Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Iñigo Caballero
Viernes, 6 de octubre de 2017

Mineras del cobre

En nuestra panorámica acerca de nuevas posibilidades de inversión en mercados desconocidos para los inversores españoles y, en concreto, en las bolsas de USA y Canadá, comenzábamos esta andadura comentando sobre los metales y el primero a estudiar es el cobre.


Volvemos a reiterar que la bolsa es un negocio de riesgo. Y de altísimo riesgo al intervenir muchas circunstancias y variables que, muchas veces no podemos controlar.


Sin embargo, podemos minimizar los riesgos, de manera previa a nuestra inversión, si consideramos TODOS los factores que están en nuestra mano para ver dónde ponemos nuestros euros.


Si en este artículo vamos a estudiar a fondo este metal, en días sucesivos y para que no se nos considere parciales, echaremos un vistazo sobre otros metales de moda y con muchas posibilidades de ganar dinero como son el zinc, el litio y el cobalto.


Tampoco nos olvidaremos de los metales preciosos, hoy tan en el candelero por causas políticas y bélicas – Corea del Norte frente a Trump  – como son el oro y la plata. Ambos ejercen una fascinación en el mundo inversor y muchos millonarios y multimillonarios como Jim Rogers apuestan hoy en día por el oro. Los estudiaremos a fondo para que nada quede en el tintero.


Pero, vayamos a nuestro cobre que marcha HOY y desde hace casi un año viento en popa a toda vela.


Indicábamos que el rallye alcista del cobre comenzó al final de 2016 cuando las mineras languidecían con el precio en 2,10 y luchaban por sobrevivir.


Es preciso hablar de las «grandes mineras» como Glencore, Freeport-MCMoran, Río Tinto, Antofagasta que desde esas fechas se han recuperado y el que puso sus euros en ellas ha conseguido un muy buen resultado.


Sin embargo, estas grandes sociedades que operan en muchos países y con muchas minas se encuentran super-endeudadas y en pleno proceso de reconversión (venta de minas) obligadas por sus banqueros.


Hoy tenemos que volver la vista hacia empresas medianas y pequeñas bien gestionadas y en países confiables.


De confianza son Estados Unidos, Canadá, Australia, algunos países de América como México, Chile o Perú. En principio, para controlar el riesgo me gusta olvidarme de algunos territorios como Zambia, Congo, Ghana, Indonesia donde sus gobernantes en algún momento – y muchas veces – sienten la tentación de extorsionar a las mineras.


Pensarán que me olvido de Europa y es así, porque escasos son los recursos mineros y la tradición minera de hace siglos parece olvidada.
En el caso de una gran minera canadiense, Teck Resources, sus propiedades en cobre y zinc quedan un poco en segundo término al ser un gran productor de carbón cuyo futuro empaña también sus enormes recursos de petróleo que, por cierto, comenzará a explotar en breve. Si menciono a Teck Resources es porque al día de hoy cotiza a un precio muy barato si tenemos en cuenta sus beneficios actuales. Es un valor a seguirle la pista.


El cobre, sería quizás mejor escribirlo con mayúsculas porque a sus precios actuales convierte a las empresas que lo explotan en verdaderas joyas de cualquier corona. Si no estuviéramos comentando también el oro y la plata, diríamos que las mineras de cobre son auténticas «minas de oro».


¿Por qué el cobre se ha puesto de moda ?


La primera razón que lleva a este metal hacia arriba es la disminución de su producción desde principios de este 2017 en países como Chile y Perú, grandes productores.


[Img #12361]La segunda y trascental razón es el auge y el futuro que le espera al coche eléctrico que hace que este vehículo lleve siete veces más cobre que un convencional de combustión.


También la creciente utilización de fibra óptica, sobre todo en China, hace que el consumo de cables aumente y con ello la demanda de cobre.


Promesas como la de Trump de mejorar las infraestructuras de Estados Unidos, impulsan el precio de este metal rojizo.


Durante el pasado mes de septiembre el precio medio de la libra de cobre alcanzó los 3 dólares.


Cuando hacemos una inversión en cualquier materia prima, para este humilde inversor, lo trascendental es seguir su precio en el mercado de metales de Londres y/o en el de Nueva York. En el siguiente enlace tendremos los precios de los metales de forma instantánea.
 


Por supuesto, si clicamos encima de «cobre» obtendremos todos los datos sobre este metal. Incluidos los gráficos de su comportamiento en días, meses o años. Reitero la trascendencia de seguir el precio para la buena salud de nuestro dinero.


Si después de varias jornadas de seguir la pista del cobre y nos convencemos de que estamos en el buen lugar y en el momento oportuno, el siguiente paso será estudiar qué mineras de cobre - para mi gusto pequeñas y medianas -nos convienen.


Mañana, si Dios quiere, explicaré cómo analizarlas a parte de los métodos tradicionales de análisis técnico, balances y cuentas de resultados.
 

Las mineras nos aportan una serie de datos «no financieros» que son centrales para decidir nuestra inversión.


Mientras tanto, sigan la pista de Taseko Mines y Copper Mountain pequeñas mineras cotizadas en la bolsa de Toronto.

 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress