Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Susana Antolín y Ascensión Corcuera
Martes, 24 de octubre de 2017
“Los grupos de independentistas concentrarán a sus miembros en la sede del Gobierno catalán, en el barrio Gótico de Barcelona, y en el edificio del Parlamento”

Miles de independentistas catalanes actuarán como “escudos humanos” para evitar que España retome el control del Gobierno y del Parlamento regional

Noticia clasificada en: Secesionismo en Cataluña

[Img #12495]

 

Los golpistas independentistas planean usar miles de “escudos humanos” para evitar que el Gobierno central retome el control de las instituciones catalanas como resultado de la aplicación del artículo 155 de la Constitución, según ha informado Bloomberg. Este medio de comunicación, especializado en información económica, explica que “los grupos de independentistas concentrarán a sus miembros en la sede del Gobierno catalán, en el barrio Gótico de Barcelona, y en el edificio del Parlamento”. También ha asegurado, citando dos fuentes conocedoras de este plan, que “esperan que la Policía utilice la fuerza para intentar cerrar las administraciones catalanas”.


Bloomberg subraya que los golpistas catalanes han demostrado que pueden conseguir cierto apoyo popular y recuerda que “una multitud, que la Guardia urbana estimó en 450.000 personas, se manifestó por el centro de la ciudad después de que Rajoy anunciara sus planes”. “Los funcionarios del Gobierno autonómico y muchos dentro de los Mossos y los medios de comunicación públicos no se retirarán sin luchar”, explica en Bloomberg la profesora de Ciencias Políticas  especializada en movimientos nacionalistas, Caroline Gray, de la universidad británica de Aston. También indica que “la gran pregunta es cómo Madrid, realmente, implementará sus acciones propuestas para Cataluña”.


En este orden de cosas, los bomberos de Cataluña han anunciado que “obedeceremos sólo la legalidad catalana, la que tiene toda nuestra legitimidad”. “No reconocemos ninguna más autoridad que nuestro presidente, nuestro Govern y nuestro Parlament”, aseguran en un comunicado difundido por Bomberos por la Independencia, que es una sectorial sindical de la ANC. El colectivo ha tomado esta decisión ante lo que definen como “la amenaza del Estado español de aplicar el artículo 155 de su Constitución”, que, según ellos, es “el ataque más grave que ha sufrido Cataluña desde 1939“. “No tenemos miedo. Saldremos a la calle las veces que sea necesario para defender los derechos y las libertades del pueblo catalán”, alardean.


Los bomberos golpistas pretenden que “nuestra causa es la democracia, una causa noble y justa” y recuerda que “la voluntad democrática del pueblo catalán expresada el 1 de octubre es la independencia de Catalunya, a pesar del terrorismo de estado que padecimos”. Finalmente, manifiestan que “las respuestas de España apoyan que la República Catalana es la única solución para garantizar nuestros derechos y supervivencia como pueblo”.


El Gobierno y las Fuerzas de Seguridad también son conscientes de este riesgo de desafío total al orden constitucional y, de hecho, en estos momentos cerca 35.000 efectivos de la Guardia Civil y de la Policía Nacional se encuentran desplegados en Cataluña, fundamentalmente en la provincia de Barcelona, con el objetivo de contener el Golpe de Estado secesionista que las instituciones regionales sediciosas podrían tratar de culminar en los próximos días con una declaración unilateral de independencia y con estrategias para paralizar por la fuerza la aplicación del artículo 155 de la Constitución.


De un modo especial hay que destacar la presencia en Cataluña de la práctica totalidad de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS), especializados en operaciones especiales y, fundamentalmente, en el mantenimiento del orden público en situaciones extremadamente delicadas por la existencia de grandes acumulaciones de población. Los GRS disponen de una base permantente en Barcelona, que ahora se ha visto reforzada con efectivos originarios de las unidades de Zaragoza, Valencia y Sevilla.


De actuar eficazmente en situaciones como las que pueden producirse en Cataluña, y especialmente en Barcelona, durante los próximos días, saben mucho los especialistas policiales del Grupo de Acción Rápida (GAR), especializados en la lucha antiterrorista, curtidos en la batalla contra ETA (muchos creen que fueron los auténticos artífices de la derrota de la organización terrorista) y ahora dedicados a combatir la amenaza yihadista. Prácticamente todas las unidades GAR se encuentran presentes en Cataluña, donde llegaron ya hace más de un mes, dispuestos a intervenir ante disturbios callejeros masivos, situaciones de extrema gravedad con personas en riesgo y amenazas con armas de fuego, o ante el secuestro de ciudadanos o la toma de instalaciones estratégicas. En esta tarea serían apoyados por el Grupo G.I.E de la Guardia Civil.


La respuesta de seguridad del Gobierno de Mariano Rajoy al Golpe de Estado catalán se complementa con la activación de un protocolo de vigilancia especial de los aeropuertos y del espacio aéreo que ya está en marcha, con una intensificación de la vigilancia por satélite, y con el traslado a Barcelona de una parte importante de los especialistas NRBQ, tanto de la Guardia Civil como del Ejército, dedicados a identificar, neutralizar y desactivar artefactos explosivos, incendiarios, biológicos y químicos.
 
 

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress