Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
La Tribuna de Cartagena
Miércoles, 19 de julio de 2017
La Comunidad Autónoma de la Región de Murcia invade las competencias del Estado

Denuncia por expolio del patrimonio en Cartagena

Noticia clasificada en: Cartagena

[Img #11862]

 

Durante el día de ayer, la Asociación de Defensa del Patrimonio Daphne registraba una denuncia por expolio de los Bienes de Interés Cultural, Villa Calamari y la Casa del Tío Lobo, y presentaba un escrito en la Subdirección General de Protección del Patrimonio del Ministerio de Cultura, basándolo en la denegación por silencio administrativo del recurso de alzada presentado por esta asociación en marzo de 2017.


En la denuncia presentada se afirma. “Consideramos que el organismo competente incumple la jurisprudencia del fundamento 14 de la sentencia del Tribunal Constitucional 122/2014 de 17 julio al escudarse bajo un mínimo plan de mantenimiento de Villa Calamari, siquiera contemplado para la Casa del Tío Lobo,  e impedir "sine die" la visita pública a ambos inmuebles protegidos y víctimas del expolio desde su incoación, momento desde el cual la ley determina su protección”.


Según la Asociación de Defensa del Patrimonio Daphne, “la excusa de la crisis económica y de la falta de un reglamento no resultan, para esta asociación, razones de peso para continuar privando a los mismos del cumplimiento de su función social determinados en el artículo 46 de la Constitución Española y, desde julio de 2014, actuación considerada anticonstitucional por el alto tribunal”.


Resulta curioso que esa situación de crisis económica, argumentada por el gobierno de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, no le impidiera pujar al alza contra el Ayuntamiento de Cartagena, con dinero de todos los ciudadanos, para la polémica adquisición del Cine Central cuya restauración, correrá a cargo de los presupuestos regionales a pesar de la crisis.


Villa Calamari y la Casa del Tío Lobo siguen cerrados a la visita pública, por decisión del organismo autonómico, que utiliza también argumentos basados en una circular del Ministerio de Cultura.


El incumplimiento de la legislación de patrimonio, en cuanto a la obligación de conservación del mismo por parte del propietario, es evidente, como lo es la inactividad manifiesta de la Dirección General. Así las cosas, la trimilenaria ciudad de Cartagena es víctima del expolio en su casco histórico-artístico, en sus baterías de costa, torres de defensa, molinos de viento, castillos, en su Catedral, etc.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress