Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Viernes, 8 de septiembre de 2017
Informe de la asociación Nacional de Editores de Libros de Texto

El caos autonómico obliga a que un mismo libro de texto pueda tener hasta 25 versiones diferentes

[Img #12141]

 

La Asociación Nacional de Editores de Libros de Texto y Material de Enseñanza (ANELE) denuncia en su informe anual la caótica "diversidad curricular" que existe en España y que lleva a la publicación de un promedio de 25 versiones distintas de una misma materia, como es el caso de Ciencias Sociales de Primaria, o de 19 versiones de una asignatura "aparentemente neutra" como es Matemáticas.

 

"Existen diferencias muy importantes en el tratamiento de una asignatura según la comunidad autónoma", ha subrayado el presidente de esta organización, que ha advertido de que la LOMCE, lejos de lograr una mayor uniformidad en los contenidos, ha generado el "efecto contrario" porque permite a las autonomías definir sus currículos en una proporción mayor a lo que se hacía con las legislaciones anteriores.

 

El documento 'El libro Educativo en España. Curso 2017-2018' revela también que en Lengua de 6º de Primaria hay un promedio de 18,3 versiones, y en 4º, de 15, mientras que en Ciencias Naturales, hay 17,3 versiones en 6º y 15 en 4º. El presidente de ANELE ha indicado que incluso les han pedido "libros específicos para una isla con dos colegios".

 

"Hay más diversidad curricular y fragmentación que nunca. Nunca la había habido tanto en materias de aparente neutralidad como Matemáticas. En este país no sirve un mismo libro de Matemáticas para todos y esto es una barbaridad", ha señalado Moyano, que ha advertido de que mientras en España se editan al 50.000 libros distintos, en Francia la cifra se reduce a 2.000.

 

El director ejecutivo de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), Antonio María Avila, ha lamentado la intervención "desatinada y disparatada" de los poderes públicos, que, a su juicio, "legislan en exceso y sin medida". Si bien ha indicado que los editores no están en contra de la estructura autonómica, también ha indicado que los motivos por los que hay tanta diversidad de contenidos educativos no se debe a motivos pedagógicos, sino "políticos y económicos".

 

Los editores han indicado que los cambios legislativos, lejos de beneficiar al sector, le perjudica, y ha insistido en que lo deseable es una "estabilidad" normativa, que esperan que se logre en un futuro Pacto Social y Político por la Educación, para que los proyectos editoriales sean rentables para las editoriales. "A quien no le interesan los cambios continuos es al sector editorial porque es imposible amortizar un proyecto si no dura mas de tres o cuatro años". 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Ramiro
Fecha: Miércoles, 13 de septiembre de 2017 a las 10:01
¿Y quien tiene la culpa...?
Pues, obviamente el PP, que lleva seis años en el poder, y no han hecho nada, ABSOLUTAMENTE NADA, para evitarlo.
Realmente el PP y el PSOE son las dos caras de la misma moneda. Son dos partidos cobardes, Y TRAIDORES A LA UNIDAD DE ESPAÑA.
¡Además de llevarnos a todos a la ruina, poco a poco!

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress