Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Iñigo Caballero
Viernes, 10 de noviembre de 2017

Dándole vueltas a los números

Ayer aburríamos – viene de burro, seguro – con unos cálculos sobre la manera de prever los beneficios de las mineras de cobre. En principio los números sirven para cualquier empresa, pero en el caso de estas compañías es mucho más fácil llevar a cabo la investigación sobre sus resultados.


Una de las grandes ventajas de las minas de metales cotizados en las bolsas de Londres o Nueva York es la transparencia de precios y cantidades que se venden que se ven de forma instantánea. Es el caso del oro, plata, platino y paladio por una parte y por la otra los metales de consumo industrial como nuestro cobre, el estaño, el zinc, el plomo, el níquel y el aluminio.


Los otros metales de moda, el litio y el cobalto tienen poca o muy poca transparencia ya que no cotizan por el momento, en las bolsas de materias primas. También el vanadio, que vuelve a convulsionar su particular mercado carece de visibilidad para los inversores. Sería muy de desear que todos ellos cotizaran y así, los inversores podrían hacer sus cálculos sin necesidad de fiarse de nadie.
 

En estas páginas hablamos del super-fashion litio y necesitaremos más espacio para dedicarle explicaciones necesarias que otros medios han obviado.
 

Si el litio está en boca de todos por ese VE – el deseado – no lo es menos el cobalto que parece le va a comer la tostada. El principal problema del cobalto es que su producción procede en un 80% del exCongo belga y de minas sin demasiados miramientos con la seguridad y el trabajo infantil.
Varios proyectos de cobalto se encuentran a punto de caramelo en Canadá (Royal Nickel Corp.) y en USA (Ecobalt). Ambos con los reglamentarios permisos para empezar. Los comentaremos en otro momento por su interés en un mercado de mucha demanda y que puede deparar inmensas satisfacciones a los inversores si los compramos en el momento adecuado.

 

Volvamos a nuestra promesa de explicar con datos concretos los resultados de Copper Mountain, nuestra favorita para el cobre.
El pasado lunes seis de noviembre publicaba su 3Q 2017 que resultó espectacular como se preveía. El consenso de analistas pronosticaba un beneficio por acción – trimestral – de cinco céntimos $CAD y ha resultado nada menos que de 0,15 $CAD… Ven cuando a los analistas los califico como analistos… no me estoy equivocando. Analista es sinónimo de alguien alérgico a las calculadoras, a los numeritos y que se encierra en su despacho para tomar café…

 

Vayamos a Copper Mountain con datos de producción que publicaba una semana antes de 20,9 millones de libras de cobre, 6.700 onzas de oro y 79.300 onzas de plata. Los precios medios de venta fueron, para el cobre de 2,91 US $, para el oro de 1.286 US$ la onza y para la plata 17,05 la onza.
 

Un detalle inadvertido en este 3Q 2017 es que el precio medio obtenido de 2,91 es superior – ligeramente – al precio medio del trimestre que es de 2,88 US$. Nos referimos al cobre.
 

Si se deciden a entrar en esta pequeña minera canadiense es preciso calcular qué pasará en el futuro inmediato y mirar con detalle la próxima publicación de resultados del 4Q 2017 que será hacia principios de febrero de 2018.
 

Hagamos de pitonisos del cobre. El precio medio del cobre del mes pasado – octubre 2017 – fue de 3,08 US $ y el de la semana pasada de 3,11 US $. Esta semana el metal se ha movido desde el inicio a 3,14 y, a media sesión del viernes diez de noviembre hasta los 3,09 US $ que dará – aproximadamente – una media de unos 3,11 US $, repitiendo el guarismo de la semana anterior: 3,11.
 

A estos precios no hay que ser un lince para pronosticar los resultados del 4Q 2017 de Copper Mountain. Los precios del último trimestre del año tienden a ser más altos ya que hay menos días laborables – menos producción minera – y el invierno afecta de forma negativa a muchas minas – entre ellas nuestra favorita -.
 

La baja le afectará algo y esperamos que la producción sea de alrededor de 19 Millones de libras de cobre. Por el lado positivo los precios serán como un siete por ciento superiores de manera que compensará el descenso de la producción. Moraleja, Copper Mountain repetirá en el 4Q los resultados del 3Q.
 

Realicemos un nuevo cálculo. El beneficio de 26 millones de $ CAD se repetirá dando una cifra de unos 50 millones de dólares semestrales netos de polvo y paja. Seamos pesimistas y negativas y que el resto del año se quede en tablas. Cómo se puede valorar una empresa con 50 millones de dólares CAD… Una valoración mínima nos daría una cifra siete veces superior (un PER de siete). Es decir 350 $ millones de CAD. SI lo dividimos por el número de acciones (146,4 millones) nos dará una cifra de 2,39 $ CAD que es el precio que alcanzará la cotización en febrero… pero puede ser mucho más si el cobre se mantiene a estos niveles. Copper Mountain cerraba el jueves a 1,76 $ CAD. Tiene, pues, un recorrido alcista del 35%.
 

Nuestra otra favorita del cobre, Taseko Mines, tiene, aún, mejores perspectivas, pero le cuesta arrancarse por soleares… la estudiaremos dentro de un par de semanas, siempre si Dios quiere, para no asustar a nuestros lectores.

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress