Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Jueves, 2 de marzo de 2017 | Leída 63 veces
“La prohibición islámica del alcohol puede ser un factor crítico en la dificultad de las naciones musulmanas para lograr la modernidad sociopolítica”

Investigación de impacto: Las sociedades que prohíben el alcohol son aparentemente incapaces de lograr la igualdad de género, la plena democracia y la prosperidad

[Img #10899]

 

El profesor norteamericano Gregory S. Paul acaba de publicar en la prestigiosa revista de sociología “International Journal of Business and Social Science” una investigación de fuerte impacto que revela que “las sociedades que prohíben el alcohol son aparentemente incapaces de lograr la igualdad de género, la plena democracia y la prosperidad”.

 

El trabajo del profesor S. Paul, titulado “La droga de doble filo: ¿El uso generalizado del alcohol es crucial para el desarrollo y el funcionamiento de las sociedades de cortejo modernas, democráticas y pacíficas?”, pone de manifiesto cómo, sorprendentemente, aunque el consumo legal de alcohol es algo habitual en la mayoría de las naciones, “hay sorprendentemente poca investigación sobre el gran impacto de su uso en las sociedades y aún menos sobre su no uso por personas y culturas”.

 

PDF. Los suscriptores de La Tribuna del País Vasco recibirán una copia del trabajo del profesor Gregory S. Paul con los envíos de este mes

 

Según explica el profesor Gregory S. Paul, en su trabajo ha hallado numerosas y significativas correlaciones entre los niveles de consumo de alcohol, la igualdad de género y las condiciones sociopolíticas de los diferentes países, siendo los dos últimos factores más positivos cuando la ingesta de alcohol es moderadamente alta en la sociedad. “La experimentación ha demostrado que el alcohol es un lubricante social eficaz, especialmente en las situaciones de cortejo y encuentros sexuales iniciales”, explica el profesor S. Paul, quien no duda en señalar que “el consumo generalizado del alcohol legal es un requisito previo importante para las culturas de cortejo que tiene que estar presente para que las mujeres disfruten de la libertad socio-sexual que es necesaria para el desarrollo de las políticas democráticas avanzadas que a su vez generan los niveles más altos de desarrollo socioeconómico, prosperidad y seguridad”.

 

En opinión de Gregory S. Paul, “las sociedades que prohíben el alcohol son aparentemente incapaces de lograr la igualdad de género, la plena democracia y la prosperidad”, y la prohibición religiosa islámica común puede ser un factor crítico en la dificultad de las naciones musulmanas para lograr la modernidad sociopolítica. “El no uso del alcohol también puede afectar negativamente a las personas al obstaculizar su capacidad para socializar, incluso sexualmente, aunque la falta de uso también tiene efectos positivos. El uso excesivo de alcohol también es perjudicial a escala nacional, aunque no tanto como es el no uso”.

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress