Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Por Eliyahu Kamisher (dpa)
Miércoles, 1 de noviembre de 2017
Desesperante situación económica

El declive de Hamas como fuerza que gobierna la Franja de Gaza

Noticia clasificada en: Israel

[Img #12567]

 

En junio de 2007, más de un año después de que Hamas ganara inesperadamente las elecciones legislativas palestinas, se desataron en las calles de la Franja de Gaza enfrentamientos entre esta organización radical islámica y su gran rival, el partido Al Fatah, del presidente Mahmud Abbas.

 

Hamas expulsó a los líderes de Al Fatah de la Franja de Gaza en una guerra civil brutal. Sin embargo, diez años después de que tomara el control del territorio palestino, la situación financiera de Hamas es desesperante, debido al sofocante bloqueo impuesto a la Franja por Israel y Egipto. Cada vez más palestinos atribuyen a Hamas la responsabilidad por el deterioro de la situación humanitaria en el enclave mediterráneo.

 

Ahora, bajo una inmensa presión, Hamas ha decidido deshacerse de la pesada carga que supone gobernar la Franja de Gaza.

 

El miércoles, los pasos fronterizos en la Franja de Gaza con Egipto e Israel fueron puestos bajo control de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), el Gobierno dominado por Al Fatah en Cisjordania. El traspaso fue el primer gran avance en el frágil proceso de reunificar Cisjordania y la Franja de Gaza bajo el Gobierno de la ANP, reconocido internacionalmente.

 

"Si uno está gobernando a dos millones de personas que necesitan de todo -trabajo, infraestructura, libertad de movimiento, electricidad y atención médica-, Hamas comprende que hay grandes desafíos", dice Waleed al Mudallah, un profesor de ciencias políticas de la Universidad Islámica en Gaza.

 

"Ellos (Hamas) intentaron arreglar muchas cosas pero al final se dieron cuenta de que tienen un problema y que necesitan abandonar el poder para mantener el apoyo del pueblo", explica Al Mudallah.

 

Tres guerras con Israel habían dejado a Hamas exhausto y cada vez menos inclinado a provocar a su poderoso vecino. Su objetivo de "liberar a Palestina y hacer frente al proyecto sionista" parecía haberse extraviado en medio de los problemas cotidianos que tiene que resolver gobernando a una población asediada.

 

La situación humanitaria en la Franja de Gaza es deprimente, debido a que el presidente Abbas, líder de Al Fatah, ha reducido los pagos de electricidad y servicios médicos en un intento por forzar a Hamas a ceder el poder. Y el tráfico de mercancías que salen y entran en la Franja ha estado sometido a un control estricto por parte de Israel y Egipto en los últimos diez años.

 

"En estas condiciones hay una bomba de tiempo, porque Hamas no puede atender las necesidades del pueblo", dice Mudallah. "Ellos saben que si se mantienen aferrados a su posición política, la situación va a ser aún más dura para Gaza".

 

Desde su ruptura, Al Fatah y Hamas han firmado en al menos seis ocasiones acuerdos de reconciliación. Cada acuerdo despertó la esperanza de que el movimiento nacional palestino pudiera superar sus divisiones, pero las disputas entre las dos organizaciones inevitablemente volvieron a aparecer.

 

Hamas, que está catalogada como grupo terrorista por Israel, Estados Unidos y la Unión Europea, ha rechazado categóricamente mantener conversaciones sobre el desmantelamiento de su fuerza militar, que incluye a 25.000 milicianos, un arsenal de misiles y una red de túneles subterráneos que conducen a territorio israelí.

 

"En realidad, el único problema" es el control militar de la Franja de Gaza por parte de Hamas, dijo Nabil Shaath, uno de los principales asesores de Abbas, en una entrevista telefónica.

 

En septiembre, Hamas dio muestras de su voluntad decisiva de superar las divisiones disolviendo el órgano de gobierno para asuntos civiles en Gaza e invitando a la ANP a asumir el control de los ministerios.

 

El renovado esfuerzo de reconciliación fue precedido en mayo por la elección de Ismail Haniyeh y Yahya Sinwar para ocupar los dos principales puestos de poder en Hamas. Según los analistas, la elección de dos líderes que viven en Gaza y no en el exilio ha permitido que Hamas se haya vuelto más sensible a la insostenible situación humanitaria.

 

Usando un lenguaje inusualmente feroz, Sinwar, quien pasó 22 años en una cárcel israelí, dijo que "le romperá el cuello a cualquiera que se oponga a la reconciliación".

 

Aunque Hamas ha permitido a la ANP "ejercer plenamente sus funciones" en Gaza, tal como estipula el acuerdo, el poder militar de la organización islamista se mantiene intacto.

 

"Creo que después de diez años de experiencia, ellos se dieron cuenta de que lo que habían ganado en términos políticos por su papel de resistencia (contra Israel) lo están perdiendo por su papel como Gobierno", explicó a dpa Ghassan Jatib, profesor de estudios árabes de la Universidad Birzeit, en Ramallah.

 

Jatib no descarta que Hamas intente imitar el "modelo Hizbolá" en el Líbano, donde este grupo extremista mantiene el control militar del territorio mientras que el Gobierno central se ocupa de los asuntos civiles.

 

Mudallah comparte esta opinión: Hamas "es un movimiento de resistencia, no un partido político. No quiere involucrarse en cuestiones políticas, sobre todo cuando estas son controladas por el régimen israelí y los países árabes".

 

Abbas ha rechazado claramente tal modelo, al afirmar en una entrevista concedida a la televisión egipcia: "Somos un solo Estado, un solo sistema, una sola ley y una sola arma".

 

Sin embargo, Hamas no ha mostrado ninguna disposición a renunciar a sus "armas de resistencia", a pesar de entregar el control de los asuntos civiles a la ANP.

 

"Para Hamas se ha acabado el tiempo para discutir sobre el reconocimiento de Israel", dijo Sinwar a un grupo de jóvenes palestinos en la Franja de Gaza. "Ahora, la discusión gira sobre cuándo vamos a eliminar a Israel".

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress