Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Martes, 14 de marzo de 2017 | Leída 418 veces

Intelectuales llaman a la resistencia contra el cierre de Embassy y reivindican los locales comerciales que han acompañado “la vida de generaciones"

[Img #10979]

 

Un grupo de intelectuales madrileños, pero también de otros lugares de España, ha elaborado un manifiesto en el que llaman a la resistencia contra el cierre del local de té Embassy y reivindican los comercios y bares que han acompañado “la vida de generaciones”.

 

Los firmantes del texto, que han convocado un “té fraternal” en el propio Salón Embassy para el miércoles 15 de marzo, a las 19,30 horas, explican que “para que una ciudad sea algo más que un municipio, necesita enclaves de memoria, lugares con significado y con relieve, locales comerciales que han acompañado la vida de generaciones hasta mezclarse con la propia urdimbre de la ciudad. Cosmopolitas o castizos, populares o elegantes, aún persisten lugares con un sentido del honor hacia sí mismos. A ellos les debemos su capacidad para arraigar en lo local y darle belleza y sentido. Para hacer de la cotidianeidad un placer”.

 

Los autores de la carta de apoyo a la sala de té Embassy, entre los que se encuentran, entre otros muchos, nombres como los de Luis Alberto de Cuenca, Ignacio Peyró, Rosa Belmonte, Elsa Fernández-Santos o Ramón Pérez Maura, también explican que tras tener noticia del próximo cierre de un lugar tan central en la historia de íntima de Madrid, “y en la historia española de la tolerancia”, “los madrileños no podemos más que reaccionar para conservar nuestros santos lugares”.

 

En este sentido, los firmantes del manifiesto llaman a seguir yendo, “cada vez más”, a ellos. “Solo con esa asiduidad evitaremos el llanto y crujir de dientes, aquel lamento por no haber frecuentado más Príncipe de Viana o por haber traicionado el café de media tarde de Helen’s”.

 

[Img #10978]

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
fgfg
Fecha: Miércoles, 15 de marzo de 2017 a las 09:02
si el negocio no función se cierra, los negocios nacen crecen, se expanden y terminan cerrando, es ley de vida, al igual que le ocurre a el agricultor con bueyes, no puede funcionar si no es mediante subvenciones y no creo que un café las tenga que recibir

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress