Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

www.latribunadelpaisvasco.com
Miércoles, 1 de marzo de 2017 | Leída 72 veces

España se extingue

Noticia clasificada en: Secesionismo en Cataluña

Dentro de unos días España se habrá extinguido como Estado, lo que supone la anarquía absoluta, sin orden, sin autoridad, con sus bienes y servicios controlados por chusmas que se formarán espontáneamente. 

 

Todo, por la estupidez de unos fiscales y jueces empeñados en juzgar a partir de este lunes, terrible fecha para la Historia, al político catalán Francesc Homs por organizar en 2014 un referéndum ilegal de independencia de su región.

 

Es él quien nos ha advertido como portavoz de los políticos catalanes independentistas que se acabará España si se les condena por desobedecer al Constitucional con sus referendos ilegales de autodeterminación, y por la enorme corrupción que los enriqueció durante casi cuatro décadas.

 

Es tal la egolatría, el autismo de quienes se han ido de la realidad, que creen de verdad que con su potente pensamiento nacionalista telepático, mágico o místico, son capaces de convertir en realidad su deseo de destruir España. Como los Testigos de Jehová que desde hace un siglo anuncian de vez en el fin del mundo en fechas próximas y con ello llevan superados media docena de acabóses.

 

Desde la conquista de Granada en 1492, España siempre fue España, y ha pasado el Descubrimiento, la creación del Imperio y la pérdida de América, dos monarquías en pelea, la invasión francesa, dos repúblicas, una guerra civil, dos dictaduras, una democracia.

 

España siguió, pero temblemos ahora porque este oscuro político catalán amenaza con la destrucción del país si lo inhabilitan a él, y después a otros independentistas como Artur Mas.

 

Cataluña ha estado y está gobernada desde hace cuatro décadas por gente así, cuya autoestima y soberbia la ha desequilibrado hasta volverla loca.

 

Es un enorme problema para todos, primero para los catalanes, a muchos de los cuales les han contagiado ese sentimiento delirante y enfermedad mental haciéndoles creer que no sólo España, sino que el mundo gira a su alrededor y gracias a ellos.

 

Esta gente, estos Napoleón, están de psiquiátrico, y los demás españoles también por tomarlos en serio.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Pilar
Fecha: Martes, 7 de marzo de 2017 a las 11:48
A los catalanes, como a los vascos, en su caso, sólo hay que aplicarles la ley y los reglamentos.
Y, en último extremo, el artículo 155 de la Constitución.

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress