Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Luis Olalde (*)
Lunes, 15 de mayo de 2017 | Leída 63 veces

Trump despide al director del FBI y el Partido Demócrata hace (nuevamente) el ridículo

Noticia clasificada en: Donald J. Trump Estados Unidos

[Img #11406]

 

La reacción de los demócratas y la de los medios tradicionales no podían ser más risibles, ridículas y llenas de hipocresía sobre este asunto.

 

Si usted tiene el "software mental" programado para creer que Trump tiene tendencias de un dictador, que los medios The Washington Post y el NY Times son publicaciones respetables, que la CNN y la MSNBC actúan con responsabilidad y que los políticos demócratas de EEUU son personas serias, este escrito le puede causar un shock y le recomiendo que busque otro artículo más adecuado a su forma de procesar la información. No me dedico a convencer a nadie y menos a los mencionados, ya que es imposible.

 

La primera prueba de la hipocresía de los demócratas se puede ver en este vídeo.

 

Y este vídeo es una prueba minúscula de la histeria que han causado en los medios sectarios, por algo que se debía haber hecho hace meses y además, no ha sido en lo más mínimo, ni ilegal ni por falta de ética. En seis meses, los demócratas han girado 180º sobre la destitución del director del FBI, James Comey.

 

El génesis de este embrollo en particular se inicia con las tácticas de Obama de utilizar como armas políticas a los departamentos de Justicia, Hacienda, el Pentágono y, como se sabe, la NSA, la CIA y hasta el FBI. Todos sabemos que Obama utilizaba las agencias de espionaje, no sólo con líderes extranjeros (Angela Merkel, Benjamin Netanyahu) sino también con el ex-asesor de Trump sobre Rusia, Carter Page, con el general Michael Flynn, con el ex-congresista demócrata Dennis Kucinich, con el reportero de FOX, James Rosen y muchos, muchos más. Más de 5.000 ciudadanos americanos. Y cuando Trump fue nombrado candidato por el Partido Republicano, la vigilancia se concentró en su equipo, con la excusa de que vigilaban a los agentes extranjeros contactados el equipo Trump.

 

Pero volvamos a julio del 2016. El director del FBI, y tenemos que recalcar que la “I” representa “Investigaciones”, James Comey dio una conferencia en la que enumeró una enorme cantidad de violaciones, iniciando con el hecho de que Hillary Clnton tuvo un servidor privado en contra de las reglas gubernamentales. ¡A ver! ¿Qué empleado del Gobierno debe tener un servidor privado con poca seguridad y por qué y para qué, si el Gobierno debe tener control de todas las comunicaciones? ¿O no trabaja al servicio del pueblo? Además, se reveló que el servidor fue hackeado. Que decenas de miles de documentos con información secreta, y hasta “Top Secret” fueron dirigidos a personas sin las debidas calificaciones (el pervertido marido de Huma Abedin, ex-congresista Anthony Wiener) y expuestas con negligencia grave a agencias extranjeras. Y en la conferencia declaró que Hillary Clinton no tuvo intención criminal. Y que, por lo tanto, no recomendaba que se le imputaran cargos. 

 

1º Como se ha indicado anteriormente, la agencia se llama Federal Bureau of Investigations y no es el departamento de Justicia, bajo el cual opera el FBI. Si hay motivos, la evidencia se debe llevar a un gran jurado o directamente al departamento de Justicia, siendo ellos los que determinan si hay caso o no. 

 

2º Para los que trabajan en el Gobierno (así como para uno que maneja hebrio) no es cuestión de intención criminal sino que la negligencia grave es algo por lo que se puede y debe imputar cargos a cualquier funcionario. Hace unos años, un marinero de un submarino nuclear sacó unas fotos de los controles, y eso le costó un año de cárcel. Podían haber sido 5 o 6.  O sea, lo que hizo HIllary fue mucho más grave, hubo muertos de colaboradores de la CIA (un científico iraní fue ejecutado) y Comey declara que cierra el caso y no recomienda imputación de ningún tipo de cargo. 

 

Como era la candidata presidencial de los demócratas, el Departamento de Injusticia de Obama tampoco actuó. Y como pensaban (igual que todo el mundo) que Hillary iba a ser la Presidente y el legado de Obama continuaría, los medios y la campaña de Hillary, así como los servicios de inteligencia, se dedicaron a "investigar la colusión de Trump con los rusos" para desacreditar las elecciones y la presidencia de Trump. 

 

Hay toneladas de evidencias para poner a la Clinton en un banquillo ante el juez. Y ¿qué evidencia existe para concluir que entre Trump y Putin existe una colusión? Y si existe, ¿exactamente qué tipo de colusión es? Porque llevan 10 meses investigando y no han mostrado la más mínima evidencia específica. Es más, el director de la NSA James Clapper (durante la administración de Obama) ha declarado en el congreso que no tenían ninguna evidencia de colusión. Y hace cinco días lo ha repetido. 

 

Total, que los demócratas estuvieron furiosos cuando James Comey dio la conferencia de prensa enumerando las violaciones (aunque exonerando a Hillary) y ahora que ha sido despedido por Trump vuelven a enojarse. También hay que mencionar que el mismo Comey admitió que podía haber sido despedido sin ningún problema, de la misma forma que Bill Clinton despidió al director William Sessions. 

 

Los medios y los demócratas están tan histéricos, que hasta se inventan noticias como ésta. Según un “contacto anónimo”, Comey fue despedido cuando pidió dinero adicional para la investigación sobre Trump y los rusos. Esta noticia falsa recorrió muchas publicaciones como los LA Times, NY Times, Washington Post, Reuters, AP, CNN, NBCNews.... los de siempre. Podéis guglearlo con Comey, additional money, Russia.

 

Cosa que fue desmentida casi de inmediato por el mismo director temporal del FBI, McCabe, diciendo que tenían suficientes fondos para continuar con la investigación.

 

Total, el FBI continuará haciendo su trabajo por mucho que hayan despedido al director y seguiremos viendo a los demócratas y la prensa pataleando como niños. ¡¡¡Qué espectáculo!!!

 

(*) Luis Olalde es un empresario norteamericano, de origen español.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress