica anómala que quebranta la neutralidad de las agencias humanitarias del mundo – crea una atmósfera en la organización en la que los maestros se sienten cómodos borrando al Estado judío del mapa”.

 

UN Watch recuerda que el emponzoñamiento moral al que los empleados de la ONU someten a los más pequeños con su propaganda constituye una clarísima violación de sus obligaciones legales: violación del deber de neutralidad; rompimiento del compromiso de UNRWA de rechazar el racismo; falla al implementar el “entrenamiento en redes sociales”; falla al disciplinar docentes que incitan al terrorismo y al antisemitismo y violación de las políticas Internas de la ONU sobre imparcialidad.

 

En su informe, UN Watch exhorta a todos los estados donantes -en particular a Estados Unidos, la Unión Europea, el Reino Unido y Canadá- a exigir a UNRWA a que cumpla con sus obligaciones, a que exijan al secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres y al Comisionado General de UNRWA, Pierre Krähenbühl, que condenen inmediatamente a los empleados que incitan al terrorismo y al antisemitismo, y, sobre todo, a que exijan que UNRWA adopte una política de tolerancia cero frente a los empleados que inciten al racismo o al asesinato, despidiéndolos inmediatamente, y publicando en su página web estas y otras acciones tomadas para eliminar de raíz esta conducta dentro del personal de la ONU.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress