Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

David R.
Martes, 7 de noviembre de 2017
Jugar con fuego

Razones por las que habrá elecciones anticipadas en España

[Img #12614]El proceso secesionista ha tenido, tiene y tendrá importantes consecuencias socio-políticas, económicas y de todo orden. Una de ellas es la convocatoria de unas inminentes elcciones al parlamento de Cataluña (21.12.2017) y van 11 desde las primeras en 1980 hasta las últimas en el año 2015.

 

Su inevitabilidad se deriva de los acuerdos alcanzados por el Gobierno del PP con el PSOE y con Ciudadanos para la aplicación del manido artículo 155 de la CE.

 

Elecciones que Ciudadanos viene pidiendo desde hace meses; a cuya convocatoria puso plazo el PSOE de Pedro Sánchez  (seis meses), plazo que públicamente asumió el Gobierno de Mariano Rajoy, pero que ha decidido acelerar al máximo de lo que permite el articulado de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG), para intentar pillar con "el paso cambiado" a muchos.

 

Estos tres actores de la arena política toman estas trascendentales decisiones en base a los resultados que les remiten las encuestas privadas y secretas que contratan.

 

Concedo importancia a esas encuestas privadas que manejan los grande partidos porque son encargadas a empresas de prestigio, que cobran mucho dinero por esos complejos trabajos y sus resultados son lógicamente confidenciales.

 

No son trabajos basados en una cuestación teléfonica con un "universo de población" de 900 personas/llamadas (como los que contratan algunos medios de comunicación, o llevan a la práctica ellos mismos), sino en un estudio más serio con grupos poblacionales de entre 1.500 a 2.000 personas, combinando diferentes técnicas de obtención y posterior elaboración, que incluyen el análisis multivariable, el de camino (Path analysis) o regresión, el factorial, y la comparación entre múltiples trabajos y tendencias, lo que algunos llamamos “meta-encuestas".

 

Hace tan solo 50 años esas metodologías eran concebibles pero imposibles, porque no existían ni el harware ni el software necesario para ejecutar en tiempo útil los millones de cálculos que implican.

 

Pero lo que está ocurriendo en Cataluña y lo que va a ocurrir en próximas fechas es tan extraordinario que puede alterar esas sofisticadas previsiones; recordar la reciente y desastrosa disfunción entre pronósticos y escrutinio en las últimas elecciones francesas y en el referéndum en Gran Bretaña.

 

Un buen amigo de Barcelona me decía el otro día: "imaginemos un resultado electoral con un incremento de las posiciones independentistas de tal manera que lleguen al 55%, en ese posible caso, ¿Qué haces?". Mi amigo, experto en la materia, mostraba preocupación al respecto, preocupación que comparto.

 

La celebración de elecciones autonómicas en  Cataluña, en condiciones de normalidad democrática, libertad,  legalidad, y verificabilidad (algo difícil de imaginar a día de hoy) nos depara un resultado imprevisible, condicionado por los efectos que genere la intervención de la autonomía, las actuaciones judiciales y la respuesta de los secesionistas.

 

Pero creo que una de las más graves consecuencias del “procés" va a ser la convocatoria de unas elecciones anticipadasa nivel nacional, lo que implica no solo un adelanto electoral con la consiguiente inconclusión de la legislatura, sino la apertura de otra gran incertidumbre: el resultado electoral en España.

 

Porque la celebración de unas elecciones generales anticipadas, exactamente igual que en Cataluña, serán consecuencia de la desestabilización del sistema, y se llevarán a cabo en una situación de anormalidad y excepcionalidad.

 

Como no tenemos precedentes similares en esta democracia, resulta extremadamente difícil analizar, y mucho más pronosticar, pero es bastante sencillo concluir que tal complejidad puede deparar sorpresas.

 

Es cierto que tenemos referencias, pero yo solo las encuentro cuando repaso la historia moderna y contemporánea, y salvando las distancias temporales, a mí, ese repaso me lleva más al temor que a la esperanza.

 

Recordemos el mito de Pandora. Cuando Pandora atinó a tapar la tinaja que contenía todos los males del mundo de los humanos, consciente de la gravedad de no haber cumpido la instrucción de Zeus, lo único que quedó en el fondo de la tinaja fue la esperanza; de ahí proviene el dicho "lo último que se pierde es la esperanza”.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress