Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Miércoles, 23 de agosto de 2017
Informe

El póquer online, su historia y su actual declive

La figura del jugador de póquer online profesional existe ya desde hace cierto tiempo. Nos referimos al jugador de póquer que cada día entra en su web de póquer online favorita para echar una jornada de trabajo con un horario que él o ella establecen. A cualquier hora del día o de la noche, solo necesitará una conexión a internet estable y de fiar para entrar a las mesas bien en torneos o en juegos de cash. Desde que el póquer online comenzara hace unos quince años su expansión y popularización, han sido miles los que en todo el mundo han logrado hacer del póquer online un medio de vida. Sin embargo, aquellos que conocen bien este mundillo son conscientes de que el camino hacia la cima es bien arduo y duro antes de poder ganarse la vida jugando al póquer en las diferentes webs, y son apenas unos pocos los que logran hacerse ricos en el empeño.
 

La historia del póquer online

 

La historia del póquer online es bien reciente y se remonta apenas a comienzos de este siglo. Ya a mediados de los años noventa del pasado siglo, y en los albores de Internet, se creaba el llamado IRC Poker. El usuario ingresaba a una sala de chat y automáticamente su cuenta recibía mil fichas para comenzar a jugar de manera ficticia. Aunque la acción se desarrollase de la misma forma que en se desarrolla en la actualidad y los juegos eran NL Texas Holdem y Limit Omaha, los jugadores solo podían teclear sus acciones en una barra de chat y no existían los gráficos. Sin embargo, no fue hasta hace unos 15 años que el póquer online empezó a desarrollarse hasta convertirse en lo que conocemos hoy. Pero es precisamente hoy en día cuando el póquer online ha entrado en barrena a nivel global. ¿A qué se debe este declive?
 

¿El poker online esta en declive?

 

Centrándonos solo en España, y a diferencia de lo ocurrido con los juegos de casino y las apuestas deportivas, tras la entrada en vigor hace cinco años de la Ley de Regulación del Juego Online el póquer no ha hecho sino perder jugadores e ingresos. Según los expertos, el principal motivo para ello ha sido el que la legislación española no permita jugar contra jugadores de otros países. Es decir, han sido muchos los jugadores (sobre todo los más avezados) que ante esta limitación se han inclinado por jugar en sitios web fuera de España (algo que va en contra de la ley) ya que el atractivo y posibilidades de ganar se multiplican de esta forma. Es decir, el mercado español no ofrece el tamaño suficiente en cuanto a número de jugadores para que muchos de los practicantes de póquer online lo consideren lo suficientemente atractivo en cuanto a la cantidad de los posibles premios y, por qué no decirlo, la cantidad de buenos jugadores disponibles. En otras palabras, el "coto de caza" es mucho más pequeño, con menos variedad y número de piezas disponibles.
 

El encanto de una partida de póquer entre amigos

 

Aunque nadie puede negar que el póquer online se encuentra en un momento de gran crisis en comparación con su estado hace solo unos años, el póquer como actividad lúdica entre amigos parece por el contrario haber experimentado un importante auge. Lo cual implica que algo deben también haber hecho mal las propias webs de póquer al respecto. Un debate latente y todavía no cerrado, y en el que podríamos asistir a importantes cambios por parte de los operadores en su aproximación a los jugadores, así como parte de las propias autoridades regulatorias.

 

Quién no ha quedado alguna vez para jugar al póquer en casa de algún amigo con un grupo de colegas con los que compartir algunas cervezas, patatas, sandwiches o nachos, con horas de conversación y risas a la que par que distracción jugando a uno de nuestros juegos favoritos y apostando solo unos euros ajustándonos a un modesto presupuesto.

 

[Img #12039]

 

El objetivo aquí en la inmensa mayoría de los casos no es ganar dinero con las manos de póquer sino socializar y pasar un buen rato. Pero independientemente de que la partida se juegue entre amigos íntimos o entre aquellos que no lo son tanto, o que pueda incluir a personas que no conozcas (amigos de tus amigos), hay que seguir unas reglas básicas para que estas quedadas para jugar al póquer en casa sean todo un éxito. El encanto de este tipo de encuentros puede verse en películas de culto como La extraña pareja (1968) donde el personaje interpretado por Walter Matthau, un tipo desordenado, anárquico y despreocupado por todo lo que no sea jugar al póquer, intenta incluir a uno de sus amigos, el tímido Jack Lemmon, para jugar al póquer en casa entre amigos y lejos de las rrspectivas esposas.
 

[Img #12040]

 

El encanto de una partida de póquer entre amigos siempre ha capturado la imaginación, pero ¿cómo organizar un juego de póquer entre amigos? Un estudio de la Universidad de Oxford establece que los hombres necesitan un mínimo de dos noches a la semana en compañía de otros hombres para mantener una buena salud mental. Salir a un bar, jugar póker  o cualquier deporte en equipo con amigos, es importante para cosechar los beneficios de una amistad.

 

Todos los participantes deberían pagar una cuota de inscripción al torneo (aunque fuera una cantidad más bien simbólica). Se debe indicar asimismo de antemano a cada jugador cuál será su ubicación en la mesa de juego. Al principio del torneo, cada jugador deberá recibir el mismo número de fichas, es decir, lo que se conoce como "stack". Este "stack" inicial puede variar en su valor total, como también se puede dar a cada color de ficha el valor que se quiera. Pero todo hay que dejarlo bien claro a los jugadores antes de comenzar a jugar. En cuanto al "buy-in" o la cantidad que hay que pagar para jugar, recomendamos que esté en torno a los 5 euros. No hay que perder de vista que con estas partidas caseras entre amigos el objetivo no debiera ser apostar mucho dinero sino, en definitiva, pasar un buen rato. Asimismo, es recomendable que se permita más de un "re-buy" (poder volver a comprar fichas) para que nadie se vea obligado a no poder jugar más en caso de perder tdas las fichas.


También es importante que para que las partidas no se alarguen demasiado y la noche no termine demasiado tarde, se defina de antemano la estructura de las "blinds" o ciegas. Las ciegas son las apuestas obligatorias que el jugador debe hacer antes de que se repartan las cartas. Si a todos estos consejos básicos unimos buen humor, deportividad, buenos aperitivos y nunca olvidamos que el objetivo es simplemente pasarlo bien en la compañía adecuada y matar el gusanillo de una de nuestras aficiones favoritas, tendremos todos los números para que esa noche de póquer entre amigos sea todo un éxito. En lo referente al póquer online, esperemos que el sector sea coherente con las necesidades del mercado español y veamos cambios al respecto en un futuro próximo.
 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress