Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Lunes, 22 de mayo de 2017
Informe

Cerraduras "antibumping", la clave definitiva para la seguridad en el hogar

En la actualidad los ladrones buscan nuevas técnicas para superar la seguridad que proporcionan las cerraduras más modernas. Preservar la integridad de los accesos a viviendas, negocios u oficinas se convierte en una carrera del gato y el ratón para crear nuevas opciones y luego actualizarlas cuando se vuelven vulnerables.

 

Cerrajeros expertos en las tecnologías más innovadoras insisten en la necesidad de que los ciudadanos conozcan todas las maneras posibles de blindar sus propiedades ante las técnicas que emplean los ladrones, que cada vez son un poco más avanzadas, como el bumping y el impresioning

 

Existen cerraduras de todo tipo pero hoy en día las más buscadas son las  antibumping, que se han convertido en la clave del momento para garantizar la seguridad en el hogar. 

 

Estrategias y contra estrategias 

 

Para estar lo mejor protegido posible la mejor herramienta – además de las mismas cerraduras – es la información. En el sector de la cerrajería de seguridad el equipo de cerrajeros Bilbao ofrece muchos consejos en este link de interés  para las personas que deseen instalar en sus viviendas los dispositivos más seguros, que soporten incluso el bumping.

 

El mencionado bumping es el método más empleado por los ladrones para lograr abrir cualquier puerta. Consiste en introducir una llave manipulada en la ranura de la cerradura y luego golpear muchas veces. De esta manera los ladrones logran que los pitones encajen mientras van girando el engranaje.

 

Aunque pueda parecer algo complicado, los delincuentes han conseguido dominar esta técnica con una gran destreza para poder abrir puertas y rejas en tan solo minutos. Sin embargo, como comentamos, también los expertos se han puesto manos a la obra para encontrar la solución a este nuevo problema que amenaza la seguridad en propiedades de todo el mundo.

 

Las cerraduras de seguridad más indicadas para contrarrestar esta técnica son las cerraduras antibumping. Este tipo de dispositivo, como los que se ofrecen en www.24horasurgente.es/cerrajeros-bilbao/, son las herramientas principales para poder burlar a la delincuencia a pesar de sus desarrolladas habilidades.

 

Las cerraduras antibumping consisten en aparatos muy similares a los comunes, con la diferencia de que su interior está reforzado en acero. También varían en cuanto al mecanismo interno de seguridad.

 

Las nuevas cerraduras tienen dos, y hasta tres, hileras de pitones que encajan en la llave por distintos lugares. Además ésta debe tener en su punta un tetón que refuerza aún más la seguridad.

 

Cerrajeros de confianza

 

Al tratarse de un sistema complejo en el que se basará la integridad física de las viviendas y de todos sus habitantes, es importante contratar un cerrajero de confianza que se encargue de instalar la cerradura que más se adecúe a las características del inmueble.

 

Es recomendable trabajar con profesionales que manejen todas las herramientas y tengan una excelente reputación en el sector

 

Portales online como Repaexpress.com facilitan la localización de las mejores empresas de cerrajeros autorizados en cualquier región, las cuales se encargarán de todo el proceso, por lo que el cliente no tendrá ni que pensar en comprar una cerradura, ni deberá preocuparse de cómo se debe instalar la cerradura, ya que con una simple llamada resolverá el problema de forma totalmente profesional. 

 

Proteger la vivienda es la clave para la seguridad familiar. Si se sigue este enlace se pueden encontrar todos profesionales de Bilbao especialistas en la seguridad en el hogar.

 

Más protección

 

Otra de las solicitudes habituales en términos de seguridad es un escudo protector que se coloca sobre la cerradura. Debe instalarse como complemento del sistema antibumping y no como sustituto, pero ayuda a evitar que los ladrones sepan la marca de la cerradura, lo que dificulta que logren abrirla.

 

El escudo no imposibilita la intrusión en el hogar, pero sí lo complica bastante porque el delincuente no podrá saber cuál es la llave especial que debe utilizar y perderá tiempo probando diferentes modelos y marcas. 

 

Es poco probable que alguien invierta demasiado tiempo en intentar abrir una cerradura complicada, a no ser que esté convencido de que tras la puerta le espera un buen botín.

 

Es por ello que el escudo actúa como elemento disuasorio que probablemente haga que el ladrón se lo piense dos veces antes de dedicarse a burlar la seguridad del dispositivo, especialmente porque la mayoría de los robos de casas en la actualidad se cometen de día, mientras los habitantes de la vivienda trabajan, y dedicar mucho tiempo a burlar una cerradura puede significar exponerse más de lo necesario. 

 

Con este par de dispositivos instalados en la entrada de la vivienda es muy probable que se logren evitar los ataques de la delincuencia organizada, incluyendo el bumping y el impresioning.

 

Esta última es una variante del bumping que no es tan usual. En este caso los ladrones van creando la llave de la vivienda en el momento. Para ello rodean una llave con material deformable como una cinta de aluminio y la introducen en la cerradura para luego proceder con el método característico del bumping consistente en dar golpes repetitivos hasta que la “nueva llave” se adapte a la cerradura. 

 

Las cerraduras antibumping protegen contra estos dos métodos y también contra algunos más rudimentarios que dejan señales de haber forzado la puerta. 

 

Algunos de ellos son la mordaza, el multi pick y la campana. Estas tres estrategias coinciden en que debe romper la cerradura.

 

La mordaza se emplea utilizando tenazas grandes capaces de forzar el sistema hasta romperlo. El multi pick hace lo mismo pero con una herramienta más contundente, mientras que la campana se lleva a cabo con un aparato ligero y más sofisticado. 

 

En cualquiera de los casos los ladrones logran romper el dispositivo y luego, con un destornillador, remover el pestillo y abrir la puerta. 

 

La ventaja del antibumping es que el refuerzo interior de acero hace que romperlo sea mucho más difícil, sin importar cuál de las técnicas se utilice. 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress