Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miguel Bernad Remón, abogado y secretario general de Manos Limpias
Jueves, 23 de febrero de 2017 | Leída 82 veces
Miguel Bernad, secretario de Manos Limpias, valora en exclusiva para La Tribuna del País Vasco lo más destacado de la sentencia del "caso Nóos"

Manos Limpias valora la sentencia del "caso Nóos"

[Img #10847]

 

La absolución de la Infanta Cristina de Borbón, así como la generosa condena a Iñaki Urdangarín, estaban recogidas en el guión del proceso. Lo que nadie se podía imaginar es que la acusación popular de Manos Limpias fuera condenada con el argumento de mala fe y temeridad, cuando la Audiencia Provincial en tres ocasiones del proceso mantuvo la imputación de la Infanta y además evitó la expulsión del procedimiento de Manos Limpias.

 

La sentencia ha servido, por otra parte, para lapidar y criminalizar a Manos Limpias y cargarse la acción popular dando un serio aviso a navegantes.

 

La sentencia del caso Nóos marca unos hitos para la historia de España y de los tribunales. A saber:

 

Primero.- Se consolida la “doctrina Atutxa” sobre la “doctrina Botín” que esgrimía la defensa de la Infanta para no sentarse en el banquillo. La doctrina Atutxa se implantó a raíz de la querella de Manos Limpias, y supuso que, aunque la fiscalía no acusase, sólo con la acusación popular se podría imputar.

 

Segundo.- Se percibe por parte de la sociedad, que ha aparecido la figura del fiscal defensor de imputados.

 

Tercero.- Se juzga por primera vez a un miembro de la familia Real.

 

Cuarto.- Se trata de una sentencia de mínimos y muy generosa, con lo que se   corrobora la existencia de las distintas varas de medir de la Justicia Española.

 

Quinto.- Se criminaliza, por primera vez, a la acción popular.

 

Sexto.- Se obvia el delito penal de organización criminal que supone penas o sanciones muy duras.

 

Séptimo.- Se mira para otro lado en las tramas de Valencia y de Madrid, para no imputar a políticos.

 

Octavo.- En ningún momento se adoptaron medidas cautelares contra los imputados.

 

Noveno.- Se tuvo que pedir protección al Juez Castro ante el Consejo General de Poder Judicial por ataques y descalificaciones al mismo.

 

Décimo.- Se tuvo que denunciar ante el Colegio de Abogados las descalificaciones hacia la acción popular.

 

Undécimo.- Aparece un nuevo concepto extra-jurídico: el de la "mujer florero", que en base a la teoría del amor queda exenta de responsabilidad penal, tal y como se han comentado en diversos medios.

 

Duodécimo.- No se aplicó la teoría del levantamiento del velo cuando era evidente y manifiesta su aplicación.

 

Ya basta de querer lavar la cabeza a la sociedad española con los tópicos demagógicos: “la ley es igual para todos”; “nadie está por encima de la ley”, ”la justicia es independiente”,... Hay un refrán español que dice: “dime de que presumes y te diré de que careces”.

 

Finalmente, queremos que quede constancia de las manifestaciones silenciadas deliberadamente a la juez independiente Dña. Mercedes Alaya:

 

- “SIN LA ACCIÓN POPULAR LA JUSTICIA NO ES IGUAL PARA TODOS”.

 

- ”HAY UNA JUSTICIA PARA RICOS Y OTRA PARA LOS QUE NO LO SON”.

 

- “LA FISCALIA ES EL BRAZO EJECUTOR DEL CONTRAL POLÍTICO”.

 

La credibilidad del fallo de una sentencia estriba en una aceptación mayoritaria por parte de la sociedad, si este parámetro falla, es que la sentencia no ha transmitido la percepción de que los jueces han actuado con rigor y con independencia.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
4 Comentarios
Carmen
Fecha: Martes, 28 de febrero de 2017 a las 18:21
Ponen ustedes que el autor es Miguel BENAD, en el segundo titular, cuando es don Miguel BERNAD.
Ruego lo rectifiquen.
Por lo demás, y como abogada que soy, en ejercicio profesional, APLAUDO Y ME ADHIERO AL CONTENIDO DEL ARTÍCULO.
No se puede decir la verdad más claramente...
Todo el asunto del caso NÓOS es de los que produce vergüenza ajena a los juristas...
Adolfo
Fecha: Viernes, 24 de febrero de 2017 a las 21:21
Soy un español que estoy orgulloso de serlo, a pesar de los grandes males que asolan a nuestra Patria.
Y precisamente por ello, quiero agradecer a MANOS LIMPIAS y a don Miguel BERNAD, su alma mater, la gran labor realizada durante más de 20 años, que se dice pronto, en beneficio y al servicio de España y de los españoles.
Confío y espero que sepan seguir adelante, con la cabeza alta y firme, pues de nada tienen que avergonzarse, sino todo lo contrario.
Ramiro
Fecha: Viernes, 24 de febrero de 2017 a las 12:05
Yo también quiero agradecer a don Miguel BERNAD y a MANOS LIMPIAS la GRAN LABOR REALIZADA durante más DE VEINTE AÑOS, de lucha contra la corrupción.
Si MANOS LIMPIAS no existiera, habría que CREARLA, pero como ya existe, TODOS TENEMOS QUE APOYARLES, pues es evidente que el poder -que es corrupto por naturaleza-, no tiene ningún interés en luchar contra la corrupción...
Antonio
Fecha: Jueves, 23 de febrero de 2017 a las 18:52
Gracias Miguel por tener la gallardía y valentía de la que carecen -carecemos- la mayoría de los españoles.

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress