Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Carlos Pedrera
Viernes, 24 de marzo de 2017
Informe

China entra fuerte en la batalla por el mercado de los smartphones

La venta de teléfonos móviles sigue en un ascenso imparable. De hecho, durante el segundo trimestre de 2016 se registraron más de 344 millones de ventas, lo que supone un crecimiento del 4,3% con respecto al mismo periodo de 2015. Pero no todas las marcas le están sacando el mismo partido, en absoluto. Algunas de las más destacadas, como Samsung o Apple, le tienen que hacer frente a los móviles fabricados en China, tales como Huawei (con móviles como Huawei P10), Xiaomi u Oppo. Todos ellos le pisan los talones a los gigantes del sector porque ofrecen tecnología punta por un precio mucho más económico.

 

Durante el pasado año Samsung se consolidó como la líder mundial haciendo más notable su diferencia en ventas con respecto a Apple. El objetivo de ambas era, por aquel entonces, vencer a su rival como fuera y conseguir más clientes, pero todo cambió para ellos en el momento en el que se conocieron las cifras de ventas en China durante 2016. Los asiáticos no dejaron de estar a la última en tecnología y siguieron comprando teléfonos móviles pero, esta vez, sus marcas de preferencia fueron otras y no hay que olvidar que se trata de un mercado más que relevante, tanto por su hábitos de consumo como por el número de habitantes.

 

En relación a su cuota de mercado durante 2016 en China fue Huawei quien lideró la lista alcanzando el 16,4%. Le siguió, muy de cerca, los móviles de la empresa Oppo, con un 15,5%. Por su parte, Apple quedó relegada a un quinto puesto (con una cuota del 10,9%) y Samsung ocupó el sexto lugar.

 

Pero estos datos no sólo son aplicables a China, ni muchos menos. Fuera de sus fronteras se observa, cada vez más, una mayor aceptación de las marcas chinas de móviles, viéndolas como una alternativa a tener muy en cuenta. De hecho, Huawei se convirtió en el año 2016 en el tercer fabricante de móviles a nivel mundial, con una cuota de mercado del 10%. Y, dentro de los cinco fabricantes más destacados, tres tienen origen en China (además de Huawei, Oppo y Vivo) El primero de ellos, consiguió vender más de 139 millones de móviles en 2016, lo que le supuso a la empresa un incremento del 30,2% en relación al año anterior.

 

Pongamos el Huawei P10 como ejemplo para ver qué ofrece y por qué es una buena idea dar una oportunidad a los móviles fabricados en China. Su sistema operativo es Android 7.0 (es decir, última tecnología) Sus dimensiones son de 145, 3 milímetros de alto por 69,3 milímetros de ancho y tan sólo pesa 145 gramos. La pantalla es de alta resolución (1920x1080) y está protegida ante posibles arañazos y golpes con una capa Corning Gorilla Glass 5, lo que la hace mucho más resistente. En referencia a sus características técnicas cabe mencionar que el procesador cuenta con cuatro núcleos y una velocidad de 2.36 Ghz. En cuanto a la memoria, tampoco se queda atrás. Tiene 4GB de RAM y 64 o 128GB de memoria interna. También cuenta con dos cámaras (la principal, con una resolución de 20 megapíxeles y la secundaria, con 8 megapíxeles).

 

Y, lo mejor de todo, como ocurre con el caso empleado como ejemplo, es que el precio es mucho más económico, llegando a ahorrar cientos de euros por un modelo que lo ofrece todo.

 

[Img #11066]

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress