Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Francisco Hervás Maldonado. Coronel Médico (r)
Jueves, 6 de abril de 2017 | Leída 153 veces

Esos miserables e injustos asesinos…

Llamarles miserables e injustos a los miembros de ETA, me parece muy poco para lo que se merecen. Casi cualquier día del año que miremos el calendario, hay antecedentes de asesinatos de ETA. El otro día, revisando un tema ajeno a ellos, surgió la barbaridad del asesinato de dos inspectores de policía y su descubrimiento, un año después, por unos adolescentes en el término de Anglet, al sur de Francia. Los habían torturado, quebrándoles los dedos de las manos, arrancándoles mechones de pelo, partiéndoles costillas y finalmente, con sendos tiros a quemarropa. Bueno, a uno de ellos, dos en vez de uno. Eran dos buenos hombres, que en realidad estaban ocupados en tareas administrativas, y que además llevaban pocos meses o días en el destino. Y estos hijos de puta los confundieron con inspectores de investigación criminal. Los mataron por error. Se habló de que intentaron canjearlos por “Pertur”, el etarra a quien se sospechaba que había detenido la policía española.

 

Pero eso no parece cierto. Más parece una chapuza, tan chapuza que jamás fue reivindicada por ETA, aunque está claro que ETA los asesinó, pues datos de ellos aparecieron en el domicilio de un etarra. Y los cadáveres fueron encontrados un año después por los citados adolescentes, en un antiguo búnker alemán, en avanzado estado de descomposición y semienterrados. Jesús María González Ituero, de 25 años, y José Luis Martínez Martínez, de 31 años, fueron asesinados por unos descerebrados que les acosaron armados a la salida del cine Varietès en Hendaya, obligándoles a subir a un coche. Su error: tomar una pizza y marchar a ver una película, dejando sus armas en la frontera francesa, como es menester. El hecho sucedió el 4 de abril de 1976. Intentaron averiguar lo que sabían y como no sabían nada, tras torturarlos de forma cruel e infame, los mataron. Eran gilipollas, además de asesinos. Bueno, todos los etarras y sus valedores lo son. Porque un ser normal no hace esos disparates, esas canalladas.

 

[Img #11158]

 

Pero yo me pregunto, ¿quién mató a los dos inspectores? Bien, de los 830 asesinatos de ETA (sí, 830; No 829, como ahora veremos), varios centenares están aún sin aclarar. Por lo menos, más de 300. Pues lo primero que hay que hacer, si de verdad quieren la paz, es decir quiénes son los culpables de los asesinatos aún no resueltos. Bueno, y hablamos de asesinatos, pero… ¿qué pasa con los heridos? ¿Y con las secuelas provocadas? ¿Y con los daños materiales ocasionados? ¿Y con los huérfanos, viudas, padres destrozados, etc.? No hay dinero suficiente para indemnizarlos a ellos y a la sociedad por el daño hecho. De entrada, todo aquél que haya sido etarra y ostente cargo público, no debiera cobrar un céntimo, pasando su sueldo a las víctimas del terrorismo.

 

El primer asesinato de ETA tuvo lugar el 28 de Junio de 1960, mediante una bomba colocada en la consigna de la estación de Amara, en San Sebastián. Le costó la vida a una niña de año y medio llamada Begoña Urroz Ibarrola. Tras ella vinieron los asesinatos del Guardia Civil Pardines y del Inspector de Policía Melitón Manzanas, en 1968. Pero se estrenaron con la “heroicidad” de matar a una niña de año y medio de edad.

 

¿Quiénes son los asesinos en los casos no resueltos? ¿Quiénes han atentado en todos y cada uno de los casos? ¿De cuánto dinero disponen para indemnizar a las víctimas y a la sociedad? ¿O es que ustedes son unos irresponsables? Porque si tal cosa sucede, todos a chirona. Y si hace falta, a una isla en medio del Atlántico. Por mucho menos, en la Edad Media montaban a los locos en la Stultifera Navis y… desaparecían. Ustedes son la vergüenza de la especie humana, si es que pertenecen a ella, cosa que dudo. Bien, y si no pertenecen al género humano, pues encerrados de por vida, que el ganado no ha hecho nada y así lo tienen. Ustedes no son comestibles, pues poseen mucha hiel y, además, los seres humanos no nos comemos a los monos. Por eso, bien uncidos y al arado o a cavar, para que se mantengan en forma. ¿Fumar… para qué? ¿Cuándo se ha visto a un mulo fumar? Pienso y agua, que es lo que se merecen.

 

No, no es bastante con pedir perdón. No es suficiente con entregar las armas. Lo único que les dignificaría algo como personas y les permitiría volver a ingresar en la especie humana son tres cosas: entreguen todo lo que tengan a las víctimas y a la sociedad, colaboren ‘gratis et amore’ en las tares sociales de ayuda a gentes necesitadas y, finalmente, denuncien a quienes hayan cometido los asesinatos no resueltos, como los que al principio comentamos. La sociedad, en justicia, ya se ocupará de que ustedes puedan vestirse, tengan un lugar donde dormir y no se mueran de hambre. Pero nada más, hasta que no hayan satisfecho su deuda económica y social.

 

Lo demás… publicidad barata suya: todo un camelo.

 

[Img #11159]

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Hwan
Fecha: Jueves, 18 de mayo de 2017 a las 13:55
Aclaración: la lista de 829 asesinatos de ETA (823 en la versión revisada de la oficial Fundación de Víctimas del Terrorismo) no incluye a las víctimas de los Comandos Autónomos Anticapitalistas, que Interior contabiliza en el apartado de "Otros grupos". Tampoco las 2 atribuidas al grupúsculo troskista Iraultza (aunque una de ellas no es víctima de Iraultza porque es un subteniente de la Guardia Civil navajeado en 1977 durante unos follones en Pamplona entre ultras y radicales en la zona de la sede de la LKI, y en 1977 Iraultza no existía)(la confusión se debe, supongo, a que Iraultza es una escisión de la LCR-LKI).
Hwan
Fecha: Jueves, 18 de mayo de 2017 a las 13:46
Llama la atención que en 2017 aún haya gente que sigue intentando colar a Begoña Urroz como víctima de los etarras. Esa niña con un 100% de certeza no es víctima de ETA.

¿Los 2 policías secuestrados, torturados y asesinados en 1976 de qué ETA fueron víctimas? Porque había 2: la polimili y la mili. Las pocas pistas que hay que yo sepa apuntan marginalmente a los polimilis.

F

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress